Un piso actual en un edificio del XVIII

Son evidentes los contrastes que muestra orgulloso este piso tras su remodelación; guiños a otra época que se mantienen en feliz convivencia con un interiorismo actual y detalles con aires retro.

Construido en el siglo XVIII en pleno Barrio Gótico barcelonés, este edificio aún conserva las señas de identidad de su noble pasado; pero una acertada remodelación le otorgó las ventajas de los espacios actuales. El planteamiento de la obra fue muy complejo debido a la escasa luz natural de la planta original, poco cuidada y repleta de divisiones, que sus actuales propietarios soñaron transformar en espacios luminosos y visualmente más amplios.

La estudiada reforma la llevó a cabo el estudio de arquitectura Meritxell Ribé quienes comenzaron por una completa restauración de los elementos originales del piso: de las bovedillas vistas, así como de las vigas de madera, que ahora presentan su color natural. Además, se derribaron todos los tabiques posibles, con el objetivo de facilitar la entrada de luz natural, y se crearon vanos de puerta más altos de lo habitual, que garantizan la libre circulación de la claridad por toda la vivienda.

La planta actual presenta una organización aprovechada al milímetro, de la que resultan tres amplios dormitorios; el principal, además, cuenta con un original vestidor integrado en el acceso a la habitación, y dos cuartos de baño completos. Las zonas comunes se integran en un solo espacio muy práctico, con grandes ventanales sin vestir y la increíble belleza de los revestimientos, que alternan madera y losetas hidráulicas como delimitadoras de ambientes, y la decorativa presencia de las bovedillas del techo con sus vigas de madera vistas rescatadas tras décadas de la pintura que las ocultaba. Los elementos estructurales, tan decorativos como característicos, constituyen el perfecto entorno para una decoración actual, con marcados detalles de diseño, como la pizarra de los baños o los focos de acero y textiles más desenfadados y coquetos. En conjunto suman cualidades positivas para una vivienda familiar cómoda y vistosa ubicada en un barrio pleno de historia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón con sitio para todo

La estancia más amplia de la casa se organizó como un multiespacio con cabida para la zona de estar, el comedor y la cocina. Los muebles y asientos auxiliares se convirtieron en un recurso magnífico que permite aumentar la funcionalidad
de cada ambiente. 

Sofá, de Perobell. Mueble bajo lacado en color piedra, de Treku. Butaca, de Luzio. Alfombra, de Francisco Cumellas. Pufs y mesitas, del Estudio Meritxell Ribé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios unidos

La comunicación entre espacios es muy importante para crear amplitud y facilitar el paso de la luz; por eso, se realizaron vanos de puertas de grandes dimensiones.

Las mesas auxiliares, los pufs, los farolillos y la alfombra que decoran el pasillo proceden del
Estudio Meritxell Ribé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un comedor con encanto

El comedor, en un estilo provenzal desenfadado y elegante, tanto se utiliza para una cena formal como para los almuerzos diarios.

Mesa y sillas en madera pintada y natural, del Estudio Meritxell Ribé. La lámpara de techo es el modelo GT5, de la firma Santa & Cole.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A la luz de las velas

El tenue resplandor de la llama envuelve con su sensación de calma y su aura de misterio a cualquier hora del día. Lógralo con unas velitas de té dentro de tarros de cristal de yogur vacíos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio multifunción

El diseño de una gran isla independiente, con la zona de cocción integrada y mucho espacio para guardar, se convierte en eje principal en la distribución de la cocina y el comedor. Su diseño en roble, a tono con la mesa del comedor, funciona como nexo de unión entre los dos ambientes.

Campana, de Pando. Mesa y sillas del comedor diseñadas por el Estudio Meritxell Ribé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles vistosos

La corriente del country chic y su característico estampado patchwork ha evolucionado en forma de aplicaciones y superposiciones realizadas con tejidos de diferentes colores y texturas. Son el último grito en tendencias decorativas hand made.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina integrada

El evidente cambio de pavimento en la zona de cocción fue el mejor recurso para delimitar visualmente el salón y la cocina sin tabiques.

Muebles de cocina y lámpara de techo diseñados por el Estudio Meritxell Ribé. Flexo de pie negro, de House Doctor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio infantil en blanco y rosa

Los muebles a medida se convirtieron en perfectos aliados a la hora de solventar las irregularidades de la planta. Destaca el armario diseñado para aprovechar el ángulo de la pared. 

Armario y mesa de estudio diseñados por el Estudio Meritxell Ribé. Silla rosa y cama, de Flexa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los muebles justos

El espacio en la habitación infantil, aunque amplio, era muy irregular por lo que se apostó por una decoración sencilla solo con los elementos justos huyendo de muebles y adornos superfluos.

Estantería modelo Tria, de Mobles 114. Mesita con patas de madera y sobre azul, de Habitat. Taburete, de House Doctor. Ropa de cama y cojines, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un taburete con mensaje

Los complementos, textiles o, incluso, los muebles con mensaje son un valor al alza. Nos gusta transmitir sensaciones, energía positiva y sencillas misivas; ¿por qué no hacerlo a través de nuestras pertenencias?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal con armarios a la vista

El acceso a la zona de descanso, de planta triangular, resultó perfecto para instalar un vestidor abierto a modo de pasillo.

Cama modelo Julieta, de Rafemar. Ropa de cama, de Filocolore. Lamparitas, de La Maisons. Alfombra de yute y mesillas de noche, del Estudio Meritxell Ribé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una deco my personal

Los objetos personales se transforman en elementos decorativos con un importante impacto en el interiorismo final. Su presencia, sin duda, personaliza y aporta un carácter especial a cada rincón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una habitación con toques de color

Aunque conviene optar por una base neutra y luminosa cargada de armonía y tranquilidad, no está de más jugar con toques de color subidos en la ropa de cama.

Los cojines o la colcha son perfectos para ello. Todo, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Disposición tipo suite

Gracias a la instalación de una puerta corredera empotrada en la pared, el dormitorio principal cuenta con un baño integrado muy espacioso.

Grupo de ducha, de Hansgrohe. Mueble de madera diseñado por el Estudio Meritxell Ribé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Complementos bonitos y funcionales

Organiza los accesorios más pequeños en grandes cestas de colores, idóneas para decorar el baño. 

Cestitos de colores, con estampado floral de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño en madera y pizarra

En el cuarto de baño principal se apostó por el contraste en los materiales. Las bovedillas de barro y madera forman un perfecto equilibrio con la pizarra negra que reviste todas las paredes.

Mueble de madera de iroco y espejo, diseñados por el estudio Meritxell Ribé. Lavabo, de la firma Catalano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas de la reforma

CLAVES DE ESTA REFORMA

- La nueva planta de la casa muestra varias irregularidades que, lejos de molestar, hacen de cada espacio un ambiente único. En los dormitorios, por ejemplo, el ángulo de la pared junto a la puerta se convirtió en el hueco idóneo para ubicar el armario y, a continuación, la zona de estudio.

- Los elementos estructurales tan originales crean un escenario ya de por sí decorativo. Priman los techos con bovedillas y vigas vistas de madera, los ventanales de suelo a techo con sus balcones de hierro forjado y, por supuesto, la tarima original de madera en acabado natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas