Un piso reformado con extra de luminosidad

La abertura de amplios ventanales y la ausencia de tabiques innecesarios fueron claves en la reforma de esta vivienda madrileña, en la que predomina una decoración actual y sosegada donde todo encaja como en un puzle.

Al partir de una base original oscura y muy dividida sorprende aún más comprobar los excelentes resultados de este piso tras su reforma. Fueron los interioristas Alicia Sánchez Moreno y Alberto Moreno Martín, del estudio Mill-House, los creadores de la abundante luz natural y del espacio gracias a sus buenas ideas. La inteligente apertura de la terraza hacia el interior de la vivienda fue quizás el origen para una decoración acertada.

La apuesta fue ampliar el acceso a un ventanal formato XXL de total apertura que actúa como linterna natural; el suelo de la terraza, de lamas de teca, se prolonga hacia el interior, también por las paredes, formando una original bancada a poca altura, muy útil como asiento extra del estar. Desde aquí comienza una estudiada distribución milimétrica, con las zonas comunes ligadas entre sí. La cocina, organizada en un solo frente, se ubica en la misma estancia del estar; como separación se instaló una barra fija de Silestone que actúa de comedor. La unificación de colores con la base predominante del blanco fue clave también a la hora de crear sensación de conjunto en todos los ambientes. Otro nexo decorativo importante fue la elección del mismo suelo de tarima para toda la vivienda, cálido y agradable al tacto. En sintonía con esta unidad, cada espacio se dotó de personalidad y fuerza propia con detalles en una sola gama de color: los azules triunfan en el salón, cocina y comedor, mientras que los rojos predominan en el dormitorio principal.

La sosegada presencia del blanco y la madera componen el escenario perfecto para contar con detalles algo más llamativos, como el papel de aire retro de la zona de descanso, sin que afecten al calmado ambiente que reina en toda la casa. El cuarto de baño se transformó al sustituir la puerta tradicional por una corredera lo que, además, permitió ganarle espacio. La única ventana al exterior se encontraba sobre la bañera; por eso, tras la obra, ésta se sustituyó por un plato de ducha de pared a pared con un cristal fijo que permite el flujo de la luz natural por la estancia. El blanco, en todas sus versiones, se alterna con el negro en muebles y complementos.
 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles bien elegidos

La importancia de la libre circulación entre espacios fue motivo suficiente para optar por un modelo esquinero, rematado en chaise longue, en lugar de los clásicos sofás en ángulo. Con esta solución el ahorro de espacio es considerable sin restar asientos. Sofá, de Roche Bobois. Mesas de centro y auxiliar, de BoConcept. Velas, jarrones y cajas, de la firma Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón bien engamado

Los muebles principales de la zona de estar juegan entre el blanco y el negro en sus acabados, salpicados de cojines y complementos en azul. Sofá esquinero en cuero blanco, de Roche Bobois. Cojines, de Gastón y Daniela. Mesa de centro, de BoConcept. Alfombra de pelo, de Ikea. El cuadro es una foto adquirida en la Galería Vértice, de Oviedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Junto a la ventana

El acceso a la terraza consta de un amplio escalón de madera que se usa como asiento extra para la zona de tertulia. Unos cojines y lamparitas sobre la bancada son sus complementos. Almohadones, de Gastón y Daniela. Esfera luminosa modelo Glow Ball, de la firma Flos. Taburete, de Ikea. Lamparita de vidrio con pantalla negra, de BoConcept

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zonas de almacén

Las estanterías de suelo a techo, repletas de volúmenes, pueden restar espacio visualmente. Lo ideal es aligerar su aspecto intercalando libros con cuadros, fotos, recuerdos... Mueble diseñado y realizado a medida por el estudio de Mill-House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor y salón en el mismo espacio

Salón y cocina se funden en un mismo espacio compartido; por este motivo, el frente de armarios se eligió blanco, para integrarlo mejor. Armarios de cocina, acabados en blanco, diseñados y realizados a medida por Mill-House. En primer plano, jarrón, de Zara Home sobre una mesa, de BoConcept.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio de reunión

El comedor está compuesto por una barra de Silestone -idéntica al de la encimera de la cocina- que actúa como mesa y elemento separador. Sillas, diseño de los Eames, de venta en Vitra. Lámpara suspendida modelo Glow Ball, de la firma Flos. Sobre la mesa, menaje de Ikea, Zara Home y Usera Usera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ropa de cama coordinada

En el caso de desear alg cuadrante o una manta en tonos intensos, es preferible diluir su estridencia entre sanas blancas que solo resalten su belleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio muy especial

El punto focal decorativo en el dormitorio es, sin duda, el psicodélico papel pintado que preside la pared del cabecero. Con el objetivo de resaltarlo y evitar la estridencia, tanto paredes como muebles se eligieron en blanco. Papel pintado, de Elitis. Colcha blanca, con cuadrantes a juego y manta estampada, de Zara Home. Plaid rojo, de Ikea. Cabecero diseñado por el estudio Mill-House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles auxiliares

Piezas de marcado diseño enriquecen con su originalidad el dormitorio, en concreto, las llamativas mesillas redondas. Todo un clásico de Kartell. Módulo redondo modelo Componibili, de Kartell. Lámpara de suspensión, de Habitat. Jarrón, de Ikea. Cuadrantes, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño bicolor

En el cuarto de baño predomina la gama del blanco como medio para reflejar la luz natural. La presencia de elementos en negro y detalles en naranja ayuda a crear profundidad. Mueble para el lavabo diseñado por Mill-House. Grifería de la ducha, de Grohe. Toallas, de Ikea y Zara Home. Monomando para lavabo, de Rovira

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y detalles de la reforma

- Los papeles estampados de gran formato, en especial si van a cubrir una superficie amplia, deben acoplarse perfectamente e integrarse con la decoración; de lo contrario, provocarán rechazo. Lo ideal es reservarlos a una sola pared y pintar el resto en blanco o en un tono muy clarito acorde con el dibujo.
- En un entorno con presencia de color en la pared o en los complementos, lo más adecuado es optar por muebles acabados en blanco y huir de los modelos de grandes dimensiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas