Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Una casa de 98m² en tonos crudos

En esta vivienda gaditana, la combinación de muebles de madera con tonos beis y cremas crea atmósferas serenas y elegantes.

1 de 10
En el salón se usó la misma gama de los beis para paredes, cortinas y tapizados;

tonalidades serenas y luminosas que amplían el espacio y crean una atmósfera natural. Esta base neutra permitió mezclar piezas de distintos estilos en un mismo espacio. Para acentúar la calidez del ambiente, se escogieron muebles de madera oscura. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
En el salón, la zona de estar se distribuyó en forma de U,

con dos sofás y un par de butacas. Sofás y mesa de centro, ambos, en Casagrande. Butacas tapizadas en crudo de El Baúl. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Para evitar que el televisor desentonase con la decoración,

se ocultó dentro de un mueble colonial, de teca y fibra, con gran capacidad para guardar cintas y cd’s. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
El comedor se decoró con muebles de madera de wengué.

El ambiente se completó con un aparador del mismo estilo. Mesa y sillas, de El Baúl. Aparador, de la tienda Casagrande. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
En la cocina se combinaron muebles laqueados en blanco con una encimera de Silestone color arena.

Para la zona de comedor, se escogió una mesa rectangular de acero y cristal. Cocina instalada por Novoarte. Mesa y sillas, todo, de Casagrande. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Cuarto de baño

La ducha se ubicó tras un murete y se cerró con una puerta de cristal al ácido. Los lavabos se encastaron en un mueble realizado a medida, con puertas de madera laqueada en blanco y con una encimera de mármol. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Para vestir el dormitorio se combinaron telas lisas y estampadas en tonos crudos y tostados.

Los cuadrantes se confeccionaron con telas distintas a la de la ropa de cama, en fucsia y marrón. Cabecero de teca y mesilla, todo, en El Baúl. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Vista del dormitorio principal.

A los pies de la cama se colocó una vitrina de madera de teca con puertas de cristal, para guardar libros y complementos. Se buscó un diseño de poco fondo, que no obstaculizase el paso. Vitrina de El Baúl. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
En el pasillo que conduce al dormitorio

se instaló todo un frente de armarios empotrados que convierte esta zona de paso en un práctico vestidor. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
PLANO
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa