Una casa en la ciudad... ¡con patio!

Un oasis urbano cuya luz, encanto y frescura se disfrutan también desde el interior, gracias a una reforma bien planteada. Así es el patio de esta casa, algo más que un espacio al aire libre.

Comedor con salida al patio
Micasa

La llegada de su segundo hijo fue decisiva para empezar a buscar un nuevo hogar. El apartamento en el que vivían Sofía y David tenía estilo y era ideal, pero no lo suficientemente grande. Ya que tocaba cambiar, elegirían uno luminoso y con espacio suficiente para los niños. Enseguida empezaron a buscar pisos bajos, pensando en acondicionar su exterior. A través de un anuncio en el periódico encontraron esta casa aunque, en su primera visita, los decepcionó por su deterioro. Tuvieron que hacer otra más, esta vez acompañados de un amigo arquitecto, quien se dio cuenta, enseguida, del potencial de la vivienda con techo alto y una planta casi cuadrada, fácil de redistribuir.

Una reforma integral de diez meses logró extraer lo mejor de la vivienda y cambiarla radicalmente. El primer paso, derribar el muro que separaba la casa del patio y cambiarlo por una gran fachada acristalada, para aprovechar la luminosidad, extraordinaria, y ganar profundidad visual al convertir el espacio exterior en una prolongación del interior.

El segundo, organizar de otro modo su planta para que se orientara hacia el patio. Por eso, la nueva distribución divide la casa en dos mitades, a la izquierda, las zonas comunes, y a la derecha, los dormitorios. Entre ambas, un volumen ocupado por la cocina, proyectada con pocos metros con la idea de hacer más vida en el comedor y el patio.

En cuanto a la decoración, destaca la naturalidad de los ambientes, el mix de muebles vintage y el impacto visual de algunos detalles, como las fotografías de gran formato del salón y el comedor. La altura del techo se mostró como aliada indiscutible para potenciar la luz procedente del patio, pero también para sacar el máximo partido al espacio. Sucedió en el comedor, con el diseño de una gran librería a medida, y también en el dormitorio principal, donde se proyectó un altillo en forma de L, para ganar un vestidor. Espectacular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una piscina de capricho

En el patio se proyectó este coqueto oasis para refrescarse en los meses más calurosos. Está formado por un pequeño vaso revestido con gresite en varios tonos y dos esculturas de leones sobre pedestales; todo ello se convierte en un guiño a la belleza de una fuente clásica ornamental.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón conectado con el exterior
Micasa

La fachada acristalada, con puertas correderas, fue una de las claves de la reforma de este piso.Ocupa el lugar de una antigua pared que no potenciaba lo mejor de la casa: el patio, la abundante luminosidad y la altura del techo. Con el cambio, la profundidad visual aumenta, y también la sensación de amplitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un patio con aire muy festivo

Es un espacio green & fresh, que la familia utiliza siempre que el tiempo acompaña, de día y de noche. La pareja que vive en esta casa quería para sus dos hijos un ambiente alegre; lo consiguieron con guirnaldas; una de ellas combina bombillas de diferentes colores.
Mesa Tulip y sillas Bertoia, diseños de los años 50, editadas por la firma Knoll.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un pequeño jardín

Junto a las plantas de gran altura conviven varios cactus mini. ¿Cómo destacarlos? Con macetas de diferente color y un original telón de fondo: un cartel anaranjado antiguo, que los arropa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piezas de aquí y de allá

La decoración del estar se basa en la mezcla de piezas de origen y materiales diversos. El sofá se encargó a un carpintero y la butaca vintage, adquirida en una almoneda, se retapizó. Las mesas de centro, en acero ultrafino, son un regalo de boda.
Fotografía, de Ignacio Gurruchaga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles de capricho

La dueña vio este sillón retro en una almoneda y se enamoró de él. La idea de combinar dos tapicerías busca realzar su silueta y conseguir un nuevo look. Detrás, el armario donde la familia guarda películas y música.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincones muy personales

Dos vitrinas procedentes de su anterior casa, se integran bien en un pequeño tramo de pared, antesala del patio. En el hueco que queda entre ambas, David, el dueño de la vivienda, aparca su bicicleta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Protagonista en el comedor
Micasa

Una fotografía de gran formato focaliza la atención en el comedor, decorado con una mesa de cristal y aluminio y sillas retro, retapizadas. La imagen queda encuadrada con una librería realizada a medida, donde destacan numerosos objetos y recuerdos familiares. Sobre la fotografía se instaló una pantalla enrollable, perfecta para proyectar películas.
Fotografía, de Alejandro Kuropatwa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fotografía, de Alejandro Kuropatwa

Con encanto. La fotografía de un nenúfar acapara la atención a primera vista en la librería. Sin embargo, una mirada más atenta descubre el encanto que aporta el mix de algunos objetos y recuerdos familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puertas originales

Especiales en tamaño y encargadas a medida, son diseños elegantes que enfatizan la altura de la vivienda. El cristal en la de acceso a la cocina conduce la luz natural a su interior. A la izquierda, el distribuidor que conduce a los dormitorios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina y barra

En la nueva distribución, la cocina ocupa el centro de la casa y tiene acceso a salón y comedor. En una de sus paredes se acertó plenamente al abrir un vano y diseñar una barra con mueble bar. Más funcionalidad en poco espacio.
Los cuatro cuadros sobre la balda son de la artista Isabel Moltó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio con dos alturas

Un altillo en forma de L, equipado con armarios, es un formidable vestidor que duplica la capacidad de almacén en el dormitorio principal. Bajo ese voladizo, el espacio también se optimiza con un cuarto de baño acristalado, para aprovechar la luz natural, y otro frente de armarios empotrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabecero tapizado en piel

Elegante y con un diseño atemporal y fácil de combinar con piezas de diferente estilo, armoniza en este ambiente con las mesillas clásicas. A destacar, el impacto visual de las lámparas de sobremesa por su color azul y sus bases geométricas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio con vistas a la piscina
Micasa

La pared de cristal proporciona sensación de más amplitud y luminosidad extra al dormitorio. La escalera, de líneas escultóricas, y el altillo se eligieron en blanco para aligerar su peso visual y no restar claridad. La habitación se convierte en un área wellness con acceso directo a la piscina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de lectura en el dormitorio

La chaise longue del dormitorio es un clásico de Charles y Ray Eames, editado por Vitra, que ofrece máximo confort. Ideal para leer, relajarse y desconectar, forma un tándem sofisticado con la escalera de líneas escultóricas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio juvenil

La protagonista absoluta es una pared de escalada infantil, por la que trepan los dos hermanos para subir a un altillo donde pueden jugar y leer. Para el descenso utilizan la barra de acero. Al optar por una litera adosada se cede aún más espacio para jugar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decoración infantil

Del techo no solo cuelgan las lámparas, también hay móviles con un gran potencial decorativo. Además, contemplar la silueta de este elefante, por ejemplo, que se mueve sutilmente, resulta muy relajante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y distribución de la vivienda
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas