Una casa de estilo colonial

Los propietarios de este piso madrileño eligieron con esmero los muebles y tapicerías para lograr ambientes con un sutil y atractivo aire colonial.

La abundante luz natural de la que disfruta este ático, y el hecho de que estuviera ubicado en un barrio residencial, con grandes avenidas y zonas verdes, fueron las principales razones que impulsaron a sus actuales propietarios, Josechu y Laura, a instalar en él su hogar. Además, como se trataba de un piso de nueva construcción, no tendrían que enfrentarse a costosas e incómodas reformas; podrían reservar el tiempo y las “energías” que cualquier obra implica a su decoración.

Lo primero que esta joven pareja se planteó fue decidir el estilo decorativo que dominaría en su casa. La verdad es que resolver esta cuestión no les resultó nada complicado, pues ambos tenían claro que querían lograr ambientes frescos y actuales de aire colonial. Sabían que una de las tiendas que cumpliría todas sus expectativas era Becara. Así que, aprovechando que estaban a punto de casarse, decidieron encargaron su lista de boda en esta prestigiosa y reconocida firma de muebles, tapicerías y complementos para la casa. Además, su equipo de profesionales les asesoró sobre la mejor distribución del mobiliario para conseguir espacios cómodos y desahogados. Eligieron muebles de madera, hierro forjado y médula, y los combinaron con tapicerías en tonos blancos, crudos y verdes.

Una de las habitaciones que mejor refleja el gusto colonial es, sin duda, el salón. En esta estancia las paredes —pintadas en un energético y vitalista tono terracota— participan activamente en la decoración. Por un lado, esta intensa tonalidad crea un atractivo contraste con las tapicerías de los sofás, y por otro, es un magnífico telón de fondo para exponer las obras de los pintores Iván Montero y Laura Bergantiños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El salón se pintó en un suave y envolvente tono terracota.

Las tapicerías blancas son un contrapunto idóneo a la viveza de este color igual que el espectacular cuadro, en tonos amarillos y tierras, que preside el estar. Los muebles de madera aportan calidez al ambiente. Sofás, de Becara. Mesa de madera de teca y sobre de cristal, de la tienda The Mumbay and Company. Cuadro, de Iván Montero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La idea.

Al pintar el techo del salón en blanco -un color bastante más claro que el de las paredes-, se logró elevar visualmente la altura de la habitación. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Junto a la librería del salón se ubicó un agradable rincón de lectura.

Está formado por un confortable sillón y un velador con lámpara orientable. Todos los mubles son de Becara. Espejo, de The Mumbay and Company. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El comedor se situó en la zona más luminosa del estar.

Lo componen una mesa de madera y forja, y varias sillas de fibra vegetal. Todo, de Becara. Lámpara de techo, de Indize. Alfombra, de Barry Twice. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina se decoró con muebles laminados en blanco.

Para no restar espacio a la encimera, y así contar con más superficie de trabajo, el microondas se instaló en una balda de madera a la misma altura que los armarios. Muebles laminados, de Bossia. Lavavajillas, Miele. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El detalle

Desde el comedor se accede a una pequeña terraza decorada con muebles de forja. Las puertas se vistieron con unas cortinas estampadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la entrada al dormitorio principal se creó una zona de vestidor con unos armarios empotrados.

Las puertas se eligieron de madera laqueada en blanco para que quedaran integradas en la decoración. Además, este color es perfecto para habitaciones pequeñas o con poca luz. Cortinas y cubrecanapé confeccionados con telas de Becara. Colcha, de Lienzo de los Gazules. El espejo es de Musgo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle del dormitorio principal.

El cabecero se tapizó con una tela a rayas en tonos naturales. Junto a la cama se colocó una mesilla pequeña y un aplique articulado. Mesilla de madera decapada, de Becara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El cuarto de baño se revistió con mármol crema.

Los lavabos se encastrarón en un mueble hecho a medida en cuyo frente se fijaron dos toalleros. La bañera se independizó con una mampara de cristal transparente. Mueble, de Radisa. Toalleros cromados, de Pom d’Or. Toallas, de Textura. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PLANO

3 colores atractivos: Combina madera y fibra vegetal con telas o revestimientos en la gama de los rojos. Éstos, de Bruguer Mix, son el rosa C8.15.75, rojo D6.50.40 y marrón E4.30.60.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas