Un loft de 44 m² con espíritu rebelde

Dos patios cruzados aportan abundante luz natural a este antiguo local comercial; una característica poco habitual en un bajo que, por obra y gracia de una sabia reforma, se transformó en un loft de estética actual.

Quizá no siempre los metros sean lo más importante; en especial cuando el encanto compensa la falta de espacio. Si a esto se une una distribución magnífica y abundante luz natural el atractivo se multiplica. Este era el propósito del estudio de arquitectura Nolaster cuando su equipo se enfrentó a la reforma de un antiguo bajo en el centro de Madrid. El primer paso fue despejar la casa, eliminar todos los tabiques y plantear una nueva distribución a partir de una planta diáfana, cuyo núcleo sería el salón.

Para independizar el cuarto de baño se instaló un tabique de Pladur —el único de la casa— que, además, sirve como apoyo a los armarios de la cocina. Ésta se concibió como parte del salón; para integrarla mejor se eligieron armarios acabados en blanco, el mismo color de las paredes. Una barra con taburetes hace las veces de comedor. Para delimitar visualmente el espacio dedicado al estar se utilizó una alfombra en un atractivo rosa.

Los escasos 44 m² de la vivienda se ven incrementados gracias a los dos grandes patios que flanquean la casa; éstos se reformaron para ampliar sus vanos y facilitar el acceso de luz al interior del bajo. Uno de ellos coincide con el salón y el otro, con el dormitorio. Para independizar este espacio, el tradicional muro se sustituyó por un mueble de obra, sencillo y muy funcional, que hace las veces de armario-vestidor. Por detrás, en el salón, el mismo mueble integra el frigorífico, un armario extra y, además, oculta el sistema de climatización de la vivienda. La decoración juega un papel fundamental en la zona de descanso protagonizada por una cama de cemento pulido con una iluminación inferior muy peculiar, ya que parece “levitar”, y mesillas de metal lacado en color crema.

El otro espacio independiente de la casa es el cuarto de baño que, a pesar de ser bastante estrecho, se distribuyó y decoró para sacarle el máximo partido. Dadas sus escasas dimensiones y la existencia de un pequeño ventanuco como única entrada de luz, su reforma se convirtió en un reto para el estudio Nolaster, que logró un ambiente especial. La escasez de claridad se palió en parte al apostar por el siempre luminoso blanco, tanto para las paredes como para los sanitarios, y la encimera. La escasa anchura, también problemática, se solventó con soluciones funcionales para crear sensación de amplitud. El gran espejo sobre el lavabo es una de ellas y también el radical cambio de revestimientos en el suelo —tarima y gresite— que da profundidad

Publicidad - Sigue leyendo debajo
ZONA DE ESTAR

Piezas recuperadas y algunos muebles de la familia conviven en el salón con objetos de los años 50 y con diseños nórdicos muy actuales. El resultado es una fusión de estilos atractiva que aporta al salón un carácter singular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
SALÓN

Cojines, de Usera Usera. Mesa de centro Vejmon (149 €) y cuadro, en 2 x 1,40 m (149 €). Ambos, de Ikea. Butacas y mesa auxiliar, de El Rastro. Alfombra, de KP Decó (40 €/m2). Chiffonier, de Ágora (1.200 €). Lámpara, de Bo Concept (420 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
BUTACA RETRO

La mezcla de estilos y de muebles de distinta procedencia crea espacios llenos de personalidad. Un ejemplo son las butacas de esta casa, adquiridas en El Rastro madrileño, un diseño de los años 50. Su combinación con otros muebles más actuales resultó sorprendente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
COMEDOR

Uno de los objetivos principales de la reforma de este apartamento era conseguir sensación de desahogo; por este motivo se colocaron pocos muebles, aunque muy bien elegidos y sabiamente combinados. En una casa de estas características un comedor independiente no tenía cabida; la solución fue colocar una barra que, además, hace de elemento separador de la cocina. Se instaló mediante un sistema de bisagras que permite plegar la barra y reducir su extensión a la mitad. Así, mientras no se utiliza, el espacio queda casi diáfano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
MUEBLES

Muebles altos y bajos acabados en blanco y taburetes modelo Anssi (12,95 € cada uno); todo, de venta en Ikea. Frigorífico, de Smeg.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DORMITORIO

Sin duda alguna la cama es la pieza principal en el dormitorio; se trata de un diseño realizado en cemento pulido. Con el fin de restar pesadez, alrededor de su perímetro se instaló un original sistema de iluminación que parece que “flote” en el ambiente. Para vestirla se optó por una fórmula que no falla: sábanas blancas y complementos en colores entonados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
LOS MUEBLES DEL DORMITORIO

Cama de cemento pulido diseñada por el estudio de arquitectura Nolaster. Sábanas, de Zara Home. Almohadones, de la firma Designers Guild, de venta en Usera Usera (35 € aprox. cada uno). Plaid, de Antennae (270 €). Las mesillas (39,95 € cada una) y los cuadros son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
EL CUARTO DE BAÑO

La alternancia de materiales y revestimientos fue el recurso más acertado para lograr que los escasos metros del baño parecieran más amplios a la vista. En el suelo se puso en práctica el contraste más llamativo: tarima de madera blanqueada hasta el lavabo y gresite rojo en la zona del inodoro y la ducha. Además, la tradicional mampara se sustituyó por una hoja fija y una puerta corredera, ambos de cristal transparente; así la luz natural del ventanuco llega también a los lavabos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Es un espacio prácticamente diáfano,

de manera que, tras las obras, los ambientes se suceden en una planta, de unos 90 m² y en forma de L.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas