Mi primera casa: un bajo de 45 m²

Al montar un piso, y más aún cuando se trata de estrenarnos, es fundamental ajustar bien el presupuesto y poner en práctica soluciones que unan funcionalidad y decoración. Este bajo, de sólo 45 m², puede servirte de inspiración.

Ganar zonas de almacén sin restar espacio útil fue uno de los mayores logros en esta pequeña vivienda. Los revestimientos a menudo son la clave para personalizar un espacio. El papel pintado, muy de moda, permite delimitar zonas y dinamizar el conjunto. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución versátil

Los muebles de reducidas dimensiones son la mejor opción para maximizar el espacio; permiten salvar elementos estructurales ineludibles y reorganizar la zona a nuestro antojo. Aquí el salón se equipó con dos mesas Lack, en 55 x 55 cm, en lugar de una de centro, ya que ofrecen mayor movilidad. En la zona de asientos se optó por un sofá y dos butacas pequeñas que permiten modificar su distribución. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La iluminación

Fundamental en la decoración es contar con la luz propicia para cada momento del día. Lograrlo es fácil y menos costoso de lo que puedes suponer. En espacios comunes deben existir tres tipos de iluminación: general, por ejemplo, con focos empotrados en el techo; ambiental, fácil de lograr con una lámpara de pie, y puntual, que se consigue con un flexo o lámpara de mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón y cocina.

Los escasos metros impulsaron a prescindir de tabiques separadores en la medida de lo posible. Así, la zona de estar, el pequeño comedor de diario y la cocina ocupan el mismo espacio. Además, la decoración comparte colores y estilo como recurso unificador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Compartir ambientes

Los espacios diáfanos son un acierto seguro en lugares reducidos. Es preferible olvidar las estructuras muy compartimentadas y apostar por plantas tipo loft en las que conviven varios ambientes en una misma habitación. Este recurso aporta sensación de amplitud y facilita la entrada de luz natural hasta el último rincón. Armarios de la cocina modelo Glass, de D’Auró. Encimera de Silestone Blanco Zeus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El pavimento

Elegir el mismo suelo para toda la casa es un excelente recurso que proporciona continuidad visual; en especial, si conviven varios ambientes. Parqué de roble modelo Marty Ambiance, en De Tarima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rentabilizar los metros

Las soluciones de orden y almacenaje son una prioridad. Si se va a realizar una reforma, es aconsejable incluir armarios empotrados en las zonas de paso y las habitaciones, si no es el caso unos módulos exentos servirán. Es importante contar con espacio suficiente para guardar tanto las prendas y complementos personales como la ropa de casa y el menaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Circulación fluida

Los pasillos y las zonas con estrechamientos se pueden solucionar con muebles de poco fondo. Lo más importante es sacarles partido sin entorpecer la circulación. Aquí se creó un comedor de diario pequeñito y se completó con un mueble de gran capacidad, el resultado es un ambiente funcional y práctico. Estantería en acero con ruedas, de Casa Viva. Cestas, cajas, mesa extensible y sillas; todo, de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor extensible

Aunque el espacio sea escaso, es recomendable contar con una amplia mesa de comedor. Además, es una inversión a largo plazo, ya que en el futuro se podrá adaptar a otra vivienda. Es interesante elegir un modelo extensible que permita acoger a varios comensales sin ocupar en exceso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reciclar piezas

Recuperar muebles deteriorados es mucho más sencillo de lo que parece. Siempre es un buen plan para rescatar un diseño, darle un nuevo aire decorativo y aligerar el presupuesto. Por ejemplo, al pintar una cómoda y revestir los cajones con papeles el cambio es espectacular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Notas de color en el dormitorio

La ropa de cama y, en general, la mayoría de los textiles son excelentes aliados para definir el estilo en el dormitorio. Lo mejor es seleccionar muebles básicos, más atemporales, y luego confiar el protagonismo de la decoración a los complementos. Cama, de Ikea. Colcha blanca, plaid naranja y cojín de terciopelo; todo, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestir la pared

Un solo frente decorado se convierte en punto focal en el dormitorio. Tanto el papel pintado como los revestimientos cerámicos son válidos y dan resultados muy singulares. La pintura es otra opción estupenda y aún más asequible; es posible elegir un tono intenso para un solo paño y alternarlo con un color suave. Placas cerámicas en 44 x 66 cm, de la marca Venis, de Porcelanosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles para el baño

Renovar las griferías y la iluminación le dará un aspecto renovado al cuarto de baño. El resto de complementos reforzará este efecto; por ejemplo, unas toallas en tonos intensos, una cortina nueva para la ducha o una tarima que cubra el plato. En este caso, todos los sanitarios, griferías y azulejos son de Porcelanosa. Focos, de Biosca & Botey (79 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La organización del espacio en 45 m²

La interiorista Montse Dosta, encargada de la reforma, apostó por los espacios comunes y la unificación de los ambientes a la hora de sacar todo el partido a este pequeño apartamento barcelonés.

A.- Salón y cocina. Los escasos metros impulsaron a prescindir de tabiques separadores en la medida de lo posible. Así, la zona de estar, el pequeño comedor de diario y la cocina ocupan el mismo espacio. Además, la decoración comparte colores y estilo como recurso unificador.
B.- Comedor. La terraza cubierta que separaba la vivienda del jardín resultaba demasiado estrecha, pero fue perfecta para ubicar un amplio comedor en el que tienen cabida varios comensales y un aparador que permite ampliar el espacio de almacén.
C.- Zonas privadas. Tantos los dormitorios como el cuarto de baño y el aseo son bastante reducidos, por lo que se optó por puertas correderas, que no entorpecen el paso. La decoración de estos espacios se centró en los revestimientos y textiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas