Un apartamento con decoración industrial

Después de una reforma bien pensada, este piso estrena un interiorismo acogedor y una distribución óptima. Menos tabiques, más madera y cristal y soluciones a medida son claves. 

La interiorista Alejandra Pombo se encargó de la reforma de esta luminosa vivienda madrileña, situada en la zona de Nuevos Ministerios. Acabadas las obras, sorprenden por igual la distribución, funcional y moderna, y el interiorismo, acogedor y con una estética actual, que combina blanco con materiales como la madera y el cristal. En cuanto a la organización espacial, destaca la creación de una gran estancia, que comparten salón-comedor-cocina. En realidad, la zona de estar se separa del resto mediante un cerramiento de cristal, corredero.

En el día a día, su transparencia hace que la conexión visual y la luminosidad extraordinaria sean suficientes para percibirlos como un único espacio. Para los revestimientos, la interiorista apostó por la uniformidad: blanco en las paredes y una tarima de roble europeo tratado al aceite, un tándem elegante que proporciona a la vivienda unidad cromática. Tan solo cambió el color blanco por un gris oscuro en el salón, en un entrante de la pared, donde así delimitó el rincón de trabajo, y en una hornacina horizontal, extra larga, sobre el sofá, para exponer con estilo diversos objetos decorativos.

Capítulo aparte merecen el dormitorio y el cuarto de baño-vestidor. En el primero, un cabecero lacado y liso, que integra unas originales mesillas con cajón volado, es un diseño impecable, que también aporta calidez a la zona de descanso. Para el baño, la interiorista proyectó una distribución funcional. En primer lugar, creó un espacio independiente para el inodoro. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambiente acogedor

El juego de claroscuros en tapicerías y paredes da a cada pieza mayor relieve visual. El mix de cojines en contraste y la alfombra, con un dúo cromático impactante, hacen más cálido el estar y dinamizan la decoración.

Sofá en L y chaise longue, diseñados por Pombo Estudio, con tapicería de Pedro Ros. Cojines y plaid, de Becara. Alfombra de The Rug Company, en BSB. Mesas: de centro y auxiliares, de Hanbel. Reforma de la interiorista Alejandra Pombo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La dosis justa…

Mezclar colores está bien, pero sin llegar a la saturación. ¿Cómo lograr un equilibrio cromático? La respuesta, en este mix cojines-alfombra de este salón. Cojines, de Becara. Alfombra, de The Rug Company, en BSB.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles y reformas

Dar varias vueltas al proyecto es garantía de éxito. La nueva casa debe adaptarse como un guante a las necesidades y gustos del propietario. Perfecta la hornacina sobre el sofá para lucir cualquier objeto; también hay que considerar su color, medidas, iluminación...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con vistas

La terraza cubierta con sofá y mesa, hechos con palés por Pellet Maderas Cepa, y taburetes, de Hanbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El estilo recycled en espacios al aire libre

Para hacer el sofá y la mesa de centro, de Pellet Maderas Cepa, se reciclaron varios palés y se pintaron en blanco. ¿Más confort? Una colchoneta tapizada y cojines, de Francisco Segarra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gris urbano

El color oscuro, por contraste, delimita este luminoso espacio de trabajo dentro del salón, bien ubicado en un entrante de la pared.

Escritorio y librería, de Pombo Estudio, en hierro y madera de derribo. Sillón, de Hanbel. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Objetos vintage

La fiebre vintage apuesta por decorar con piezas de ayer, como esta máquina. Pero además, si tienes una y funciona, sorprende a familia y amigos escribiendo con ella la próxima invitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón casi diáfano

Un cerramiento de cristal, corredero, conecta visualmente, y comunica, la zona de estar y el espacio que comparten el comedor y la cocina.
Su transparencia crea sensación de mayor amplitud y potencia la luminosidad.

A destacar, el pilar de hormigón, un elemento loft-factory que armoniza con los muebles de hierro forjado y madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Libre circulación en el comedor

La madera natural y el blanco, además del mobiliario de forja, componen un ambiente armónico y equilibrado en el comedor. Su distribución acertada respeta las zonas de paso.

Mesa diseñada por Pombo Estudio, con sobre de madera de derribo y pie de forja. Sillones, de Vitra. Lámpara, de Hanbel. Camino de mesa, bandejas, cestas y jarrones, de Ikea. Aire acondicionado split, de Samsung. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lámparas…

La luz que proyectan y su efecto es lo más importante. Pero el diseño los sigue de cerca. Si eliges un modelo que sume estilo y tenga impacto visual, el ambiente saldrá ganando. Lámpara, de Hanbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

Las ventanas condicionaron la distribución del mobiliario, resuelta con acierto. Delante de ellas, solo hay encimera y armarios bajos. La isla multifunción y la barra favorecen la conexión visual con el comedor mientras se cocina.

Lámparas, de Años Luz. Hornos, de Neff.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Colores entonados

Resulta muy natural la presentación de esta mesa que, además, armoniza con los muebles en madera y forja del comedor. Observa el tuyo y piensa en otras opciones para presentar la mesa en cuanto tengas ocasión. Menaje, de Ikea. Aceites, de La Chinata. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios comunicados

El cristal logra que la luz se propague de una a otra parte de la casa. Plus de interiorismo: una barra extra larga, que separa la cocina del comedor y permite la conexión visual entre ambos. Se utiliza como mesa alta para desayunos y comidas informales.

Cocina, diseñada por Pombo Estudio y realizada por Neuhaus a Doc. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina con isla

En la pared del fondo, muebles hasta el techo con hornos integrados, separados por un módulo abierto, práctico para menaje y objetos decorativos.

En el centro, una isla equipada con vitrocerámica, fregadero, una amplia superficie de trabajo y más armarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio principal

Plaid de lino en pistacho y cojines grises y blancos, de Kieffer by Rubelli, en Dolz Colección. Cojín verde y plaid con motivos geométricos, de Nya Nordiska en Macarena Saiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio

El uso de varios colores es clave para dar más interés visual al dormitorio: mientras el cabecero gris suaviza la intensidad del canapé negro, varios cojines pizarra se alternan con otros blancos. El color sorpresa, que focaliza la atención: un pistacho en uno de los cojines y dos plaids

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lavabo suspendido

Junto a la entrada al baño desde el dormitorio, la puerta entreabierta que separa el inodoro y un gran toallero radiador, próximo a la cabina de ducha. En primer plano se aprecia mejor la solución para situar el lavabo, casi en el centro del baño: una hoja de cristal montada sobre un murete a media altura, que permite el anclaje del lavabo y la instalación de las tomas de aguas.

Grifo monomando, de Leroy Merlin. Las toallas son de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más claridad

El cristal es clave en la distribución del baño, donde el lavabo no se adosó a una pared, sino a la mampara de la ducha, con cristal translúcido hasta media altura.

Lavabo, espejo y mesilla diseñados por Pombo Estudio. En la ducha, hidráulico, de La Serena. La escultura sobre la mesilla es de María José Alonso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y distribución de la vivienda

Revestimientos: en un espacio con paredes blancas y tarima de roble las opciones decorativas son infinitas. En este caso, se apuesta por un look urbano donde el cabecero gris claro se alía con el blanco para matizar la sobriedad del canapé negro.

Los textiles: en este esquema decorativo, con una paleta cromática inicial tan reducida, los textiles dan ese toque de estilo. Femenino, glamuroso, sereno, elegante, exótico...

Aquí, los cojines y  la funda multiplican el trío blanco-negro-gris, por eso tiene tanto impacto visual la introducción del color pistacho. Es cuestión de elegir un color y apostar por él. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas