Un ático con vistas al cielo

Reformado, para adaptarse perfectamente al estilo de vida de sus propietarios como un traje a medida, tiene un aire loft & factory fruto de una distribución bien pensada y un interiorismo actual.

Un ático próximo al puerto de Barcelona, con vistas y mucha luz, pero con todo por hacer, ya que su estado y distribución eran anticuados. Los propietarios, una pareja joven, recién casada, sin hijos y con mucha vida social, sabían que podía convertirse en la casa de sus sueños, siempre que acertaran con la reforma. Por eso, confiaron el proyecto y la decoración al estudio Pia Capdevila Interiorismo & Eventos. Lo primero: derribo de tabiques para lograr una distribución nueva, muy actual, con dos áreas, común y privada, bien definidas.

En el centro del ático y hacia la izquierda desde la entrada, se situó la cocina, abierta y conectada con el salón-comedor, un ambiente que se prolonga en una terraza, recuperada aprovechando la reforma. Al área privada, a la derecha de la entrada, se accede a través de un pasillo que conduce a dos dormitorios y dos baños. Otros cambios radicales: los colores y las texturas de los revestimientos, y la instalación de conductos de chapa en el techo tan característicos de los loft. Todo ello recrea el estilo industrial en el piso. La interiorista combinó paredes lisas con ladrillo visto y dio máximo protagonismo a un frente, revestido con lajas de piedra natural. Esta gran superficie irregular enriquece con su mix cromático y sus relieves la decoración de la cocina en blanco, negro y acero.

El pavimento continuo, de pintura de resinas epoxi en tono gris, sirve de hilo conductor entre los ambientes, da cohesión al proyecto y contribuye, junto con la luz natural, a crear sensación de más amplitud en la vivienda. A destacar del interiorismo, los diseños realizados por el estudio Pia Capdevila, desde el cabecero con mesitas que “endereza” la pared del dormitorio, hasta el mueble bajo que recorre todo el ventanal del salón. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón a plena luz

Un mueble a medida debajo del ventanal, con diferentes módulos y funciones, optimiza el espacio en esta pared y se mimetiza con ella por su color blanco. Sobre él, varios estores enrollables controlan la entrada de luz. Mueble en laca blanca, diseño de la interiorista Pia Capdevila. Cojines de pana, de Filocolore. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vistas sobre la ciudad

Los ventanales y la terraza ofrecen una formidable panorámica de Barcelona. Las azoteas de los edificios y el cielo en el horizonte forman parte de la decoración. En primer plano, el comedor con una mesa circular que facilita la circulación y el paso al exterior. Mesa extensible, de Mia Home Corner. Sillas Gliss, de Pedrali. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estética industrial

La pared de ladrillo visto y la combinación del gris antracita en los tapizados con la madera natural recrean el estilo factory chic en el salón. A destacar, la butaca vintage con su estructura de metal envejecido. Sofá, chaise longue y mesa de centro son diseños del estudio Pia Capdevila Interiorismo & Eventos. Cojines y cuadro, de Lu Ink. Sobre la mesa, complementos, de India & Pacific. Lámpara, de Coco-Mat. Butaca, de Little House. Alfombra, de Smon Barcelona. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sin tabiques

Con la reforma del ático se logró una distribución diáfana y una gran estancia donde la cocina se abre al salón-comedor. La sensación de amplitud se incrementa con los ventanales, la entrada de luz natural y la terraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambiente funcional en la cocina

Se planteó como un espacio con vocación social por deseo de los propietarios. Dos taburetes y una isla con barra forman un office que resulta muy práctico a diario, pero también cómodo cuando hay invitados; pueden charlar con el chef mientras cocina. Taburetes, de Superstudio. Campana, de la firma Elica. Menaje blanco, de India & Pacific.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Contraste de materiales

Con la pared del fondo en piedra, la cocina gana interés visual y calidez. La irregularidad de las piezas y la variedad de tonos marrones y grises crean múltiples matices, al tiempo que armonizan con los taburetes y el pavimento de resinas epoxi. Cocina, diseñada por el estudio Pia Capdevila, con frentes en melamina blanca y encimera de Formica negra. Piedra natural, de Neocerámica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco, gris y acero en la cocina y el office

La viga y el conducto de chapa, ambos a la vista, son clave para imprimir un aire loft & factory al ático. Una estética que se potencia con el solado continuo de resinas en tono gris, muy industrial. Clave en la distribución del espacio, un aparador realizado a medida en DM. Lámpara de sobremesa, ovalada, de Vibia Iluminación. Pavimento, de STP.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Silla con patín

Las sillas del comedor son el modelo Gliss, de la firma italiana Pedrali.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el dormitorio

Delante del ventanal se creó una zona de trabajo, que no dificulta el paso en la habitación ni recarga el ambiente, porque los muebles son de diseño estilizado y transparente. Sobre el cabecero, hecho a medida en DM y con mesitas incorporadas, destaca un papel blanco geométrico con efecto ondulado. Escritorio y cajonera, de Pilma. Silla, de Ikea. Papel pintado, de La Maison. Pintura, de Valentine. Cuadro, de Lu Ink. Manta, de Luzio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño muy bien distribuido

La reforma permitió integrar el baño en el dormitorio principal. El porcelánico solo llega a media altura y la pintura de la pared se alterna con un mural muy decorativo. Mueble de lavabo, de Disa. En la cama, cojines amarillo y rosa, de Lu Ink y con alas, de Filocolore. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Unidad cromática en el cuarto de baño

Las paredes, alicatadas en tonos tostados, y el plato de obra, en mosaico porcelánico, hacen del baño un ambiente muy natural y acogedor. La distribución en línea, con la ducha al fondo, se adapta a la planta alargada. Un acierto, la mampara transparente no reduce visualmente el espacio, ni oculta el plato. Porcelánico, de Neocerámica. Mampara, de Lasser. Grifería, de Roca. Inodoro, de Ideal Standard.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas

- La sensación de amplitud se logra al eliminar varios tabiques y crear una única zona común con diferentes ambientes: cocina y salón-comedor, donde la luz natural no encuentra obstáculos. Una viga en el techo -que no se pudo eliminar ni se ocultó, y que además reduce la altura del techo- y un aparador detrás del sofá son los elementos divisorios.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas