Un chalé con acento british

La fusión de espacios y de culturas de los países en los que han vivido los propietarios dotan de estilo cada rincón de esta casa decorada con un marcado estilo british.

Los muebles y la concepción espacial de la casa son el reflejo de los gustos y costumbres de sus propietarios: una española que ha pasado media vida en Estados Unidos y en Gran Bretaña y su marido, de origen sueco. Tras una larga búsqueda, encontraron en el centro de Madrid el espacio idóneo para vivir: dos pequeños chalés, que han transformado en una casa luminosa y confortable con ayuda del arquitecto Luis Ester Butragueño.

Éste concibió ambientes amplios, resultado del mayor espacio conseguido al unir las dos viviendas. En la planta baja se encuentran el recibidor, el salón, la biblioteca, la cocina y el comedor, que se comunican unos con otros mediante puertas correderas o de acordeón, una característica de las casas norteamericanas. En el primer nivel, un pasillo conduce al cuarto de invitados y al resto de dormitorios de la familia.

En cuanto a la decoración, fueron los dueños los que se encargaron de elegir personalmente los muebles, las tapicerías y los complementos. La idea fue potenciar la luminosidad en todas las habitaciones con una base de tonos neutros, influjo claro de los países nórdicos. Las esculturas y los cuadros cobran mayor importancia en los interiores debido a la afición y al contacto directo que la propietaria tiene en su trabajo con el mundo del arte. El resultado es una casa que destila personalidad.        

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un recibidor muy cálido

Una chimenea de estilo inglés, antigüedades y piezas de arte dan la bienvenida, junto a un atractivo y contrastado juego de colores que resulta muy cosmopolita.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La escalera al segundo piso

Acorde con el color de la barandilla, en el rellano de la escalera que conduce a la segunda planta, se han situado unas estanterías sin trasera para almacenar libros realizadas por Moon. La fotografía sobre la chimenea es del artista Chema Madoz. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mezcla de estilos en el recibidor

El contraste de piezas antiguas, diseños actuales y pintura moderna aporta personalidad a la zona del recibidor. El dualismo blanco-negro remarca esta singular composición.Los cuadros son obra de Frederic Amat. Cómoda con acabado de espejo, de Moon. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón decorado en blanco

Todo en el salón se decoró por pares. Sobre una base neutra, la zona de estar se enmarca con dos sofás enfrentados y dos butacas idénticas a rayas. Las mesas de centro, también son gemelas. Nada desentona en el conjunto que resulta clásico aunque muy luminoso, incluido el árbol de Navidad, uno sintético de apariencia nevada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El árbol de Navidad

Imagen entrañable junto al árbol de Navidad, en blanco y oro. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina y comedor

Juntos, pero independientes. Una puerta corredera de doble hoja en blanco con moldura en negro comunica los dos ambientes. La cocina se organiza en torno a una península de madera de roble. En ambos espacios se ha utilizado el mismo papel pintado con motivos florales, aunque en el comedor se acentúa el estilo inglés. Campana decorativa, de Nodor. El laminado del suelo es de Pergo. El papel pintado y los muebles de madera caldean la cocina y subrayan el aire inglés de la casa. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor rústico british

Conseguirás un ambiente de inspiración inglesa si revistes las paredes con papel pintado con motivos florales o de la campiña. Aquí el acierto fue pintar las molduras del techo, los marcos de las puertas y los rodapiés en color negro, en contraste con el fondo neutro que domina toda la vivienda en paredes y mobiliario. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles rústicos en el comedor

El éxito al escoger mobiliario en la línea del estilo, sin sobrecargar el espacio con maderas oscuras, más pesadas. En lugar de cristales, las puertas de las alacenas tienen una rejilla en forma de colmena, que aporta un toque rústico, potenciado por la tela en espiguilla de las sillas. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal

En este espacio se ha optado por un aire rústico. La estera de coco, el cabecero alto de madera decapada, el banco de rejilla y los textiles toile de Jouy colaboran en el objetivo. Estera de coco, adquirida en Asan. Cabecero y banco, de Moon.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles vintage en el dormitorio

En el dormitorio, de la mano de una pieza original de la casa: una chimenea que ahora sólo ejerce un papel decorativo y sirve de soporte para libros. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño clásico muy actual

Y con cierto romanticismo por el estilo del mobiliario, sanitarios, complementos y grifería. Las paredes se revistieron a media altura con mármol travertino sin pulir, el mismo material utilizado como pavimento y en la encimera de obra. Una mampara de cristal y un tabique de obra aíslan la zona de la ducha. Revestimientos, similares de venta en Gunni & Trentino. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sanitarios de estilo retro

En el baño, los sanitarios de estilo retro y la bañera exenta aportan ese inconfundible toque vintage. Bañera, similar en Gunni & Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas

En la planta baja se encuentran el recibidor, el salón, la biblioteca, la cocina y el comedor, que se comunican unos con otros mediante puertas correderas o de acordeón, una característica de las casas norteamericanas. En el primer nivel, un pasillo conduce al cuarto de invitados y al resto de dormitorios de la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas