Un piso alquilado de 60 m²

El color de las paredes y la elección de los muebles y complementos fueron los puntos clave para decorar con éxito este piso madrileño de 60 m².

image
1 de 9
El salón se pintó en un tono azul muy suave, con el fin de lograr un ambiente relajante.

Sofás tapizados con la tela Kilimanjaro, de Gancedo. Cojines, de Sybilla y Natalia Lumbreras. Sobre el sofá destaca un gran cuadro abstracto de Rafa Silva. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La idea.

Para conseguir una zona de estar juvenil y atractiva, ésta se delimitó con una alfombra a rayas de vistosos colores, a juego con los cojines. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
En el salón

destaca una bonita vitrina antigua de madera encerada y con llave, que se puede utilizar tanto de librería como de aparador. Armario vitrina adquirida en Los Gusanos. Mesa de centro, de madera de teca y con cuarterones de bambú, de Becara. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La cocina

se amuebló y pinto en color blanco, con la intención de ampliarla visualmente. Para el suelo, en cambio, se optó por un gres colocado en damero en azul fuerte y blanco, que resulta muy llamativo. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
En la cocina

se procuró aprovechar al máximo el espacio, incluso aumentarlo con una estantería extra para almacén. Carrito de aluminio, de MDM. Botes de venta en Ikea. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Unos retales de telas indias

enmarcados y colgados sobre la cama decoran la pared del dormitorio. La cama se vistió en los mismos tonos que estas telas, con cojines de seda y una cálida manta de mohair. Almohadones de seda y manta de mohair, de Aldaba. El baúl se recuperó de un contenedor. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
El detalle.

La elección de los cuadros fue clave en la decoración del dormitorio; por su temática y colorido las obras se convierten en protagonistas. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Una estantería exenta

fue la solución para organizar mejor el baño. Una buena idea para casas alquiladas, ya que se puede trasladar sin problemas. La misma filosofía se siguió con el espejo, que va colgado de la pared, y con el aplique. Estantería de MDM. Aplique, de E. Lezcano y espejo, de Azulejos Peña. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
REFORMA

"La distribución del apartamento, un tanto complicada, se debe a que originalmente formaba parte de una casa antigua de grandes dimensiones que se dividió en dos pisos más pequeños, que ahora se alquilan a un precio asequible. "

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas