La casa de sus sueños

La estructura, los muebles y textiles en el blanco más puro forman una base única sobre la que se dibujan detalles de ricas texturas y colores en constante equilibrio.

Por fin llegó el momento de dar el salto para esta familia —hasta ahora alojada en el centro de Barcelona— y lanzarse a vivir a las afueras, a pocos kilómetros de la ciudad, pero mucho más cerca de la playa y del aire puro. Un lugar estupendo para sus hijos, ya casi adolescentes. Aunque realmente el motivo más poderoso de tal cambio fue la adquisición de esta casa, muy cercana a la de sus sueños, equipada con amplias terrazas, jardín privado e interiores de generosas dimensiones

La vivienda, un adosado de reciente construcción con tres plantas, contaba con una distribución muy buena pero, para el gusto de sus propietarios, con acabados en exceso tradicionales. Los nuevos dueños buscaban lavarle la cara y personalizarla sin necesidad de hacer grandes obras. Judith Farrán y Gustavo Carrasco, del estudio Home Deco, así lo hicieron con sutiles ideas y propuestas mucho más vanguardistas, de las que resultaron espacios con su sello, cierta sofisticación y mucha calidez.

Quizá la única directriz a seguir fue la apuesta absoluta por el blanco; suelos de madera blanqueada, techos y paredes pintadas en dicho color al igual que prácticamente todos los muebles y tapicerías de la casa. La concepción del espacio emula un lienzo a estrenar, luminoso y limpio, sobre el que plasmar pequeñas dosis de color, siempre en la paleta de los rosas y lilas, que actúan además como un hilo conductor.

En los dormitorios, ubicados en la segunda y tercera planta, se permitió alguna que otra licencia con los colores. Aún con la base también blanca, la ropa de cama, las alfombras y algunos complementos de tonos más intensos aportan un dinamismo muy equilibrado; en especial, en las habitaciones de los más pequeños. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios abiertos

El ventanal de puertas correderas permite prolongar la zona de estar hacia el exterior, muy agradable en los días más cálidos. La conexión visual de ambientes se convierte en parte fundamental de la decoración.

Sofá rinconero de piel blanca, de La Garriga Verda. Cojines, de Textura, Coco-Mat y Lu Ink.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lisos y estampados

Sobre el blanco de fondo destacan los numerosos almohadones, mantas y plaids que calientan la zona de estar. Los colores elegidos van del rosa al lila pasando por el berenjena; una gama de color muy acertada por su calidez y elegancia.

Almohadones y mantas, de Textura, Lu Ink y Coco-Mat. Alfombra, de La Garriga Verda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puro equilibrio

El salón se completa con algunos detalles en tonos grises y negros que aportan la profundidad y el contraste necesarios. En primer término se aprecian dos magníficos lienzos en serie y una lámpara con la pantalla de acero negra.

Cuadros, de la pintora argentina Carolina Raineri, para Home Deco. La lámpara y las mesas también fueron diseñadas por Home Deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón y comedor

Un cambio reseñable en la adaptación de la vivienda fue eliminar ciertas puertas de paso dejando un vano abierto -como en el salón- y la sustitución de algunas batientes por correderas. En la planta baja, donde se ubican las zonas comunes, es donde más se acentúa esta propuesta como medio de unificar ambientes.

Alfombras redondas, de Francisco Cumellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor en conjunto

Cuero, laca y acero conviven en armonía dando forma a un comedor de diseño impecable. La elección de una mesa extensible facilita el paso hacia la cocina a diario.

Mesa de laca y sillas de acero y cuero blanco, todo, de La Garriga Verda. Lámpara, de Santa & Cole. Cuadro, de Carolina Raineri para Home Deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cambio radical en la cocina

La cocina se transformó por completo con un diseño en forma de U que rentabiliza de maravilla el espacio; se compone por muebles acabados en blanco y electrodomésticos de acero inoxidable de última generación.

Cocina de la marca Logos realizada por Cuina Casanova. Encimera, de Corian. Electrodomésticos, Bosch. Taburetes, de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una pizarra en la cocina

Al diseñar la cocina se añadió una extensión de la encimera como barra de desayunos. La pared que coincide con el comedor de diario se revistió con pintura de pizarra y palabras escritas en distintas tipografías a modo de decoración.

Taburetes, de Maisons du Monde. Los individuales proceden de Home Deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una barra en la cocina
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil funcional

Los dormitorios de los niños cuentan con una decoración más ligera y permisiva, con espacio para descansar, estudiar y disfrutar de los ratos de ocio.

Mueble con la cama y una estantería realizado por Fanchulino para Home Deco. Ropa de cama, de Textura. Alfombra, de Francisco Cumellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toques morados en el dormitorio principal

La correcta elección de los textiles y complementos fueron clave en el dormitorio principal. La gama escogida juega un papel fundamental proporcionando sensación de calidez y un aspecto final de gran elegancia.

Cama adquirida en el Corte Inglés. Ropa de cama, manta y cojines, de venta en Textura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño integrado

La segunda planta se concibió como una suite, con un espacioso cuarto de baño integrado, revestido y decorado en tonos neutros. Destacan los materiales elegidos, tan variados como modernos: cemento pulido, laca o cantos blancos insertados en malla. El baño fue diseñado por Diego Guerrero y Judith Farrán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio tipo suite

Al otro lado de la zona de descanso se creó un segundo vestidor con salida directa a la terraza de esta planta; un sueño perfecto cumplido gracias a las generosas dimensiones de la habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas de la distribución

- La planta se mantuvo casi por completo diáfana con el fin de comunicar las dos entradas de luz de los extremos. El suelo, blanco, y las paredes, del mismo color, permiten que la luz fluya y se propague.   
- En el dormitorio, un muro sin cerrar divide el ambiente y da intimidad al vestidor. En lugar de integrar este nuevo elemento, se buscó romper con la claridad del blanco y pintarlo en un
gris oscuro para crear así cierta sensación de profundidad.
- Al otro lado de la zona de descanso se creó un segundo vestidor con salida directa
a la terraza de esta planta; un sueño perfecto cumplido gracias a las generosas dimensiones de la habitación.
- El cuarto de baño, dentro del dormitorio, también es muy especial. Está revestido con microcemento en dos tonalidades, al igual que la encimera de los lavabos; el mueble, a medida, se lacó jugando con los mismos tonos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas