Un piso señorial con encanto

La elegancia señorial y reposada de esta casa, de bella estructura, admite con gusto el halo festivo que la envuelve. Priman los detalles navideños de acabados naturales que se mimetizan con la decoración.

image
Un salón decorado con detalles recuperdos

En esta imagen se aprecia la belleza de los elementos originales de la casa. Las molduras del techo, los balcones y sus contraventanas, el pavimento hidráulico restaurado e, incluso, las columnas de hierro forjado. En resumen, es un entorno espectacular.

Alfombra redonda, de Gra. Puf y taburete con el asiento de pelo y velador, de Parlane. Lámpara, de Materia.

1 de 19
Sutiles adornos navideños

Los amantes de la sencillez eligen una decoración festiva ajena a los colores y brillos tradicionales. Aquí triunfa la madera natural y los tonos neutros
para decorar el salón. Velador con el pie tipo trípode, estrella de madera y mini bolas plateadas, de la firma Parlane. La rama con flores blancas
es de Filocolore.

2 de 19
Un salón versátil

Este ambiente se contempla como un espacio vivo, en constante movimiento y por encima de todo funcional; por eso cuenta con varios elementos auxiliares, que lo mismo sirven de mesa como de asiento. Los complementos tan dispares y cargados de fuerza completan un interiorismo personalizado.

Sofá, de Ikea. La butaca procede de una herencia familiar. Cojines en crudo y espejitos, de Lu Ink. Cuadro, de Cado.

3 de 19
Estilos y materiales coordinados

Mezcla de estilos en un rincón... Se lleva la diversidad y el eclecticismo, es momento de lanzarse a combinar piezas de distinta procedencia. Aquí una alfombra clásica y un taburete alpino forman un rincón único.

4 de 19
Una decoración para Navidad sin estridencias

Lejos de la estridencia apostamos por una decoración navideña sugerente y delicada, que se mimetice con el interiorismo ya creado en el ambiente. Es la apuesta por el detalle sutil lo que triunfa en este espacio repleto de buen gusto.

5 de 19
Un original árbol de Navidad

Triunfan las ramas de abeto como sustitutas del tradicional árbol navideño. Colocadas en una base o, incluso, en un jarrón de cristal, decoran por sí solas. Los adornos en plata y oro envejecidos les van de maravilla.

6 de 19
Diseño en el comedor

En un entorno tan neutro como clásico resalta con acierto uno de los frentes pintado en rojo inglés. Una apuesta rompedora, pero muy bien integrada, que sirvió como base para abrir un vano circular que permite que la luz acceda desde el distribuidor.

Junto a la mesa, arbolito de Navidad y diversos adornos, de Parlane.

7 de 19
Un comedor para una cita especial

Para vestir las mesas de fiesta se llevan los manteles de tejidos naturales, con caída hasta el suelo. Combinados con adornos de fibra o madera y sillas de rejilla renovadas, ofrecen una estética soft muy acertada.

Mantel de lino, de Mavi Liza.

8 de 19
Pura sencillez en el comedor

La decoración basada en elementos limpios y livianos enriquece la mesa. Aquí, unos vasitos de cristal sirven de portavelas como tenue iluminación de una mesa de fiesta. Si se colocan sobre posavasos en forma de corazón, el resultado es perfecto.

9 de 19
Luz en el comedor

Imprescindible combinar lámparas y velas en la iluminación nocturna.   

Mesa y mantel, de Mavi Lizan. Sillas, de Little House. Adornos, de Parlane.

10 de 19
La cocina, un espacio para estar

La irregular planta de la cocina no fue inconveniente a la hora de instalar un completo mobiliario y electrodomésticos muy actuales. Destaca la acertada combinación de materiales: madera, acero y mármol.

Todos los adornos y detalles navideños son de la firma Parlane.

11 de 19
Integración total en el comedor

La peculiar alternancia de estilos y de acabados enriquece y, mucho, el acceso a la cocina. Genial la idea de combinar el hidráulico original con una tarima tratada. También el muro rojo con el vano circular contrasta de maravilla con la vidriera serigrafiada de la puerta.

Aparador de madera, de Merc&Cia. Adornos navideños, de Parlane.

12 de 19
El dormitorio, un refugio privado

El dormitorio principal se instaló en una de las habitaciones más bonitas de la casa. Independizado mediante una impresionante puerta de madera y cristal, cuenta con un bello zócalo de madera, un suelo de mosaico maravilloso y unas molduras únicas.

13 de 19
Un escritorio en el mirador

Además de lucir una estructura sorprendente, esta habitación cuenta con un cálido anexo a modo de mirador, idóneo para ubicar la zona de trabajo.
Mesita de noche, de Merc&Cia. Lámpara de mesa, de Cado. El escritorio, la silla y el banco de madera proceden de una herencia familiar.

14 de 19
Corona de Adviento

Un corazón a modo de corona de adviento decora la puerta del dormitorio.

15 de 19
Ciervo de cartón

Este falso trofeo de cartón es de Parlane.

16 de 19
Detalles con encanto en el dormitorio

Colcha, de Gra. Cojines, de Lu Ink, Parlane y Filocolore. Alfombra de pelo y maletas, de Parlane. Coronas, de Lu Ink.

17 de 19
Cuarto de baño con piezas de antaño

El espíritu añejo de la vivienda se refleja con intensidad en el cuarto de baño donde, sin olvidar las comodidades actuales, se apostó por una deco retro con sanitarios de look vintage, pintura cobalto y una barra de cortina a la antigua usanza.

Bañera, lavabo y azulejos, de Otranto. Espejo, de India & Pacific. Cesto de fibra natural, de Cado.

18 de 19
Plano e ideas del piso

Ideas para que circule la luz:

- La claridad se convierte en un elemento decorativo más que aporta amplitud y cálidas sensaciones. La cocina se mantuvo abierta, sin tabiques, de manera que recibe más luz natural procedente del vano circular y de la puerta
de cristal que delimita este espacio culinario.
La propia ventana de la cocina completa este trío de fuentes de luz tan acertado.

- Otra idea fue realizar un vano circular de gran tamaño en el muro que linda con el comedor; gracias a él la luz fluye de una estancia a
otra con total libertad, un recurso apropiado para lograr este fin.

19 de 19
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas