Una casa también para trabajar

Una pareja holandesa se enamoró de Barcelona. Tanto que decidieron comprar una casa y reformarla para que fuera también su lugar de trabajo.

piso barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Lo que más me gusta de mi casa es la abundante luz natural y la conexión de los interiores con el exterior”, cuenta Nasia, la propietaria junto a su marido, Wouter, de este piso del Ensanche de Barcelona. Una pareja de origen holandés que decidió quedarse en la Ciudad Condal a vivir: “Pensamos que su calidad de vida es increíble en términos de clima, comida, naturaleza, arquitectura y ritmo de vida”. Empezaron la búsqueda de una vivienda desde la que también pudieran trabajar en su propia empresa, Sukhi —www.sukhi.es— que significa “feliz” en nepalí, y que comercializa alfombras artesanales hechas en India, Nepal, Marruecos y Turquía.

Encontraron la casa después de dos años, en un edificio de 1915. El piso necesitaba una reforma en profundidad para que se convirtiera en la home office que es hoy. Encargaron el proyecto de reforma al estudio de interiorismo y arquitectura Egue y Seta porque, según Nasia “sus proyectos son diferentes; saben cómo crear atmósferas especiales con la fusión de elementos antiguos originales y modernos”. Sin duda, mezcla y singularidad definen este proyecto, pero también una distribución óptima que, según el estudio, “invierte enteramente la organización del hogar tradicional para incluir habitaciones que tienen más que ver con maneras de vivir, trabajar y compartir muy actuales”. Y es que en este casa de planta alargada, en la zona noble, con vistas a la calle, se ha ubicado la de trabajo.

Su oficina queda entonces a la izquierda de la entrada, de modo que en la práctica es un espacio independiente de los dormitorios, que ocupan la zona central, y del gran salón, con un planteamiento open concept. Este incluye una cocina con isla y ha ganado metros después de derribar el muro que lo separaba de la galería. El cambio ha permitido también dar más espacio a cada uno de sus tres ambientes: zona de estar, comedor y cocina. Además, se han creado pasos más amplios que han logrado una circulación fluida entre ellos y con la terraza ganada al patio, ahora acondicionada para utilizarla como un salón al aire libre. En cuanto a la decoración, Egue y Seta menciona refiriéndose a la pareja con alma millennial, que “este tándem romántico, pero también profesional, ha decidido recrearse y jugar a imaginar atmósferas distintas para cada habitación, en vez de apostar por un refugio enteramente neutro que los matase de aburrimiento durante los próximos veinte años”. Viendo la diversidad cromática y de materiales que la colorean, y la calidez de sus ambientes, personales y cercanos, es evidente que la casa está viva…

www.egueyseta.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
SALÓN VIVIDO
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

A los propietarios de esta casa les enamoró sobre todo su luminosidad y sus grandes ventanales. Enseguida vieron su potencial e intuyeron que, con una reforma que respetara los elementos arquitectónicos originales y el pavimento retro, sus interiores serían únicos.

Sofá, de Alabarce Decoració. Cojines, de Calma House y de India & Pacific. Butaca Portobello, de Vivonita, con plaid, de Calma House. Alfombra, de Sukhi. Reforma, de Egue y Seta.

BIENVENIDA, ANAÏS
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Nasia, con su pequeña de tan solo unos meses, y Wouter, disfrutan de una acogedora zona de estar creada con dos sofás en paralelo —que dejan un espacio libre en el centro, ideal para los juegos con la bebé— y una cálida alfombra de lana, de Sukhi, la tienda online especializada en diseños artesanales, fundada por la pareja.

Lámpara Phaona y aplique Becquerel, de Maisons du Monde. El retrato, un regalo de la familia, fue pintado en vivo durante su boda por el artista @mrdrippingofficial

CON PERSONALIDAD
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

La nueva planta del salón, diáfana para que fuera más funcional, mantiene su esencia vintage al conservar sus señas de identidad: las cristaleras de diseño modernista y la baldosa hidráulica con efecto alfombra.

Mesas doradas —con jarrones de cristal, de India & Pacific— y en blanco y negro, de Little House. Puf, de Calma House. Plantas, de Jardiland. Cestos para cubrir las macetas, de Natura.

ADIÓS TABIQUES
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Sin ellos, el salón de Nasia y Wouter ha ganado amplitud visual y real al incorporar la cocina, y la circulación es más fluida. Con una isla, que alberga la zona de cocción, se separan los ambientes, al tiempo que se mantiene el contacto visual y se propicia que la pareja comparta más momentos con Anaïs y con amigos.

Mobiliario de cocina, de Kvik. Horno y microondas, de Neff. Frigorífico side by side, de Samsung. Grifo Flex, de la firma Quooker.

UNA MESA MUY ESPECIAL
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Lo es porque se trata de una pieza única, en madera de suar, que llegó a Barcelona después de un largo viaje. Como cuenta Wouter, “vimos este tipo de mesas durante nuestra luna de miel en Indonesia y lo que hicimos después fue importar una directamente nosotros con la ayuda de un agente de exportaciones en Bali”. Las sillas, recuperadas y tapizadas por los propietarios, consiguen con su porte señorial que el interés por el comedor aumente.

Lámparas de techo, de Maisons du Monde. En la mesa, camino y servilletas de lino, de Calma House, y jarrones, de India & Pacific.

MÁS CLARIDAD
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Elegir el blanco para el mobiliario de cocina y la encimera fue un acierto: multiplica la luz y la propaga hasta el último rincón. Además, se convierte en un aliado para que los estampados del suelo hidráulico cobren relieve y la cristalera adquiera más presencia.

En la isla, bandeja de fibra, de Muy Mucho, y cerámica decorada, de India & Pacific. Visillos, de Filocore.

BAÑO EN BLANCO Y NEGRO
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Espectacular con su cerámica hexagonal y su mampara, no fue necesario añadir ningún color más en este espacio con un diez en diseño. A destacar, el revestimiento de las paredes decora también la encimera de los lavamanos y su balda, que son de obra.

La composición volada del frente de lavabo, el armario con espejo y la mampara son diseños a medida del estudio Egue y Seta. Duchas termostáticas Euphoria System 210, de Grohe. Lavamanos, de The Bathco. Grifería mural, de Roca. Toallas, de Zara Home. Jarrón, de India & Pacific. Revestimientos, de Catalonia Cerámica. Alfombra, de Sukhi.

EL LADO OSCURO...
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

En el dormitorio principal, la pared de la cama asombra por el efecto de mayor profundidad que consigue frente a la luminosidad del resto. Para el estudio Egue y Seta, la propuesta decorativa es “enteramente escenográfica, con una oscurísima pared teatral sobre la que cualquier iluminación y decoración destacan”. A la izquierda, el pasillo-vestidor que conduce al cuarto de baño.

Lámpara de techo Feder, de venta en Lamparayluz.es. Como cabecero, diseño mural, de India & Pacific. Manta de punto, de Sukhi. Cojines, de Calma House e India & Pacific. Funda nórdica, de Zara Home.

PUERTA CON HISTORIA
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

La reforma no la modificó y ahora se integra en la entrada como un diseño tan original como el resto de elementos que conforman el recibidor. “Las fotos son de estrellas de cine de alrededor del año 1900 —revelan los dueños— nos gustan mucho y por eso no las hemos cambiado”. Frente a ella, una idea que crea ese efecto de jardín interior que figuraba como objetivo en el proyecto y que ocupa un mínimo espacio. Se trata de un parterre con piedra blanca y elevado unos centímetros sobre el suelo: contiene plantas altas, que actúan como un muro vegetal para dar privacidad al dormitorio principal, acristalado en este frente.

DULCES SUEÑOS
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Unos simpáticos personajes que cuelgan del móvil acompañan y entretienen a Anaïs en su mini cuna ovalada; un diseño que irá creciendo con ella sin perder su bonita forma, con tan solo incorporar algunas piezas. Junto a ella, un elegante armario vintage, pintado y con detalles ornamentales dorados.

Cuna Sleepi, de Stokke.

OFICINA ATÍPICA Y CON ENCANTO
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Nasia y Wauter, con algunas de las muestras de las alfombras artesanales que comercializa su empresa, Sukhi, en un acogedor rincón de su home office, pintado en un verde oscuro y un tono café, en la librería. “Trabajar desde casa es cómodo”, nos cuenta Nasia, para quien “la nueva distribución en dos áreas —hogar y espacio de trabajo— funciona bien”.

Sillón chester, adquirido en una almoneda. El puf marroquí procede de una tienda de El Rastro madrileño. Alfombra Zehra, de Sukhi, hecha a mano en Turquía.

TERRAZA URBANA
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

La mezcla de colores es clave para crear un espacio alegre, que haga olvidar el asfalto de la ciudad. En este oasis, el mobiliario, de Natura, se eligió azul; un guiño a su telón de fondo: la cristalera. Cojines, de Calma House

FRENTE DE LAVABO
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Estética y funcionalidad no están reñidas. El impecable frente de lavabo esconde una solución de almacén: un armario con puerta de espejo y un fondo de pocos centímetros, pero suficientes para guardar los artículos de aseo.

SILLÓN CON TOLDO
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Vienen curvas. En muebles y detalles deco son suaves, envolventes, menos agresivas que las líneas rectas, y transmiten sensación de más confort. Inspirador, el modo de agrupar las macetas en esta terraza. Sillón con toldo, de Dedon, Cojines, de Calma House. Alfombra, de Sukhi.

TAPICERÍAS
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Si tengo un hidráulico multitono, ¿de qué color elijo el sofá? La respuesta no siempre es la gama neutra. Existen tapicerías de gamas empolvadas que pueden armonizar con el pavimento. Butaca, de Vivonita. Sofá, de Alabarce Decoració.

SILLÓN RECUPERADO
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Vintage para bebés. Apuesta por piezas recuperadas, como este sillón, por la calidez y el encanto que aportan a la decoración. Siempre puedes añadir un detalle actual, como el cojín, para poner la nota de dulzura

ESPEJO CON LUCES
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN

Un tocador oscuro. Y lo es para mimetizarse con las paredes del dormitorio. Este diseño, de Egue y Seta, se completa con un espejo con luces de camerino. Silla, de Maisons du Monde.

PLANO DE LA VIVIENDA
piso en barcelona
JOSE LUIS HAUSMANN
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas