Un chalé familiar con un gran jardín e interiores a distintos niveles

Esta casa a las afueras de Madrid dice mucho de sus propietarios: una pareja alegre que disfruta de su familia.

Chalé familiar en Madrid: Salón comedor
Miriam Yeleq

Hace algo menos de dos años que Mónica y su familia se mudaron a este chalé en las afueras de Madrid. “Estuvimos buscando casa durante más de un año y, cuando estábamos a punto de tirar la toalla, apareció esta maravilla”, nos cuenta su propietaria. “La primera vez que entré en ella, me envolvió su buena energía e, inmediatamente, me ví viviendo allí. Llamé a Carlos, mi marido, y le dije: ¡la encontré!. Al día siguiente fue él a ver la casa y también se enamoró”. Ahora disfrutan con sus hijos Ariadna y Nicolás, y su perrita Luna, de una estupenda vivienda rodeada de verde. “Queríamos un lugar que no quedase alejado de la ciudad, pero que a la vez nos permitiera estar en contacto con la naturaleza”. Justo lo que le faltaba a su anterior piso, que aunque también era amplio y luminoso, no daba la sensación de vivir en el campo.

Entrada de la vivienda rodeada de jardín
Miriam Yeleq
SUBID Y ENTRAD

Las escaleras conducen a la casa, rodeada de un bello y exótico jardínque fue diseñado por Desert City.

Aquí, una juguetona y cariñosa guardiana, Luna –una bobtail de dos años–, nos da la bienvenida. “Es, sin duda, la que más disfruta del jardín.

Lo normal es verla salir corriendo, como una loca, detrás de las palomas. Y, en verano, le encanta tirarse a la piscina para darse un buen chapuzón”, nos cuenta Mónica, la propietaria.

1 de 20
Comedor al aire libre
Miriam Yeleq
TARDES AL FRESCO

La de esta pareja es una casa para vivir y disfrutar en las reuniones familiares y con los amigos. “En el porche, hemos montado un comedor porque nos encanta aprovechar el buen tiempo y organizar comidas al aire libre”, nos explican. En un futuro, también les gustaría contar con un salón de verano, en el que alargar las sobremesas.

2 de 20
Sillas de madera y taburetes
Miriam Yeleq
RINCÓN ZEN

Después de un largo día de trabajo, nada mejor que relajarse en este rincón del jardín. “Es llegar aquí, tumbarte, cerrar los ojos y empezar a escuchar el sonido de los grillos, el canto de los pájaros… ¡No necesitas más! Es la desconexión total”, ríe Mónica.

3 de 20
Chalé en Madrid: Tumbonas en el jardín
MIRIAM YELEQ
AL SOL

En el porche: alfombra, de Rochy Patsy. Plantas, de Los Peñotes. Cestas, de Muy Mucho. En las tumbonas: pamela y toalla, de Zara Home.

4 de 20
Chalé en Madrid: Comedor en el porche
Miriam Yeleq
PUERTAS DESLIZANTES

Unas hojas correderas con cuarterones de cristal comunican el porche con el interior de la vivienda. Así, cuando Mónica y Carlos reúnen a muchos invitados al mismo tiempo, abren la puerta para prolongar el salón.

Banquetas de madera y enea, menaje y camino de mesa, adquiridos en Zara Home.

5 de 20
Chalé en Madrid: Salón con alfombra de fibra
MIRIAM YELEQ
CÁLIDO + EXÓTICO

Para Mónica, el salón es el centro social de la casa y uno de sus lugares favoritos. Con una decoración a base de tonos cálidos, alfombras de fibra, estampados étnicos y piezas de artesanía procedentes de los viajes de la familia, te transporta hasta África, Colombia, Tailandia…

Cojines y esculturas de madera, de Zara Home. Pufs, de Ikea. Las plantas son de Los Peñotes.

6 de 20
Chalé familiar en Madrid: Salón comedor
Miriam Yeleq
EFECTOS CROMÁTICOS

Una estructura realizada a medida integra el banco de obra —de frente, en la imagen— y la pared de la chimenea. En color blanco, contrasta con los elementos oscuros y los convierte en punto focal: las colchonetas negras y la zona del fuego parecen volar en el espacio.

Sofá, de Köln Internacional. Mesas de centro, de Westwing. Silla de piel Santiago, de Maisons du Monde.

7 de 20
Chalé familiar en Madrid: Salón comedor con desnivel
Miriam Yeleq
ARRIBA Y ABAJO

La doble altura de la casa es uno de sus grandes atractivos, pero no el único. “Cuando la visité por primera vez, quedé fascinada por el juego de volúmenes de los techos, su luminosidad, la buena calidad de los materiales… ¡Según la iba recorriendo, más me enamoraba de ella!”

8 de 20
Chalé familiar en Madrid: Mesa de comedor de madera rústica
Miriam Yeleq
¡PASEN AL COMEDOR!

Los propietarios buscaban una mesa de madera, de aire rústico, que rompiera con la estética nórdica de las sillas —que ya tenían— y se convirtiera en la auténtica protagonista del ambiente. “Nada más verla, nos gustó a los dos y no lo pensamos mucho. Era justo lo que queríamos”, recuerda Mónica.

Mesa, de El Globo Muebles.

9 de 20
Chalé familiar en Madrid: Cocina en blanco y marrón
Miriam Yeleq
ESPÍRITU PRÁCTICO

La cocina la conservaron tal y como estaba, con muebles bajos en madera oscura y acero, distribuidos en forma de U, y una encimera de síntesis en color crema. “La verdad es que no somos muy cocinillas. Por eso esta estancia tiene un papel secundario dentro de la casa. Ariadna, nuestra hija mayor, quizá es la que más disfruta en la cocina”.

10 de 20
Chalé familiar en Madrid: Dormitorio estilo bereber
Miriam Yeleq
MUY PERSONAL

“Mi dormitorio es la habitación de la que me siento más orgullosa”. La dueña apostó por una decoración de espíritu boho y bereber, con muebles de madera, textiles de algodón, motivos étnicos, plantas…, que se atrevió a mezclar con piezas modernas y de estilo industrial. “Me encanta cómo ha quedado, con carácter”.

Cabecero, de Gloss & Raffles. Mesilla, de Maisons du Monde. Cojines y mantas, de Zara Home. Tarro de cristal y collar, de Muy Mucho. Alfombra, de Rochy Patsy.

11 de 20
Chalé familiar en Madrid: Lavabo volado
MIRIAM YELEQ
LAVABO Y ENCIMERA

Mónica y su marido se animaron a hacer una reforma para conseguir los baños perfectos. “Una firma de arquitectura nos hizo el diseño de estas estancias, y la arquitecta Montserrat Pascual se encargó de la obra. Todo es nuevo”, explica la dueña.

El lavabo forma parte de la encimera volada de piedra de Campaspero. “Montse nos recomendó esta caliza y ¡es espectacular! Da un toque rústico, muy elegante, que nunca pasará de moda”.

Las cestas y las toallas son de Ikea.

12 de 20
Chalé familiar en Madrid: Bañera exenta de diseño
Miriam Yeleq
CUARTO DE BAÑO CON BAÑERA

El matrimonio hizo realidad el sueño de convertir el baño de su dormitorio en un espacio exclusivo. “Soñábamos con disfrutar de relajantes baños de espuma, rodeados de velas aromáticas y buena música de fondo”. La ventana junto al techo aporta luz natural y, a la vez, garantiza privacidad.

13 de 20
Chalé familiar en Madrid: Sillón butterfly de piel
MIRIAM YELEQ
IDEAS PARA COPIAR: Pon una Butterfly

¿Te apetece dar un punto bohemio y casual a un ambiente? Hazte con una silla Butterfly con el asiento de cuero.

También las encontrarás en lonetas estampadas, ideales para decoraciones desenfadadas.

14 de 20
Chalé familiar en Madrid: Cojines con diseños tribales en la cama
Miriam Yeleq
Añade detalles étnicos

Súmate a la tendencia étnica y pon un toque exótico en tu casa con diseños tribales en los cojines. Combínalos con otros que pasen más desapercibidos. Recuerda que siempre puedes potenciar este look con muebles de madera, detalles africanos, kílims y estampados mud cloth.

15 de 20
Chalé familiar en Madrid: Mueble de madera en el salón
Miriam Yeleq
Muebles de madera

Los muebles de madera tropical, realizados artesanalmente, son tan especiales que encajan en cualquier decoración. Eso sí, procura que no haya un exceso de madera en otras piezas del mobiliario. Figura de cuerno, de Zara Home.

16 de 20
Chalé familiar en Madrid: Comedor rústico
Miriam Yeleq
Vasijas de cerámica

La robustez y belleza de las mesas de madera maciza armonizan con piezas artesanales, de acabados texturizados o irregulares.

Vasija de cerámica, jarrón de madera y pieza decorativa, de Zara Home.

17 de 20
Chalé familiar en Madrid: mesas de centro
Miriam Yeleq
Libros y más

Cuida la decoración de la mesa del salón para que luzca sencilla y estilosa.

Una buena idea es apilar tus libros preferidos —no más de tres— por tamaños o colores. Seguro que darán temas de conversación a tus invitados.

18 de 20
Chalé familiar en Madrid: Sofás de obra
Miriam Yeleq
Sofás de obra

Los sofás de obra no tienen por qué limitarse a decoraciones rústicas, sino que también encajan en interiores de estilo contemporáneo. Serán las colchonetas las que, además de dotarles de comodidad, determinen su estética.

19 de 20
Plano de la casa: Chalé con jardín en Madrid
Hearst Infografía
PLANO DE LA VIVIENDA

La luminosidad, sus techos de doble altura o la buena calidad de los materiales eran algunos de los puntos fuertes de la construcción, pero es que, además, la casa se encontraba en perfecto estado. Tan sólo hubo que reformar los baños, que Mónica y Carlos quisieron diseñar a su gusto, y el jardín, que sí estaba algo descuidado. “Necesitaba algo de verde y plantas de distintas especies y tamaños para delimitar zonas y darle forma. Esta primavera nos animamos a plantar césped alrededor de la piscina y techamos el porche”, explica Mónica.

De la decoración se encargaron ellos mismos, aunque ambos trabajan en el mundo financiero.“A los dos nos encanta. Tenemos gustos muy parecidos”. Con las ideas claras, “queríamos espacios cálidos y acogedores, donde apeteciera estar y no moverse”, e inspirándose en imágenes que encontraban en Pinterest, libros y revistas, han creado la casa de sus sueños: ambientes que transmiten el carácter alegre y sociable de la pareja, y donde reina el toque exótico de Mónica, que lleva Colombia en las venas. “Mi padre, malagueño y mi madre, colombiana. Allí nací y viví hasta los doce años. Es un país lleno de color, multirracial, con una inmensa riqueza artesanal”, nos cuenta.

¿Qué mejor fuente de inspiración?

Realización: Pilar Perea y María del Valle.

20 de 20
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas