Una casa de pueblo rehabilitada con un estilo impecable

Es entrar en esta casa, situada en una pedanía de Segovia, y el ritmo se ralentiza. Una rehabilitación top es la responsable de la vida slow que hoy se hace en ella, incluyendo en jardín y la piscina.

Piscina con tumbonas y sombrilla
Patricia Gallego

Hace dieciocho años, Nicole y Antonio, tras dejar una casona en Cantabria, decidieron buscar una vivienda más cerca de Madrid. Se enamoraron de Cañicosa, una pedanía del municipio segoviano de Matabuena, a una hora de la capital, y allí comenzaron su proyecto familiar El Portón, un conjunto de casas rurales @portonsegoviano. Naturaleza, excursiones, rutas en bici y una casa de pueblo que se debía transformar en otra con todas las comodidades. Encargaron el proyecto de reforma a la arquitecta Beatriz Guijarro y el de decoración, a la interiorista Amelia Aran. Del punto de partida nos habla Beatriz, quien la describe como “típica de la zona, con forjado formado solo por tablas de madera y en planta baja el terreno compactado como suelo”. Era una construcción antigua con “la cubierta formada por correas de madera, ripia y tejas”, que era necesario rehabilitar. Guijarro destaca puntos clave de la obra: “Aprovechamos los muros exteriores de piedra y pusimos una losa como forjado para conseguir grandes espacios libres de pilares. Además, los muros que añadimos de carga se hicieron en hormigón armado y se dejaron vistos”. A la piedra y el hormigón se suman la carpintería de aluminio negro depurada y el vidrio, ya que se abrieron ventanales hacia el jardín, y el cemento pulido del nuevo suelo; una combinación acertada de materiales que imprime un aire rústico y fabril al mismo tiempo a la casa pero, sobre todo, un look contemporáneo. En palabras de la arquitecta, “es una casa con espacios muy atractivos donde predominan la luz y las vistas
—así como la privacidad—, que mantiene la esencia rural con un rigor formal y actual”.
La planta baja, diáfana y muy luminosa, es un claro ejemplo del estilo neorrústico tan en auge hoy. Salón, comedor y una cocina con una gran isla comparten este espacio, que resulta igual de cómodo que los dormitorios de la primera planta, decorados para recrear esa tranquilidad que solo brinda la vida en el campo.

Te interesa: UN ANTIGUO GRANERO ES HOY UNA DE LAS CASAS CON MÁS ESTILO

Tumbona y sombrilla
PATRICIA GALLEGO
Piscina en el jardín

Tomar el sol, darse un chapuzón, sestear, desconectar y dejar que el tiempo pase… El jardín invita a disfrutar del aire libre sin prisas. En este entorno idílico, el muro de piedra al que se adosó la piscina y el caño de agua, forman un tándem de estética rural en total armonía con la casona.

Tumbonas, de Los Peñotes. Cojines, de Tailak. Toallas, de Zara Home. Sombrilla, de Naluz. Cesta, de Ikea. Al fondo, sillas de caña con cojines, de Alfombras Étnicas, de venta en Guáimaro.

Te interesa: EL ENCANTO DE LOS JARDINES EN SEPTIEMBRE 🍂

1 de 12
Cojines y telas estilo étnico
PATRICIA GALLEGO
SILLAS DE COLORES

Uno de los árboles del jardín regala una agradable sombra a una segunda zona próxima a la piscina. A destacar, la vitalidad y alegría que transmiten las ráfagas de colores vivos de los cojines y las sillas.

Cojines, de la firma Alfombras Étnicas, en Guáimaro. La mesa y las sillas se adquirieron con la app Wallapop. Faroles rojos, de Naluz.

2 de 12
Composición de cuadros
PATRICIA GALLEGO
SALÓN EN country renovado

Es el estilo del salón, que sorprende por su carácter tan personal, “alegre, colorido y austero, aunque con un punto de calidez”, en palabras de la decoradora Amelia Aran. Dos sofás king size proporcionan el confort a esta zona de tertulia, con un atractivo fondo de hormigón y fotos en blanco y negro.

Cojines: de colores, de Alfombras Étnicas, de venta en Guáimaro; y en blanco y negro, de Naluz, de donde procede también la lámpara azul.

3 de 12
Sofás XXL
PATRICIA GALLEGO
Conexión visual

Salón, comedor y una cocina ultramoderna comparten un amplio espacio en la planta baja, ahora diáfana, pero antes de la reforma estaba muy compartimentada. Diseñada para conseguir la máxima comodidad, recibe abundante luz natural con los nuevos ventanales abiertos en la fachada del jardín.

Sofás XXL adquiridos en Mandalay y tapizados en un lino, de Yute’s. Las mesas amarillas se encargaron a un herrero local. Sobre una de ellas, faroles ámbar, de Naluz. Cuadro Azul profundo, de Cuadriman. Cortinas, de Bandalux. Alfombra gris, de Gancedo, a medida.

Te interesa: CERRAMIENTOS: 10 IDEAS PARA GANAR METROS Y AISLAR BIEN

4 de 12
Asientos de diversos estilos
PATRICIA GALLEGO
Revestimientos top

Chapa en la chimenea, cemento pulido en el suelo y piedra en las paredes. Las texturas en contraste han creado interesantes focos de interés en el salón. A destacar, la mesa extralarga y la cruz de forja en el techo, por su versatilidad, realizadas por Cosas de Pedraza.

Silla verde, platos, letra luminosa sobre la chimenea y lámpara amarilla, de Naluz. Lámparas de techo, del estudio de Amelia Aran. Jirafas de colores, de Guáimaro. En el suelo, un diseño, de Alfombras Étnicas.

TE interesa: RENOVAMOS SUELOS Y PAREDES

5 de 12
Cristalera de gran formato
PATRICIA GALLEGO
En gran formato

La nueva fachada acristalada del jardín que garantiza luz natural, ofrece una fabulosa panorámica del exterior y logra dar más profundidad visual al interior. Delante del ventanal, banqueta, de Alfombras Étnicas.

6 de 12
Cocina con frentes de madera
PATRICIA GALLEGO
ISLA EN MADERA en la cocina

La isla, como protagonista absoluta de la cocina, es un plus de diseño que por estética y dimensiones aporta sofisticación y calidez a partes iguales.

Te interesa: LAS MEJORES COCINAS CON ISLA

7 de 12
Baño estilo rústico
PATRICIA GALLEGO
Dormitorio con baño

La naturalidad define la decoración del dormitorio, un ambiente evocador que se llena de calidez con un mix de textiles de inspiración vintage & country. En él destaca una puerta antigua, singular y única, recuperada por un herrero, que lo comunica con el cuarto de baño, que continúa la línea decorativa. Conserva sus cuarterones, pero por privacidad, los inferiores se vistieron con diferentes tejidos en tonos naturales en armonía con las cortinas del armario.

Telas, del estudio de Amelia Aran. En el baño, encimera y balda realizados por un carpintero local. Cesta, de Zara Home.

8 de 12
Ropa de cama en rosa
PATRICIA GALLEGO
Sencillez exquisita

La sencillez en la decoración busca intencionadamente ceder todo el protagonismo a las paredes de piedra y hormigón. Dos materiales con una poderosa fuerza estética que, sin embargo, adquieren un aire soft con la paleta rosada de los textiles.

Aplique, de Cosas de Pedraza. Ropa de cama y cesto, de Zara Home. Alfombra, de Leroy Merlin.

Te interesa: UNA DULCE CASA DECORADA EN TONOS PASTEL: CON JARDÍN Y PORCHE

9 de 12
Tapicerías y cojines
PATRICIA GALLEGO
El textil manda

En este dormitorio, los matices naturales de los revestimientos crean una puesta en escena que invita a desconectar. El elemento sorpresa en esta slow deco: los colores que aportan los textiles.

Tapicerías, de Gastón y Daniela: cojines con estampado Palampore y rayas Nairobi, y colcha con patchwork bordado Devani, de Manuel Canovas. Ropa de cama azul, de Zara Home. Sobre la consola, farol y caja, de Ikea. Cortinas y estores, de la firma Bandalux.

10 de 12
image
PATRICIA GALLEGO
Planta baja

Este es el plano de la parte inferior de la vivienda

11 de 12
image
PATRICIA GALLEGO
Primera planta

Uno de los dormitorio detallado en el plano.

12 de 12
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas