Un loft con doble altura

Aprovechar la luz, respetar el espacio y elegir piezas con carácter fueron tareas obligadas en este loft barcelonés reformado por completo y convertido en una confortable vivienda con altillo y un singular patio trasero.

Transformar un local habitable en un auténtico hogar fue el reto al que se enfrentó su nueva dueña, Bárbara Aurell, interiorista del estudio Espacio en Blanco. Del local, situado en el barrio de Gracia de Barcelona, no se podía aprovechar nada, con lo que la reforma partió de cero, tanto en su distribución como en las instalaciones y acabados. El objetivo era sacar el máximo partido al espacio —70 m² repartidos en dos alturas— y aprovechar la luz natural, proveniente del ventanal de la entrada. Además, la vivienda contaba con un plus de claridad que proviene de un patio trasero de 20 m².

El espacio ofrece una línea armónica desde la entrada, que continúa por la cocina-comedor, para desembocar en el salón y el patio. Algo que Bárbara consiguió al camuflar tanto la puerta del baño como la de los armarios por la ausencia de tiradores. De esta forma la sensación visual es la de paredes prolongadas hasta el infinito. En el capítulo de materiales, Espacio en Blanco se mantuvo fiel a la filosofía de loft industrial: toda la casa se pavimentó a base de cemento pulido y las paredes se remozaron en blanco puro.

El aprovechamiento y el ingenio son dos constantes en la casa; como se aprecia en la escalera del altillo, cuyo hueco inspiró una librería, o en la inteligente combinación de elementos decorativos vintage y modernos, protagonizados por el sofá Chester, la chaise longue gris perla o las sillas Eames para Vitra. De igual modo, la iluminación desempeñó un papel importante en los distintos ambientes del loft, con piezas como las luminarias Lucellino, de Ingo Maurer, la lámpara de comedor de Noon Barcelona o la Parentesi de Artemide, del salón.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un recibidor cálido

Destaca el techo de la zona del recibidor, compuesto por una estructura de hierro y lamas de madera, que es el pavimento del dormitorio, al que se accede por una escalera lateral. Consola recuperada de un almacén por Espacio en Blanco. Lámpara de pared Lucellino, de Ingo Maurer, en Años Luz de Serrano. Alfombras redondas, de Francisco Cumellas. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un oasis en el patio

El pasillo de la planta baja desemboca en el salón y a través de éste se accede a un patio, ideal para disfrutar cuando el tiempo acompaña. Resulta un reducto de paz en la gran ciudad. Velador de mármol tipo bar. Sillas A, de Tolix, apilables y de venta en Naharro (254 €/unidad). Banco y mesa diseñados por la interiorista. Cojines blancos, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estilos combinados en el salón

Diseños clásicos y actuales conviven en armonía en la zona de estar. El vano de una ventana se aprovechó para diseñar una estantería de obra ideada por la interiorista. Sofá Chester retapizado en rojo, chaise longue en gris perla y alfombra marrón, de Upholstery BCN. Manta, de Corium Casa. Bola de madera, de la tienda India & Pacific. Espejo, de Cado. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de lectura

En el sofá, en el banco o sobre mullidos cojines... Cualquier lugar es bueno para sentarse a leer con la luz natural que entra por la puerta acristalada del patio o la que proporciona una lámpara de diseño, como este clásico de Flos. Alfombras tipo kílim y cojín grande en el suelo, de Gra BCN. Cojines del sofá, de Lu-Ink. Lámpara colgante Parentesi, de Flos, en Artemide.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio compartido

Un sencillo comedor, enfrentado a la cocina, contrasta con el estar formado por piezas vintage escogidas. La nota rústica la ponen unos tocones de madera reconvertidos en peculiares mesas de centro. Mesa diseñada por Espacio en Blanco y realizada por Ebanistería Meneses. Lámpara de pie y troncos de madera (desde 90 €) en India & Pacific. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina y comedor al estilo americano

Ningún elemento separa la cocina del salón-comedor, sólo el paso natural; algo que facilita los traslados de un lugar a otro. Los muebles, diseñados por el estudio Espacio en Blanco, se mimetizan con la pared del salón. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de comedor

Sillas apilables Eames, de Vitra. Cuadros de la fotógrafa Ana Madrid. Lámpara Rococó, en damasco blanco y lacada, de Noon Barcelona. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles funcionales en la cocina

Los armarios de la cocina -como los del resto de la casa- carecen de tiradores y están tratados con laca brillo en un tono grisáceo, por lo que contrastan con el resto de elementos. Muebles de cocina realizados a medida por Ebanistería Meneses. Encimera de mármol Macael y electrodomésticos Balay, suministrados por Cuines Prisma. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escalera y librería

Junto a un impresionante ventanal, situado en el acceso a la vivienda, se ubicó una zona de trabajo. La escalera lateral, de hierro negro y con espacio de almacén, conduce al altillo donde se encuentra el dormitorio principal. Sillas Eames, de Vitra. Tarima de pino maciza, de Ebanistería Meneses. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio en el altillo

Mesilla, diseñada por Espacio en Blanco, para DJ Accesorios. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cama con historia

Cabecero antiguo; colcha y cojines, de Zara Home. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño con líneas rectas

El pavimento de cemento pulido de toda la casa se prolonga, incluso, en la original ducha de obra y bañera del cuarto de baño. La pared se alicató con baldosas vintage del Metro de París. Todo el mobiliario del baño fue diseñado por Espacio en Blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas para decorar un loft

- Los espacios diáfanos corren el riesgo de parecer sobrecargados, si se llenan en exceso. Escoge sólo las piezas que consideres imprescindibles.
- Opta por pintar las paredes y los techos en tonos claros, darán una agradable sensación visual de profundidad.
- La colocación de espejos en lugares estratégicos de la casa añadirá amplitud a los ambientes.
- Mantén las paredes despejadas; aunque si te cuesta renunciar a decorarlas, hazlo con cuadros pequeños que no resten protagonismo a ningún mueble.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas