Un piso elegante con toques azules

Un piso reformado de 70 m2 con espacios integrados, plenos de un interiorismo con notas nórdicas, fresco, actual y desenfadado. Una mezcla impecable.

Piso decorado en azul
Mauricio Fuertes

Es una delicia visitar este piso barcelonés cuando la luz intensa se cuela por los ventanales y lo inunda todo. Aunque la base que tenía la vivienda era buena, precisaba de una reforma para ganar amplitud y conexión entre los ambientes. La interiorista Meritxell Ribé se encargó de darle una nueva imagen, más fresca y de factura impecable. Todas las piezas escogidas, así como los acabados, unifican los ambientes, con guiños al estilo nórdico a través del uso de madera y de las tonalidades suaves.

La presencia del color azul en complementos y textiles aporta ese aire mediterráneo sosegado, sobre una gama de blancos, tierras y grises suaves. En la remodelación, además de abrir la cocina al recibidor y al salón e integrar el baño y el vestidor en el dormitorio principal, se instaló un suelo de parqué natural en roble blanquecino, se lacaron las puertas en color blanco y se panelaron los frentes de armarios de la entrada y del dormitorio. Todas las paredes de la zona de día se revistieron con un papel textil en lino natural, de la firma Vescom, en tonos tierra. Desde el salón se accede a un cuarto multifuncional a través de unas puertas correderas, ubicadas junto al comedor. La luz natural que se cuela por el ventanal alcanza la cocina al eliminar parte de uno de los tabiques y sustituirlo por un vano con una barra de desayunos.

El dormitorio principal ha sido concebido por la interiorista como una suite con vestidor y baño. Un tabique de cristal separa estos dos ambientes y favorece al mismo tiempo la continuidad visual. Meritxell ideó esta solución para que el baño, una estancia interior, recibiese también luz natural desde el dormitorio. Éste mantiene la unidad decorativa con el resto de la vivienda y presume de intimidad. Son los destellos cromáticos los que aportan dinamismo y un extra de calidez. Esta vivienda envuelve con un interiorismo que transmite sosiego.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El salón

Mueble, de Zalf, según un diseño del Estudio Meritxell Ribé, responsable del proyecto. Las telas indias que visten el puf también proceden del estudio. Pufs: en azul oscuro, del Estudio Meritxell Ribé, y en azul celeste modelo Slumber, de Casalis. Bolso de fieltro gris, de Bossvi. Lámpara de pie, de Mantra (www.mantrailuminacion.com).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piezas auxiliares

Dada la sencillez de líneas del mobiliario de grandes dimensiones de este proyecto, son los auxiliares los que personalizan y matizan el estilo de cada uno de los ambientes. Mesa pintada por el Estudio Meritxell Ribé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo un lujo
Mauricio Fuertes

A través de un ventanal acristalado de generosas dimensiones la zona de día conecta con el exterior. La terraza, con un pavimento de lamas de madera, hace de transición y se convierte en una prolongación del estar en los meses estivales. Un mueble librería volado, que oculta los audiovisuales detrás de un panel corredero, preside el salón.

Sofá Rest, de Muuto, tapizado con telas, de Kvadrat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de tejidos y estampados en los cojines

Lisos y geométricos, rectangulares, cuadrados y redondos, en lino, lana y algodón. ¡Viva la variedad! Son imprescindibles. En la imagen, diseños de venta en Mosliving.com.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El quid de la cuestión

La decoración y las soluciones distributivas que se han proyectado en la reforma tenían como objetivo comunicar los espacios y conseguir que la organización espacial resultase natural, práctica y sorprendente.

Mesas auxiliares: metálica, pintada en blanco por el Estudio Meritxell Ribé, y en madera de nogal y plato de cerámica en blanco, modelo Apu 2, de Zeitraum. Alfombra Victoria 2, de Nanimarquina. Cojines, de Hay, adquiridos en
www.mosliving.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡De diez!

Trás el comedor, una de las habitaciones se convirtió en un dormitorio para invitados, zona de descanso y despacho. Con una decoración mimada, se concibe como un espacio anexo al comedor, separado por dos puertas correderas. Se escogió un sofá-cama, tapizado en tejido de lino en color gris y patas en roble. Las paredes se pintaron en azul para reforzar la sensación de profundidad.

Sofá modelo Fiftynine, de Innovation. Cojines, de la firma Sancal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recursos de color

Blanco, azul y madera predominan en los acabados en toda la vivienda y consiguen ese apreciado efecto de unidad en todos los espacios. El comedor se mantiene fiel al estilo con piezas exquisitas por su sencillez: una mesa de líneas redondeadas en madera y sillas que introducen color.

Lámpara suspendida Sonora 411, de Oluce. Mesa extensible en roble Bridge L, de Case. Sillas AAC13, de Hay, tapizadas con tela, de Kvadrat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sucesión de ambientes

El sofá delimita el espacio que ocupan el comedor y el estar. Al fondo, las puertas correderas se abren para descubrir una estancia multifuncional.

Escritorio Belharra, de la firma Treku. Silla AAC10, de Hay. Lámpara de pie Havanna, de Foscarini. Sobre la mesa, lámpara Looker (www.mantrailuminacion.com).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La madera, acabado infalible

El proyecto se articula alrededor de este cálido y elegante material. Está presente en el suelo, revestido con un parqué natural en roble envejecido, y en el mobiliario de toda la casa. Lámpara de mesa Looker, de Mantra (www.mantrailuminacion.com).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

Gana en luminosidad al derribar uno de los tabiques y transformarlo en una barra de desayunos y comidas rápidas, sobre la que se suspenden dos actuales lámparas con el cable de color.La ausencia de puerta la integra también en el recibidor de la vivienda.

La encimera original en negro y gris se ha sustituido por una en piedra blanca, coordinada con el suelo en microcemento. Un revestimiento color piedra, de Kerlite, protege el frente del área de trabajo.

La encimera está realizada con la misma madera en roble natural que el parqué de la vivienda, modelo Century White, de Winco, adquirido e instalado por Studioparquet.

Taburetes, de Hay, con patas en madera de roble y asiento en polipropileno en color blanco. Botes y lámparas Bulb, de &Tradition, adquiridos en www.mosliving.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cálida bienvenida

Uno de los objetivos de la reforma era unificar espacios, aunque manteniendo la funcionalidad y personalidad de cada uno. Así se ideó este acaba do para el recibidor, que integra la puerta de acceso y un armario gracias a un panelado de lamas de madera en color blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las alfombras

Dan una lección de estilo a ras de suelo. Cada estancia luce un modelo adecuado. Estampados y colores acaparan miradas sin restar liviandad a los ambientes. Este motivo geométrico pertenece al diseño que cubre el suelo en la zona del recibidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Área de descanso

El papel pintado que reviste todas las paredes personaliza este espacio, decorado en tonalidades neutras, que sosiegan y pausan el ritmo. Las telas se encargan de la calidez y hacen único un dormitorio con mucha luminosidad. A la izquierda de la imagen se aprecia el detalle de los armarios, panelados con lamas de madera en color blanco, el mismo recurso utilizado en el recibidor.

Tanto el papel del cabecero como el diseño que reviste el resto de paredes es de Khroma. Mesita Apu, de Zeitraum con pie en madera de nogal y sobre de cerámica en color blanco. Lámpara Postkrisi, de Catellani&Smith. Ropa de cama, cojines y plaid, de Filocolore. Estructura de cama Malou, de la firma Bontempi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El juego de la luz

Uno de los objetivos del proyecto de remodelación de la vivienda fue que la luz natural alcanzase todos los rincones. Además, la planificación de las luminarias crea una atmósfera sosegada en cada estancia a través de modelos de diseño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambientes unidos

El vestidor y el baño, aunque independientes, se comunican visualmente a través de un tabique acristalado, que filtra la luz del dormitorio hacia el baño. El estilo mediterráneo con pinceladas nórdicas se mantiene en este ambiente. Aquí,
la cómoda hace las veces de tocador con un espejo y una lámpara de techo.

Puf, del Estudio Meritxell Ribé. Aparador Nordic, de Ethnicraft, en madera de roble. Lámpara, de Kartell.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Marinero chic

El frente principal del baño determina el estilo con su marcado revestimiento de baldosas vítreas en azul con destellos metalizados.
El resto de paredes y el suelo se ha revestido con microcemento en color blanco. Es el contraste lo que marca la estética con acierto.

El lavabo se integra en la encimera, con grifería mural, en un mueble con gran capacidad de almacén. A la derecha, la bañera, independizada por una mampara fija en cristal transparente.

Mosaico vítreo, de Bisazza. Espejo y mueble a medida con encimera en blanco, de Corian, y frontal de vidrio lacado. Son diseños del Estudio Meritxell Ribé, encargado de todo el proyecto.

Grifería mural Odisea, de Ramon Soler. Bañera Starck, de Duravit. Grifería para bañera y ducha, de Hansgrohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un color con sabor mediterráneo: el azul

A través de las connotaciones y elementos que evoca -frescura, paz, agua, cielo...- se conduce el interiorismo. Está presente en textiles y complementos. Un recurso efectivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas del proyecto

- Ganar luminosidad en las estancias. Se ha conseguido al unificar y abrir los espacios y utilizar una paleta cromática de tonos suaves y tierras.
- Conseguir sensación de amplitud visual. Aquí interviene la ausencia de barreras visuales a modo de tabiques o muebles de gran tamaño.
- Unidad y equilibrio decorativo. ¡Conseguido! A través de un mobiliario sencillo, de líneas suaves y de poca altura, que cede protagonismo a complementos, textiles y piezas auxiliares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas