En esta casa del centro de Lisboa lo mejor son los techos infinitos

La decoración de una casa gana cuando revela cómo es quien vive en ella. Esta, con tanta personalidad, habla de libros, arte y diseño.

casa Lisboa
Bruno Barbosa

Lígia Casanova es interiorista, y su casa, en el centro de Lisboa, es la mejor tarjeta de presentación de su trabajo porque, como es lógico, en ella ha aplicado algunas de las ideas más recurrentes en sus proyectos: combinar bases claras con acentos en color; utilizar papeles pintados para crear ambientes singulares; jugar con cojines, alfombras y plaids que aporten vida y dinamismo a las estancias… Y todo, con un objetivo: “lograr espacios que hagan a la gente feliz”, explica Lígia quien, en colaboración con el arquitecto Luis Rebello de Andrade, han conseguido crear la vivienda perfecta para ella y su familia.

casa lisboa
BRUNO BARBOSA
El saber sí ocupa lugar

Para ubicar la gran colección de libros que tienen los propietarios, la interiorista diseñó diferentes estanterías a medida. Así, en el salón, además de las librerías que ocupan parte de las paredes, se aprovechó la excepcional altura deltecho para crear una balda corrida como espacio extra de almacenamiento.

1 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Butaca reservada

En el salón, junto a una de las librerías que flanquean la chimenea —con una escalera que se desliza para acceder a los libros situados en los estantes más altos— se colocó un confortable sillón giratorio. En él, la interiorista disfruta de la lectura, una de sus grandes pasiones. Textiles y complementos en tonos tierra, además de materiales naturales como la embocadura de piedra, aportan un toque cálido.

2 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Elegante combinación

La interiorista portuguesa Lígia Casanova vive con su familia en esta casa de doble altura, situada en el centro de Lisboa. Para su decoración apostó por crear una caja blanca —con techos, suelos y paredes en este color—, y ofrecer un contraste interesante a través de algunos frentes pintados en un tono gris oscuro.

3 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Tanto que contar…

La casa destila personalidad. Piezas vintage, diseños actuales y obras de arte explican, solo con asomarse al salón, cómo es la familia que vive en ella. Los papeles pintados son uno de los elementos recurrentes en los proyectos de Lígia. Para el pasillo que vemos al fondo, escogió un diseño con motivos de cajoncitos que crea un sorprendente efecto óptico.

4 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
5 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Profesional y eco

En la cocina, los armarios blancos se combinaron con una encimera de piedra negra y electrodomésticos de acero. El toque de frescura lo ponen las lámparas de papel reciclado con forma de flor que iluminan la zona de cocción. Bajo estas líneas vemos el comedor, en el que también destaca la lámpara de techo. Es el modelo Zettel, de Ingo Maurer, un clásico del diseño, personalizado por la interiorista con fotografías de su familia. Las lámparas de cocina son el modelo Egg of Columbus, de Seletti.

6 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Despejen el paso

La cocina se diseñó con una península que, además de acoger la placa de cocción, crea un pasillo hacia la terraza. En él se colocó una estantería para los títulos de temática foodie. “Nos gusta mucho cocinar y tenemos tantos libros de recetas que era imprescindible buscarles un lugar donde estuvieran ordenados, a la vista y a mano”, nos cuenta Lígia.

7 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Un trío que funciona

Siguiendo la misma gama cromática del resto de la casa, Lígia decoró la habitación de uno de sus hijos en blanco y gris pero, en este caso, añadió textiles y complementos en color amarillo para aportar untoque cálido y juvenil al dormitorio.

Alfombra Mangas, diseñada por Patricia Urquiola para la firma Gan.

8 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Sinfonía azul

La interiorista sabe qué recursos utilizar para animar un ambiente y conseguir una decoración armónica. En el dormitorio del segundo de sus hijos, el escritorio turquesa se convirtió en el punto de partida a la hora de elegir el resto de elementos de la estancia: desde la alfombra hasta los remates de las barras de las cortinas.

9 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Estamos muy unidos

El gris conecta las dos habitaciones juveniles con el baño de los niños, donde se utilizó este color para pintar la pared en la que se apoya el lavabo doble.

10 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Ideas para copiar: El escritorio

Aquí, como en los dormitorios, la interiorista agudizó su sentido de la organización y planificó espacios para guardar tanto los productos de aseo como los libros y el material de escritorio de sus dos hijos.

Alfombra, de la firma Gan.

11 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Suma estilo

El encanto del dormitorio principal se debe a una combinación de elementos singulares. Como la declaración de amor sobre el cabecero, el esbozo de la torre Eiffel dibujado en la pared, el mueble con cajones en dos tonos de gris o la lámpara de techo, una pieza vintage que adquirieron en una tienda de antigüedades durante un viaje a París.

12 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Soluciones de almacenaje

Si crees que te falta espacio para montar una zona de trabajo, no subestimes ningún rincón. Para lograr una atmósfera agradable, decóralo en sintonía con el resto de la casa y crea soluciones de almacenaje que contribuyan a mantener el orden

13 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Idea DIY

Recicla periódicos y revistas en pasta de papel y realiza con ella tus propios adornos. Una manualidad divertida, fácil y económica para esos días en los que no apetece salir de casa.

14 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Cuestión de imaginación

Papeles, murales y técnicas de pintura decorativa te ayudarán a lograr profundidad visual. Si, además, sabes jugar con la luz, conseguirás la ilusión óptica de que lo que se representa es real.

15 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Vidrio en el baño

Instalar un panel acristalado es una solución perfecta para ganar amplitud y luminosidad. En este caso, para que el baño, que solo tiene una ventana pequeña, se beneficiara de la luz del dormitorio, la parte superior del tabique que los separa se sustituyó por un vidrio.

16 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
¿Quién dijo frío?

Si te gustanlas cocinas profesionales, pero temes que la tuya resulte demasiado seria, añade detalles y complementos que la suavicen. Como muebles auxiliares en madera clara, piezas de fibras naturalesy objetos artesanales.

17 de 20
casa lisboa
BRUNO BARBOSA
Blanco sobre blanco

A la hora de recrear un total look, utilízalo en paredes, muebles, textiles y complementos. Para asegurarte un espacio rico en matices, mejor mezcla sus tonos: puro, marfil, cáscara de huevo…

18 de 20
Casa Lisboa: Plano primera planta
Hearst Infografía
Planta baja

“Un día, mientras llevaba a los niños a la escuela, me fijé que en un maravilloso edificio del siglo XVIII había una casa en venta, y como me gustaba mucho la zona, fui a verla”, nos cuenta. “Comprarla no fue una decisión difícil, pues aunque se hallaba en un estado lamentable y estaba muy deteriorada, tenía muchos puntos a su favor”. Su potencial, la abundante luminosidad y la proximidad con el colegio de sus dos hijos eran razones suficientes. Pero además, el hecho de tener que enfrentarse a una reforma integral se convirtió en otro de los grandes valores de la vivienda, ya que le permitiría diseñar una casa a la medida de sus gustos y necesidades.

Lígia apostó por seguir la misma línea decorativa en toda la casa y así consiguió ambientes acogedores y unificados en los que se respira frescura y armonía. El color blanco, presente tanto en el suelo de madera como en el techo y las paredes, aporta un fondo neutro que permite destacar tanto los frentes pintados en distintos tonos de gris como el mobiliario y los textiles.

19 de 20
Casa Lisboa: Plano del altillo
Hearst Infografía
Primera planta

La interiorista combinó muebles de estilo actual con otros vintage, diseños realizados a medida —como las estanterías que vemos por toda la casa—, obras de arte y detalles singulares, muchos de ellos realizados a mano, que dotan de originalidad a las estancias. Con este mix tan personal, la interiorista ha logrado una casa vivida, de espacios armónicos que reflejan su pasión por la lectura, las piezas de calidad y los materiales naturales.

20 de 20
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas