Un piso en el Paseo de Gracia en Barcelona decorado con toques étnicos

El cambio es espectacular y la cocina es preciosa. ¡Una de las habitaciones de este piso en Barcelona es ahora una sala para practicar yoga!

proyecto de home staging en un piso del barrio de gracia
Sébastien Robert

    Tras ocho meses en venta, este piso del barrio de Gracia en Barcelona, construido en el año 1975, no había encontrado aún nuevos propietarios. ¿La solución? Realizar un proyecto de Home Staging que le diera a la vivienda un aire más actual.

    Los 70 m2 distribuidos en tres habitaciones, cocina, salón-comedor, y balcón con orientación este, suponían la base perfecta para empezar a trabajar. De este modo, el equipo de Sébastien Robert se decantó por un estilo étnico chic como elemento distintivo.

    Antes de revalorizar la vivienda, unos de los principios del Home Staging es el de reorganizar el espacio. Disponiendo de tres habitaciones, los potenciales compradores se orientan al perfil de una familia, y por ello, la distribución se dividió en una habitación doble, un dormitorio infantil, y una sala de yoga. Esta última habitación, es un añadido muy original que casi ninguna vivienda o piso que cualquier comprador que esté buscando casa vaya a encontrar. Un detalle para lograr crear un efecto extra en los potenciales compradores.

    El recibidor se transformó con apenas 40 € y sin embargo el cambio es radical. En realidad, en la renovación de la vivienda no se llevaron a cabo apenas obras. El cambio radical lo logra el color de las paredes, por supuesto el cambio de mobiliario y los accesorios. Las plantas de interior añaden un efecto fresco en el salón que en combinación con el estilo étnico relajado, invita a quedarse en él.

    Disfruta todas las fotos del antes y después de este piso de los años 70 en el emblemático barrio de Gracia de Barcelona. Verás que sacas muchas ideas de cómo se puede transformar cualquier espacio con poco gasto y sin tener que meterte en obras costosas. Un buen ejemplo de Home Staging para lograr que posibles compradores quieran quedarse a vivir en ese piso según entren en él.

    Te lo enseñamos, estancia por estancia, para que disfrutes cada habitación. ¡Y no te pierdas la transformación del baño!


    Así estaba el salón antes de la reforma, decorado con un mobiliario al azar y nada acogedor.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Antes: Un salón sin estilo definido
    Sébastien Robert
    Antes: Espacio desaprovechado
    Sébastien Robert

    Contaba con iluminación exterior y un bonito espacio, pero no con la decoración adecuada.

    Después: Decoración en torno al color negro
    Sébastien Robert

    Con el objetivo de contrastar el color negro de la nueva decoración, emplearon el azul en algunos detalles, como por ejemplo, en la mesa azul (modelo Gladom de Ikea), en los cojines, y en la tetera (H&M Home).

    Después: Étnico chic
    Sébastien Robert

    Para encajar con el estilo étnico chic, y aportar calidez al espacio, eligieron varias sillas de Superestudio, una mesa de IKEA, y una alfombra de Hamid.

    La mecedora de IKEA complementa el área del salón; y los platos decorativos sobre la pared, procedentes de Zimbabue y hechos a mano, le dan un toque artesanal al entorno.

    Antes: Comedor soso y aburrido
    Sébastien Robert
    Después: Un comedor que desprende vida y frescura
    Sébastien Robert
    Después: El triunfo de las fibras naturales
    Sébastien Robert
    Antes: Una habitación oscura y deprimente
    Sébastien Robert

    Antes del proyecto de Home Staging, la sala de yoga era un dormitorio poco atractivo, con un mobiliario, literalmente, encajonado.

    Después: La sala del yoga
    Sébastien Robert

    La elección de la sala de yoga supone una estrategia de marketing en toda regla, y el motivo es bien sencillo: una persona que quiera adquirir una vivienda, visita unas cuantas a la semana, pero lo más probable es que ninguna de ellas disponga de una habitación para practicar yoga. Por tanto, ¿qué piso recordará más?

    Después: Pocos elementos pero bien elegidos
    Sébastien Robert

    Para amueblar este espacio tuvieron que analizar el potencial de la habitación (si fuera un despacho, el volumen del escritorio no hubiera permitido visualizar toda la superficie).

    Por otro lado, el ambiente acogió a la perfección el estilo étnico chic. Y para que la experiencia fuese completa, colocaron un ambientador, ya que los olores son clave a la hora de crear empatía con el futuro comprador.

    Antes: Una cocina antigua
    Sébastien Robert
    Antes: Entrar en ella era como hacer un viaje al pasado
    Sébastien Robert
    Después: Una cocina actual con luces integradas en los armarios
    Sébastien Robert

    Para resaltar el espacio de la cocina, y modernizarla, echaron mano de una buena capa de pintura.

    Después: Decorada en blanco y negro con la gracia de las fibras naturales
    Sébastien Robert

    La encimera se pintó de color blanco, y los tiradores se cambiaron por tan solo 40 €.

    Antes: Un baño estrecho y desfasado
    Sébastien Robert
    Después: Un baño luminoso que parece el doble de grande
    Sébastien Robert

    Una vez más, la pintura obró milagros.

    Antes: Un dormitorio con posibilidades
    Sébastien Robert

    De acuerdo con el plano de la vivienda, la habitación principal es la última en ser visitada, convirtiéndola en un espacio determinante para la compra.

    Después: Un dormitorio de revista
    Sébastien Robert

    Para decorarla y darle un aire chic, combinaron el color rosa y el negro. Todo ello junto con la ropa de cama de H&M Home, las lámparas de pared de IKEA, y la lámpara de techo de Dekoplace.

    Antes: Una habitación que no dice nada
    Sébastien Robert
    Después: Un cuarto infantil de ensueño
    Sébastien Robert

    La habitación infantil se inspiró en la selva. Para crear esta espacio, usaron un papel pintado con motivos de palmeras, y añadieron varios elementos decorativos de H&M Home.

    Antes: Un recibidor triste
    Sébastien Robert

    Un perchero y un banco: los únicos muebles que habitaban en este recibidor que no cumplía su función de dar la bienvenida.

    Después: Un recibidor de aires modernos que invita a entrar
    Sébastien Robert

    El recibidor fue decorado por menos de 40 €, incluyendo 3 espejos de Dekopalace y un perchero.

    Para dotar de carácter al pasillo, pintaron la franja inferior de la pared en un gris antracita, y colocaron unos listones de madera negros que delimitasen ambas zonas de color.

    Antes: Una terraza estándar
    Sébastien Robert

    Una vez más, decorada con muebles dispares sin ningún estilo concreto.

    Después: Un balcón boho chic
    Sébastien Robert

    Para revivir el balcón, colocaron césped artificial y una silla colgante. ¿El resultado final? Tras poner el piso de nuevo a la venta, se generaron más de 15 visitas en una semana.

    https://www.sebastien-robert.com

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Antes y depués