Un piso actual en Madrid

Situada en un barrio nuevo del norte de Madrid, esta vivienda combina una decoración clásica renovada con detalles y calidades de vanguardia.

Esta vivienda, del Grupo Inmobiliario Urbalia, se encuentra en Sanchinarro, un nuevo barrio de la zona norte de Madrid.

Sus 116 m² construidos se distribuyen en un amplio salón, con estar y comedor, cocina con tendedero, dos dormitorios, un cuarto de baño y un dormitorio principal, con baño propio y zona de vestidor.

En la decoración de estos ambientes se persiguió aunar la calidez y comodidad de un hogar con la funcionalidad y las últimas tendencias. Para lograrlo, se combinaron muebles de líneas sencillas —en madera, acero y cristal—, con telas y tapicerías lisas en tonos sobrios con pinceladas de color. Esto no significa que en todas las habitaciones se siguiera el mismo estilo decorativo; mientras que en la zona de estar y el comedor se apostó por un gusto clásico renovado, en los dormitorios domina un aire más moderno y actual. Lo que sí es común en todos los ambientes es la distribución práctica del mobiliario, pensada para conseguir espacios cómodos y desahogados. Los suelos se cubrieron con losetas de mármol italiano y, para las paredes, se optó por pintura plástica en un tono crema muy suave.

Otro de los aspectos que se cuidó especialmente fue la carpintería: se escogieron elegantes puertas, en madera de cerezo, con entrecalles horizontales y molduras y cercos lisos. En la cocina se combinaron muebles laminados, en color blanco y gris metalizado, con una encimera de Silestone y electrodomésticos en acero inoxidable: placa vitrocerámica, campana extractora y microondas, todos, de la firma Siemens. Además, el frente de cocción se revistió con un tipo de cerámica especial, con una textura similar a la del aluminio rayado, pero que es más fácil de mantener. En los cuartos de baño se siguió el mismo esquema decorativo; por ejemplo, se eligieron muebles de lavabo de líneas rectas, realizados en madera teñida en color wengué. Los sanitarios, de la marca Duravit, están diseñados por Philipe Starck, y las griferías, de líneas vanguardistas, son de Rovira

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la decoración del salón

se cuidó que el color de las telas no desentonara con las paredes. Éstas se pintaron en un crema muy suave, un color discreto y elegante que realza las cortinas y tapicerías, de Pepe Peñalver. Las mesas y la alfombra son de Camino a Casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La zona de estar

El televisor se colocó en un mueble bajo con estantes. Estos diseños son una buena opción para no recargar el espacio. Se situó adosado a la pared que queda frente a uno de los sofás y, para integrarlo, se tapizó igual que éstos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para restar sobriedad a las tapicerías del salón,

se añadieron toques de color rojo con los complementos. Estos detalles rompen la monotonía cromática y consiguen que la decoración gane calidez. Cojines en LaDecó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para el comedor,

se apostó por un aire clásico renovado. La mesa se completó con sillas de líneas rectas tapizadas con un algodón a rayas. La iluminación del ambiente se resolvió con una lámpara de techo de estilo actual. Tapicería de la firma Pepe Peñalver, en 1,40 m de ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la cocina,

los muebles se distribuyeron en línea para dejar el resto del espacio libre y situar un comedor de diario. Se combinaron armarios laminados en gris y blanco con una encimera de Silestone y revestimientos cerámicos en los mismos tonos. Electrodomésticos, de la firma Siemens.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El estudio

Para decorar este ambiente, se escogieron diseños muy funcionales, de líneas depuradas, realizados en maderas claras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio principal

cuenta con su propio baño, equipado con diseños vanguardistas. El lavamanos, de Duravit, va encastrado sobre un mueble de madera acabado en color wengué. La grifería es el modelo Link, de Rovira. Suelo y paredes, de mármol travertino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle de otro de los baños de la casa.

Éste se revistió con azulejos color crema que imitan gresite. El lavamanos, de cristal, va sobre una encimera volada de madera. El hueco que queda entre ésta y la pared se aprovechó con una estantería en la que se almacenan las toallas y demás productos de aseo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 TONOS ACTUALES

Para una cocina moderna elige tonos como éstos para muebles y revestimientos. De Titan Export: 1171 melocotón, 1101 gris pastel y 1104 gris medio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas