Este piso demuestra que vivir en 50 metros es posible

Esta vivienda está recién reformada y su decoración es moderna y fresca. ¡Todo un acierto!

image
Miriam Yeleq

Un piso para alquilar, pero que sus futuros inquilinos percibieran con alma y personalidad. Esa es la premisa que siguió el estudio GH&AA, con el arquitecto Iñigo González-Haba a la cabeza, cuando se enfrentó tanto a la obra como al interiorismo de esta vivienda ubicada en un céntrico barrio de Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
CONTRASTE CON IMPACTO
reforma vivienda
M. YELEQ.

El blanco de las paredes, además de luminosidad, aporta un fondo neutro perfecto para que sobre él destaquen muebles, textiles y complementos en un intenso verde agua, el color que protagoniza la decoración del salón.

Cojines de aire étnico, plaid y portamacetas en acabado dorado con tiestos blancos, de Zara Home. Plantas artificiales, de Los Peñotes.

MISIÓN CUMPLIDA
reforma vivienda
M. YELEQ.

Íñigo González-Haba y su equipo se enfrentaron a la reforma y decoración de la vivienda sin saber cómo serían sus futuros inquilinos. Desde hace unos meses en ella vive Paula, a quien vemos junto a estas líneas. Y nos cuenta que está encantada: “me siento tan a gusto en esta casa que es como si los arquitectos hubieran diseñado el proyecto pensando en mí”.

VÍA LIBRE
reforma vivienda
M. YELEQ.

Uno de los puntos fuertes de la casa es la luminosidad. “Es una vivienda que da a un gran patio de manzana, lo que permite que entre muchísima luz natural a lo largo de todo el día”, nos explican desde el estudio GH&AA. Además, en la distribución del salón se evitó colocar muebles altos delante de las ventanas para dejarlas despejadas.

ÁREA SOCIAL
reforma vivienda
M. YELEQ.

El salón, ubicado en la parte más luminosa, se amplió al incorporarle otra habitación. Ahora cuenta con dos grandes ventanales y ambientes diferenciados: estar y comedor. El punto focal es la chimenea, que tenía el tiro condenado, pero durante la obra decidieron recuperar de nuevo su uso con un modelo de bioetanol, que calienta, pero no necesita ninguna salida de humos.

Alfombra del comedor, de Zara Home, de donde son, también, los jarrones verdes y la calavera de la estantería. Monos, de Los Peñotes.

JUNTOS, PERO NO REVUELTOS
reforma vivienda
M. YELEQ.

La cocina se independizó del salón a través de un cerramiento de acero lacado en gris y vidrio.“La idea era ganar luz y sensación de espacialidad en la cocina, pero sin integrarla completamente en el salón”, explican desde el estudio GH&AA. “Y lo conseguimos con la carpintería. Además, como una de las hojas es corredera, permite unir o separar las estancias según se desee”.

¡A ESTRENAR!
reforma vivienda
M. YELEQ.

La cocina se renovó por completo con muebles de melamina blanca en acabado alto brillo, electrodomésticos integrados y una encimera de cuarzo compacto. El frente de trabajo se revistió con espejos ahumados de gran formato, casi sin juntas.

ACCESORIOS DE COCINA
reforma vivienda
M. YELEQ.

Ensaladera y tarro de cristal, de Ikea. Tazas, de Casa, y paño con motivos estampados en verde, de Muy Mucho.

PASO DESPEJADO
reforma vivienda
M. YELEQ.

Desde el salón, a través de un pasillo alargado, se llega a las habitaciones y a los baños. Las obras de reforma también se aprovecharon para renovar las instalaciones. En cuanto a los revestimientos, se apostó por una uniformidad de materiales y acabados que crea sensación de continuidad.

El suelo se eligió de tarima laminada y las paredes se pintaron en blanco.

EN CLAVE GREEN
reforma vivienda
M. YELEQ.

En el dormitorio principal, se aprecia un detalle que es tendencia: ramas con hojas verdes decoran el cabecero. Este es un diseño de líneas limpias y rectas, realizado en DM lacado y que integra las mesillas. “Es una solución que usamos a menudo por su versatilidad, ya que se adapta a cualquier espacio, y que brinda singularidad a la deco”.

Plaid amarillo, de Zara Home. Esteras, de Muy Mucho. Fotos, de Carlos Donaire.

PLANTAS DE INTERIOR
reforma vivienda
M. YELEQ.

Plantas de interior, ramas, hojas… Anima cualquier rincón de tu casa con ellas. En Los Peñotes encontrarás ramas artificiales logradas que imitan hiedra, eucalipto y otras variedades. Cojines y colcha, de Zara Home.

DISEÑO BIEN PENSADO
reforma vivienda
M. YELEQ.

En el baño pequeño, la zona de lavabo se resolvió con una encimera de cuarzo compacto, en forma de L, que se prolonga en la pared para proteger el papel pintado de salpicaduras de agua. Encima se colocó un lavamanos redondo. “Hay muy poco espacio de paso hacia la ducha, y esta solución ofrece bastante superficie de apoyo sin llegar a obstaculizar la circulación”.

Lavabo, de Roca. Macetitas, de Becara. Toallas, de Muy Mucho.

ESPEJOS
reforma vivienda
M. YELEQ.

Para resaltar el frente de la chimenea, enmarca esta con un panel que tenga un diseño llamativo. Pueden ser espejos, como en este caso, pero también una pintura que contraste con la embocadura o un papel que llame la atención por sus motivos.

VENTANA
reforma vivienda
M. YELEQ.

Si quieres utilizar el pasaplatos como barra de desayunos, pero no cuentas con mucho espacio en la cocina, ciérralo con una ventana de apertura plegable. Así, aunque permanezca abierta, la encimera quedará despejada y las hojas no molestarán cuando estéis sentados.

MADERA Y DORADO
reforma vivienda
M. YELEQ.

Lo vemos en muebles, complementos, textiles… el color verde es tendencia. ¿Pero con qué tonos combina? Si buscas una decoración natural, con un punto de sofisticación, no lo dudes: madera y dorado. Escarabajo, de Muy Mucho.

DETALLES QUE DECORAN
reforma vivienda
M. YELEQ.

¿Te apetece darle un toque único y personal a un ambiente? Piezas antiguas, detalles de otras culturas o complementos DIY que se salgan de lo habitual, crearán una pared imposible de encontrar en otra casa.

PLANO
reforma vivienda
M. YELEQ.

Sus propietarios querían una casa con una distribución funcional, fácil de alquilar. Y el punto de partida no era sencillo. “Esta tenía tres dormitorios, un salón escaso, un recibidor demasiado grande, un baño enorme y una cocina. Así que fue necesaria una reforma integral, pero no sólo para reorganizar sus 50 m2, sino también para paliar desperfectos. Decidimos eliminar un dormitorio para ampliar el salón y conseguimos rentabilizar los metros cuadrados para sacar dos baños completos”, aseguran desde el estudio que se encargó de las obras. Además, ahora un cerramiento acristalado lleva luz natural a la cocina y, a la vez, da juego, porque permite comunicar y dividir este espacio con el salón en función de las necesidades. También hubo que mejorar la instalación eléctrica y actualizar los revestimientos para que la casa resultara acogedora. “Al fin y al cabo, la vivienda es el espacio en el que uno tiene que sentirse a gusto y, definitivamente, esta no era un buen ejemplo a seguir.”

En los acabados, se apostó por un fondo neutro que resultara agradable a cualquier tipo de inquilino: suelo cálido de madera, paredes impolutas y perfiles lacados en gris tanto en el cerramiento de la cocina como en la pared con espejos del comedor. Aunque con una excepción. “Normalmente tocamos colores suaves y poco invasivos, pero creemos que los espacios pequeños, para tener presencia, necesitan un aporte de originalidad. Por eso, para uno de los baños escogimos un papel pintado colorido”. El mobiliario es nuevo, excepto las mesitas de la zona de estar, que son de anticuario. Otras piezas fueron diseñadas ex profeso para encajar con el espacio disponible, como el cabecero del dormitorio, el mueble del salón o la mesa del comedor.El resultado es una casa dinámica, con estilo y personalidad. ¿Cómo no iba a gustar?

SEPARAR LA COCINA SIN TABIQUES
Una puerta corredera es una solución para integrar espacios o dotarlos de privacidad cuando la ocasión lo requiera. Valora si prefieres que vaya empotrada en el tabique —y así aprovechar la pared con muebles— o que quede a la vista, instalada sobre rieles o guías en la parte superior o en el suelo.Cualquier cerramiento acrisladado con ventanas de guillotina o de apertura plegable, te permitirá dar independencia a la cocina y, a la vez, comunicarla con el salón. Además, con solo abrir las ventanas, ganarás una zona de barra para desayunos y comidas rápidas.Otra posibilidad para delimitar una cocina abierta al salón, sin pared, es instalar una isla o península que haga las veces de barra de desayunos. Para ello, bastará con añadirle una encimera volada, que permita acoplar las piernas cómodamente debajo, y completarla con un par de taburetes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas