Un piso de 90m² lleno de luz

Si el punto de partida es una casa antigua Si el punto de partida es una casa antigua en el Ensanche barcelonés, ganar claridad y racionalizar la distribución suelen ser los problemas a resolver. Los interioristas Dunia Garriga y Mario Calavera despejaron con éxito esta ecuación restando zonas de paso y sumando muebles inteligentes.

Situada en un edificio centenario de El Ensanche barcelonés, la reforma de esta vivienda de 90 m2 lleva la impronta de los interioristas Mario Calavera y Dunia Garriga. Sus propietarios, una pareja con dos hijos, tenían claro lo que querían: ganar amplitud. Por eso, suprimir pasillos y derribar tabiques para optimizar el espacio fue el objetivo prioritario. Además, la obra estaba condicionada por la planta irregular de la casa, ya que hace chaflán. Una particularidad que se solucionó sin ningún problema.

La nueva planta de la vivienda se pensó de forma que la zona de servicios —baños y cocina— estuviera distribuida alrededor del patio interior del edificio, para solucionar así el tema de las bajantes, la ventilación y la salida de humos. Donde originalmente había un pasillo estrecho con un minúsculo aseo, una pequeña habitación sin luz que desembocaba en otra estancia y un baño en forma de triángulo, ahora hay un distribuidor que da paso a una zona independiente, con un baño y el dormitorio de los niños. Las estancias que dan a la fachada exterior se modificaron al tirar varios tabiques; la nueva distribución incluye estudio, salón-comedor y dormitorio principal con el baño integrado. La cocina se amplió a costa del antiguo pasillo, y adoptó una original forma triangular debido a la irregularidad de la casa.

La inteligente elección del mobiliario, tanto en el salón como en los dormitorios, que incluye sólo los elementos imprescindibles, y la instalación de puertas correderas y armarios empotrados pusieron su granito de arena a la hora de ganar espacio. En cuanto al pavimento, los problemas de vibraciones y las vigas en mal estado de la estructura obligaron a sustituir el revestimiento original, que era un mosaico hidráulico, por parqué de tipo industrial, de madera de roble. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón y comedor bien avenidos

Separados visualmente, pero perfectamente integrados, el salón y el comedor conviven en un espacio amplio y luminoso, gracias a la claridad directa que entra a raudales por sus dos balcones exteriores. Mesa Sevilla, diseño de Pep Bonet y Cristian Cirici y sillas de médula y estructura de hierro en negro Sevilla, de BD Barcelona Design. Lámpara de techo Fillsta, de Ikea, en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bodegón improvisado

Unos vasitos con velas, unos centros con flores y una lámpara ligera invitan a alargar la sobremesa en la acogedora zona de comedor. Caminos de lino, de Indian & Pacific. Arreglos florales, de Sia. Lámpara modelo Mercer, de la firma Marset.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estar y comedor combinados

El salón-comedor se comunica con el estudio a través de un panel corredero que, al quedar abierto, deja a la vista otro ventanal que proporciona luz y amplitud. Sofá y butacas Chocolate, de Perobell. Cojines, de Filocolore. Cuadros, de Cado y foto, de J.L Hausmann.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Taburetes a modo de mesitas de centro

Nos encanta la nota de color que aportan en este salón los taburetes Ribbon en amarillo, diseño de Nendo para Capellini (359 € en Minim). PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles blancos que aportan luminosaidad

El color berenjena de asientos, cojines y cortinas contrasta con el blanco roto de la butaca, la alfombra de pelo o las lámparas, que proporcionan iluminación ambiental a la estancia. Butaca de loneta beis Butterfly, de La Inmaculada Concepción. Alfombra, de Francisco Cumellas. Lámpara Bola de Cristal, de Pilma, con intensidad de luz regulable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles con efecto decorativo

El salón se amuebló de manera muy liviana; con el sofá, las butacas y la estantería junto a las paredes se despejó la zona central para aumentar la sensación de amplitud. Al fondo, una puerta da paso al dormitorio principal. Estantería metálica de pared sistema Tria, de Mobles 114. Mesita de cristal y estructura cromada, diseño de Eileen Grey. Flexos cromados Forsa, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina con planta en triángulo

En la cocina, que da a un patio interior, destaca el original ventanal con cristalera antigua, que se respetó tras la reforma. Frente a él se ubicó la zona de cocción y trabajo. Barra cromada con ganchos, en 1,20 m (5,99 €) en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Menaje retro

Las piezas vintage adquieren protagonismo en la cocina: envases de hojalata para guardar galletas, especias o aceite, la tetera y los clásicos sifones nos transportan emocionalmente a décadas pasadas. Sifones antiguos de colección y latas compradas en París. Puedes encontrar piezas similares en Ivo & Co.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Relajación total en el dormitorio

La luz directa que entra por los dos balcones da calidez al dormitorio principal. La butaca -rescatada de un contenedor- y la lámpara de plumas proporcionan un aire retro y sofisticado muy favorecedor. Butaca decó tapizada con una tela de Designers Guild. Colcha y cojines de venta en Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ordenar el dormitorio

Un impresionante mueble contenedor, laqueado en rojo y diseñado a medida por los interioristas, permite mantener el orden en el dormitorio principal, y enlaza con una puerta corredera por la que se accede al pequeño baño. Mesa supletoria de madera con estructura cromada y lámparas articuladas con pantallas de aluminio modelo Gira, de Mobles 114. Colcha y cojines, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesilla decorada con mimo

La lámpara de techo con plumas de plástico blanco modelo Icarus, de Pilma, sobre la mesilla eleva el valor decorativo de la mesilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño al rojo vivo

Integrado en el dormitorio, el coqueto aseo tiene el suelo de madera. Las paredes son de gresite mate en gris y azulejos brillantes en rojo revisten las paredes de la ducha. El espejo es un armario estantería. Armario de espejo con luz integrada modelo Hialina, diseño de Óscar Tusquets para BD Barcelona Design. Toallas, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil alegre y desenfadad

Un aire fresco invade el dormitorio de los chicos, amueblado con unas literas colocadas en T, una original estantería y una mesa de estudio móvil. Tonos granates y naranjas suben de tono la estancia. Estantería Bookworm en PVC granate; es un diseño de Ron Arad, para la firma Kartell. Lámpara de techo de L’appartement. Flexos en aluminio y fundas nórdicas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas