Unifamiliar reformado de arriba a abajo

La reforma de esta casa transformó su interior con diseños nuevos y revestimientos con estilo. Los ambientes fueron cobrando vida con muebles bien escogidos y pinceladas de color.

En Madrid, en una de las pocas colonias unifamiliares que aún quedan en la capital, se encuentra esta casa propiedad de una pareja con dos niños. La necesidad de actualizar sus instalaciones y hacer algunos cambios en su distribución, para lograr una vivienda moderna y bien equipada, impulsó a los dueños a realizar una reforma integral. Confiaron el proyecto al arquitecto Borja Peña, del estudio Beta.0, y el interiorismo a Elena Muñoz, de Estudio Apunto.

Acabadas las obras, la casa estrena una imagen actual, con ambientes renovados y acogedores, distribuidos según el deseo de los dueños. El acceso a la casa se hace por el sótano, donde un recibidor da paso a la cocina, el comedor y un dormitorio de matrimonio. En la entreplanta, se ubicó un salón con salida a un patio de estilo inglés; y la planta superior se reservó para zona privada. La escalera, un diseño volado ultramoderno, casi escultórico, que comunica los ambientes, y las paredes con tonos soft —Blanco Seda y Lino, de MC La Esencia del Color— fueron claves para lograr una continuidad visual entre los ambientes y dar cohesión al proyecto.

Para evitar la monotonía cromática y conseguir espacios más vividos, se recurre con acierto a ráfagas de color, con un mix de textiles en el salón, por ejemplo, o al detalle sorpresa, como las columnas doradas del siglo XIX, que decoran una de las paredes del comedor. Otro recurso es la alfombra —espectacular por su diseño y sus grandes dimensiones— que al extenderse por toda la planta del salón despierta el máximo interés, al mismo tiempo que aporta calidez al ambiente. Los papeles pintados también desempeñan un papel esencial en dos estancias a las que dotan de un aire majestuoso. En el comedor son los encargados de realzar una cómoda y una consola, adquiridas en anticuarios.
En el cuarto de baño, integrado en el dormitorio principal, el papel exhibe un motivo clásico a gran escala que imprime un aire retro al espacio. Irresistible, su armonía con el pavimento en tonalidades grises y el azulejo brillante con múltiples matices.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón a lo grande

Una alfombra de espectaculares dimensiones proporciona al salón una dosis extra de color y vitalidad, además de calidez. Los muebles, en tonalidades más discretas, y las paredes claras contribuyen a potenciar su vibrante cromatismo.
Alfombra diseñada por Natalia Palazón, realizada a medida. Interiorismo de Elena Muñoz, de Estudio Apunto. A la derecha, vitrina inglesa de anticuario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Luz y cristal en el salón

Tras la reforma de la casa, el salón ganó sensación de amplitud y luminosidad. Clave en el proyecto fue el diseño de la nueva escalera volada y escultórica que, con su barandilla de vidrio transparente, prolonga la profundidad visual.
Reforma del arquitecto Borja Peña, del estudio Beta.0.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escalera escultórica en el salón

La escalera en acero lacado y madera de roble focaliza la atención por su forma escultórica. Un plus, su barandilla transparente permite el paso de la luz natural, prolonga la profundidad visual y no recarga el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salida al jardín

La luminosidad del exterior se propaga en el interior en contacto con el cristal de las mesas de centro.
Cojines: estampados, de Balakata y beis, de Pierre Frey, en Nacho de la Vega. Tapicería del sofá, de
Gastón y Daniela. Lámpara, de Habitat. Cuadro adquirido en Sala Retiro Subastas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un patio con encanto

La estética vintage del comedor al aire libre armoniza con este entorno evocador, con trepadoras y un pavimento de adoquines.
Los muebles son de El Rastro madrileño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles de forja

Se trata de un comedor de jardín con diseño vintage. Al completarlo con cojines grises, el conjunto se actualiza. La mesa, con sobre de cristal redondo, crea un bonito efecto de transparencia en el suelo y permite una distribución más versátil de los asientos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sencilles con clase en el recibidor

Un banco de principios del siglo XX, adquirido en un anticuario de Londres; cuadros procedentes de una feria de desembalaje y moqueta de coco, de KP.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón familiar

Junto a la zona de tertulia orientada hacia el televisor y el exterior, y bien delimitada por la chaise longue, se creó un segundo ambiente, decorado con una consola y dos pufs, un espacio despejado, perfecto para que los niños jueguen.
Estores y pufs proceden de la tienda showroom Nacho de la Vega.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dos mesas de centro mejor que una…

Se pueden disponer juntas, en paralelo, en L o separadas. El cristal es una elección acertada cuando se quiere aligerar el peso visual del mueble o se quiere dar más protagonismo al suelo; en este caso, con alfombra, de Natalia Palazón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antigüedades decorativas

En un piso actual tienen aún más impacto. Espejo francés, adquirido en la Feria de Antigüedades de Bilbao, y columnas doradas del siglo XIX, compradas en la feria Almoneda, de Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambiente señorial en el comedor

Con un elegante papel pintado, las paredes del comedor se convierten en el perfecto telón de fondo para destacar los muebles de anticuario, una cómoda inglesa y una consola portuguesa. Entre ambas, la elegancia del color marfil elegido para la mesa y las sillas. Papel pintado, de Élitis, en Nacho de la Vega.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor de cristal

Arreglos florales, de Viveros Peña. Mesa y tela de las sillas, de SCV Estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina funcional y ordenada

La planta rectangular de la cocina se optimiza con una distribución en U del mobiliario que, con su look total white, se mimetiza con la encimera y las paredes. A destacar, las sensaciones de orden y limpieza que transmiten las puertas lisas y la disposición de los armarios.
Cocina, de Ikea. Papel vinílico, de Élitis, que imita mini teselas de mosaico, en Nacho de la Vega.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio principal transmite serenidad

En contraste con las cortinas y el cabecero en tono marfil, los complementos textiles aportan pinceladas de color y energía en el dormitorio.
Cabecero de rafia beis, de SCV Estudio. Cuadrantes y plaid, de Indietro. Aplique y ventilador, de Años Luz. Escritorio, de Habitat. Silla, de Vitra. Alfombra de oveja, de KP.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un mini despacho

Sustituye la mesilla por un escritorio; hay modelos con unos 70 cm de ancho. ¿Tienes ese espacio junto a la cama? Ganarás un rincón de trabajo o un tocador. Escritorio, de Habitat. La silla es de Vitra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El pasillo hacia el baño

Un pasillo corto, bien aprovechado con una cajonera lacada, comunica el dormitorio con el cuarto de baño. Aquí, con la combinación de un papel con motivos clásicos a gran escala y un azulejo ultrabrillante, el ambiente adquiere un aire sofisticado y majestuoso.
Papel, de Dedar, en Nacho de la Vega. Azulejo Eidos Nacar y pavimento, de Porcelanosa.
Alfombra, de Habitat. Sobre la cajonera, bisutería de Alibey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Complementos deco-chic

Una pulsera, un brazalete, una gargantilla, un collar... si te gustan, ¿por qué no decorar con ellas? Esta bonita bisutería, de Alibey, sobre un soporte dorado, resulta espectacular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño con luz natural

El cuarto de baño del dormitorio principal es un auténtico lujo; cuenta con cabina de ducha y bañera, y con una amplia encimera, en acero y cristal pintado, con dos lavabos idénticos.
Papel pintado, de Dedard para Nacho de la Vega. Revestimienos, de Porcelanosa, modelo Eidos Nácar y Gris Manhattan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la casa

Aciertos del proyecto

- La homogeneidad cromática que proporciona
una paleta soft, con superposición de tonos muy claros, que crea múltiples matices, transmite sensación de calma y da cohesión a los interiores.
- Diseñar una escalera que destacara como punto focal, sin hacer sombra a la decoración. Volada, para aligerar su peso visual, de acero lacado en blanco combinado con madera de roble, tiene máximo interés decorativo. Además, con su barandilla de cristal, prolonga la perspectiva y permite el paso de la luz natural entre plantas.
- Interiorismo con plus de estilo y factor sorpresa. La alfombra king size en el salón es un lienzo espectacular de vibrante cromatismo, que
ya sorprende contemplado desde la escalera. In situ, aporta una dosis extra de calidez y prolonga el estar más allá de la chaise longue.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas