Un apartamento juvenil

Las constantes llamadas de atención hacia una decoración detallista y naif definen el estilo juvenil y dinámico de este coqueto apartamento madrileño.

Un enriquecedor mix de texturas en la estructura, sumado a la potencia decorativa de los espacios, eleva los grados de atractivo de este coqueto apartamento madrileño. Ubicado a pocos metros de una de las arterias principales de la capital, reparte su éxito entre su céntrica situación y su bien escogido interiorismo. Una vivienda diseñada al milímetro para sus propietarios —una pareja joven— de gustos modernos, urbanita y trabajadora.

Su ritmo de vida les hacía suspirar por un ambiente multidisciplinar y diáfano para celebrar apetecibles reuniones con amigos y familia. Premisas que triunfaron y desembocaron en un salón abierto a la cocina y al pasillo, en el que también tuvo cabida un comedor muy ecléctico y una completa zona de trabajo. Dos amplios ventanales, vestidos únicamente con estores casi transparentes, favorecen la integración al dotar de luz natural al ambiente.

Las zonas privadas de la casa —como son la de descanso y el cuarto de baño— se ubican en el extremo contrario, con acceso a un patio interior que proporciona luz sin ruidos. Así, el dormitorio garantiza el sosiego necesario al caer la noche reforzado, cómo no, por una decoración de base blanca, toques cálidos de maderas y vistosos detalles en color que aportan profundidad.

* En la actualidad la casa está disponible para alquilar a través de www.flatsweethome.com 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón particular

El muro coincidente con la fachada se respetó tal y como estaba originalmente: en ladrillo rojo visto. Esta apariencia aporta fuerza y personalidad a un espacio que se completó con piezas muy variadas. Sofá, de Dekapé. Mesita de raíz, de EsteOeste. Cuadro, de Carlos Arriaga. Mecedora, de Vintage 4P.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los cuadros

Una cuidada combinación de obra original con láminas y carteles publicitarios enmarcados y alguna que otra fotografía viste las paredes del apartamento con carácter y mucha personalidad.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincones personales

Una sutil decoración en torno a esta pequeña zona de lectura imprime un sello particular en la vivienda; son los artículos personales y los espacios sentidos como propios los que definen la casa. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los complementos

Una profusión de simpáticos adornos, libros decorativos apilados, jarroncitos de colores o recuerdos de aquí y de allá componen esa segunda capa decorativa responsable, en este caso, del rico colorido y de ese peculiar toque naif, característico de la zona de estar. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles que marcan estilo

Una composición a base de elementos diversos convierte la mesa de centro, lisa y blanca, en punto focal decorativo. Cristales de colores, flores naturales y figuras de animales e insectos crean en conjunto un bodegón alternativo. Jarrones, de Lou & Hernández. Hormiga, pájaro y bandeja de madera, de EsteOeste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recursos para unificar ambientes

La integración de distintos ambientes en un mismo espacio es plena gracias al predominio del blanco. La tarima, idéntica en toda la casa, juega también un papel fundamental. Mesa baja y mueble de TV, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Textiles coordinados

Alfombras, de Berbería. Sofá, de DeKaPé y cojines estampados, de Zara Home y de EsteOeste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Textiles vibrantes

La base cromática neutra de la zona de estar se enriquece de forma asombrosa gracias a los almohadones, mantas y alfombras repartidos por el ambiente; todos de vivos colores y refrescantes estampados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de trabajo

A espaldas del sofá y junto a uno de los grandes ventanales se creó un espacio de trabajo a medida, de poco fondo pero con mucha capacidad de almacén. La mesa y la librería se hicieron a medida. Alfombra blanca, de Ikea. Flexo, de Lou & Hernández. La silla es la famosa Plastic Chair, de los Eames, para Buskdesign.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio de almacén

La escrupulosa organización destaca, más aún, en un espacio tan reducido. Un armario a medida en el salón fue uno de los mayores aciertos; cuenta con frentes blancos, para integrarlo, y decorativos dibujos de pájaros en las puertas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de estilos en el comedor

La ventaja de las mesas circulares es la facilidad que tienen para integrarse sin obstaculizar el paso. Aquí se eligió un modelo de aire retro en madera barnizada que combina de maravilla con las rompedoras sillas de diseño. Mesa de comedor, de Reno. Sillas, de Buskdesign. Lámpara de pie, de Ikea. Jarroncitos, de Vintage 4P.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Iluminación

La correcta gestión de las lámparas y los diferentes puntos de luz fue vital en esta pequeña vivienda. Debido a sus reducidas dimensiones, crear ambientes sugerentes o dinámicos según las necesidades o estados de ánimo depende en exclusiva de la variada iluminación que tiene

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio de cocción

Un elegante papel con textura delimita visualmente la cocina. Los muebles de melamina gris forman una U aprovechada al máximo para dar cabida a todo lo necesario. La zona del fregadero hace de barra separadora del salón comedor. Papel, de Vescom. Alfombra y paños, de Zara Home. Espejo, de EsteOeste. Macetitas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio con espíritu naif

La vitalidad y el desahogo visual definen el dormitorio, que goza de una base decorativa blanca salpicada de detalles muy significativos repartidos por toda la habitación. Taburete empleado como mesilla, de Lou& Hernández. Apliques de pared, de Ikea. Ropa de cama blanca y cojines, de Zara Home. Plaid estampado, de EsteOeste. Letras, de Vintage 4P.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En privado

Los artículos de uso personal, aunque no estén considerados dentro del estricto campo decorativo, son piezas fundamentales a la hora de crear sensación de intimidad y calor de hogar en el dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cara más práctica

Cuando los metros escasean la decoración convive a la fuerza con la funcionalidad creando espacios más dinámicos y mejor aprovechados. Aquí no podían faltar unos amplios cajones a los pies de la cama, de gran capacidad. Mueble y cuadros, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Juego de color en el cuarto de baño

Si la base cromica es neutra, jugar con los tonos intensos y los estampados en formato mini da un resultado espectacular tambi en espacios reducidos, como este ba. Mueble, de Habitat. Silla, de Buskdesign. Toallas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y distribución de la casa

Una reforma bien pensada
Para lograr sensación de amplitud en el apartamento se unificaron todas las zonas comunes en un mismo espacio. Los amplios ventanales de la fachada exterior constituyen una potente fuente de luz natural que alcanza desde la zona de estar, hasta el comedor y la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas