Un piso moderno de 65 m²

En esta vivienda madrileña se logró una decoración equilibrada y homogénea con muebles de roble y telas en tonos marrones.

image
1 de 10
La zona de estar se decoró en tonos beis y tostados que crean un ambiente sereno y elegante.

Los muebles, de madera y acero, y la alfombra de piel de vaca ponen la nota moderna. Sofá, de Maison Decor. Sillas África de Habitat. Alfombra, de KP. Cuadros, de la tienda Cuaderno de Bitácora. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Buena idea.

Sobre uno de los sofás del estar se colgaron dos cuadros que, al ser de iguales dimensiones y en los mismos tonos, dan sensación visual de conjunto. Además, la composición se ajusta al largo del asiento. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
En el salón se ubicó una sencilla librería de madera con un diseño en cuadrícula que potencia la sensación de orden.

La parte superior se aprovechó para colocar una serie de cuadros. Además, se tuvo la precaución de dejar suficiente distancia entre la estantería y la puerta de entrada para pasar sin dificultad. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
La cocina se decoró con muebles laqueados en color blanco con tiradores de acero.

Los armarios con el frente liso se combinaron con otros de cristal translúcido que aportan ligereza al conjunto. Para romper la uniformidad de los muebles, se eligió una encimera de granito negro. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Vista de la cocina desde la zona de comedor.

Ésta se independizó de la de trabajo y cocción mediante una península. Una de las paredes se reservó para concentrar gran parte de los electrodomésticos, con el horno y el microondas en columna. Para contar con más espacio de almacén, éstos se alternaron con muebles altos. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Para crear un pequeño vestidor en el dormitorio se colocó un mueble bajo en forma de L entre la zona de descanso y el armario.

Éste se cierra con puertas correderas —lo más indicado para espacios reducidos de difícil acceso—, que combinan madera y cuarterones de cristal. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Zona de trabajo.

Para que la librería resultara visualmente más ligera, se optó por un diseño con puertas y estantes de madera laqueada en color blanco. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
En el cuarto de baño, los lavabos van semiencastrados en un mueble de madera.

Se trata de un diseño de la decoradora Mercedes Postigo, que alterna cajoneras con puertas con el frente de rafia. Los tiradores de estas últimas hacen las veces de toalleros. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
El dormitorio principal se decoró con muebles de madera y cuero.

La ropa de cama y las cortinas se eligieron en tonos blancos, beis y tostados. Las paredes, pintadas en blanco roto, se alternaron con decorativos frentes de ladrillo visto. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
PLANO

3 tonos atractivos: Cuando predomina la madera oscura, lo mejor es aligerarla con toques de color y fondos neutros. Éstos son: madera C086 Tobacco, rosa B071 Afrodita y beis PL014 Champagne, de Valentine.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas