Un piso joven y vitalista

El eclecticismo de una decoración personal y las sugerentes aportaciones de color dotan de alma propia a esta vivienda tan joven y llena de vitalidad.

Vivir de alquiler y tener la oportunidad de cambiar de residencia según las necesidades de cada etapa es la filosofía de vida de la pareja que ocupa este piso.

Sus actuales preferencias sitúan su hogar en una urbanización residencial a las afueras de Madrid, rodeada de espacios abiertos. La casa, de nueva construcción, ya contaba con una estructura estupenda, de excelentes calidades y una distribución que se ajustaba como un guante a su ritmo de vida; sólo faltaba una decoración única y personal. Lograrlo con éxito sin pasarse de presupuesto y con soluciones fáciles de trasladar a otra vivienda en el futuro suponía todo un reto que encargaron a la interiorista Rocío Olmo.

Para el new look de la vivienda, la decoradora, en consenso con sus clientes, optó por hacer hincapié en los complementos y adornos resaltando la presencia de algunos de ellos gracias a los colores en tonos intensos. Otro recurso de excelente resultado fue empapelar algunas paredes con diseños sofisticados o de estampado vistoso —dependiendo del uso que se le da a cada espacio— y amueblar los espacios con muebles entonados y acabados en color blanco.

En el dormitorio principal, por ejemplo, triunfa con éxito la combinación de azules y blancos para crear un ambiente sugerente, refrescante y sosegado, muy apropiado para descansar. La otra habitación, en la que se creó un espacio de trabajo, también cuenta con el predominio del blanco y detalles en azules y verdes, una apuesta algo más estimulante e idónea que ayudará a mantener la mente despejada.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mezcla armónica en el salón

La zona de estar aúna con acierto diferentes estilos. El sofá neutro, de líneas rectas, convive de maravilla con la mecedora de diseño, la mesa de metacrilato de aire setentero y dos pufs de terciopelo de aspecto clásico. ¡Todo un acierto!

Mecedora adquirida en la web www.decoratualma.com. Mesa, de La Oca. Pufs, diseñados por Rocío Olmo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El comedor, discreto y actual

Aún compartiendo espacio con el estar, el comedor queda claramente delimitado gracias al papel que reviste una de las paredes. En este ambiente priman los muebles sobrios, de diseño ligero acabados en cromo y negro. Mesa de metacrilato y acero y sillas en acabado cromado y negro, de venta en La Oca. Todos los floreros proceden de la tienda Zara Home.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alfombras animal print

Vestir el suelo es otra de las propuestas para actualizar un espacio. Se puede optar por moquetas de fibra o vinílicas, alfombras formato XXL o, incluso, por varios modelos superpuestos que calentarán el ambiente y lo aislarán acústicamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un espacio bien pensado

La perfecta organización del espacio rentabilizó los metros cuadrados del salón para dar cabida a un coqueto estar y a un comedor en el que invitar cómodamente a seis comensales. Mesas y sillas, de La Oca. Pufs, de Rocío Olmo. Cojines, de Zara Home. Lámpara de pie junto al sofá, de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina, un espacio funcional

La cocina, de planta alargada y estrecha, contaba con abundante luz natural. Además, al tener muebles de suelo a techo en un solo frente, fue posible colocar un pequeño comedor de diario en la otra pared. Complementos, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles que decoran

La cocina se mantuvo tal y como estaba y se jugó con complementos y textiles para personalizarla. Complementos d de la cocina, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toques de color en el recibidor

El recibidor, decorado con un papel a rayas azules y blancas, hace las veces de distribuidor. Desde este espacio se da paso al salón, al pasillo y a la cocina. Papel pintado a rayas en dos tonos, de Coordonné. Complementos del recibidor, de Zara Home.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal

La decoración del dormitorio principal pone en evidencia la posibilidad de éxito sin obras y sin invertir en exceso. Un papel pintado vistoso y muy bien escogido revitaliza toda la habitación; los complementos, entonados, y los muebles acabados en blanco cierran el círculo de un ambiente perfecto. Mesillas, de Ikea. Lámparas, de House Doctor. Cabecero, de Rocío Olmo. Manta, de Zara Home. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles primorosos

Renovar parte de los revestimientos es un recurso asequible que aporta buenos resultados. Una mano de pintura cambia el aspecto por completo, aunque el papel pintado es también excelente opción; aquí se optó por un diseño llamativo para una de las paredes. Papel, de Coordonné. Baldas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de estudio y trabajo

El protagonismo del cuarto de estudio se lo lleva la pared empapelada con un diseño de Amy Butler. A tono, se colocó un original mueble lacado en verde y una silla de fibra. Escritorio y silla, de Ikea.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincones muy personales

Mueble y butaca de fibra vegetal, de Kulunka. Alfombra, de Ikea.     

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño

Los detalles juegan un papel fundamental en la decoración de la vivienda ya que, al ser alquilada, las reformas y pequeñas obras no estaban contempladas. El cuarto de baño, por ejemplo, se solucionó con un mueble bajo hecho a medida y espaciosas cestas azules a juego con las toallas. Cestas y toallas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas