Este piso tuvo la reforma del siglo

Este piso —ubicado en un edificio decimonónico— se adaptó al guión que marca la actualidad sin perder un ápice de su encanto. Todo un ejemplo de buen hacer.

vivienda reformada
David Ballester

En el céntrico barrio de La Latina, en Madrid, se halla este piso de algo más de 120 m2 en cuyo edificio, de finales del siglo XIX, se realizaron mejoras en eficiencia energética, con la instalación de aislamiento térmico bajo la cubierta, de accesibilidad —dos ascensores—, y una minuciosa consolidación estructural. El estado de la casa era muy deficitario; por eso, a la hora de plantearse la reforma, no fue posible conservar casi ningún material original.

Solo se salvaron la puerta de acceso, los fraileros o contraventanas exteriores de libro, y las contraventanas interiores de la fachada principal. El resto de la vivienda fue reformado de arriba abajo —tanto en la distribución como en la selección de los materiales— por el estudio de arquitectura de Luis J. Aguilar y por Paula Balboa y Beatriz Pinto, del estudio de interiorismo Pipa Interior Design. Gracias a ellos los muros de carga se recuperaron como columnas de madera que forman parte de la casa. La estrategia del proyecto de reforma fue adaptar los usos domésticos de finales del siglo XIX a los actuales, donde la cocina y los espacios sociales se han convertido en el centro de las viviendas.

El piso original contaba con un vestíbulo que lo distribuía en dos alas: a la derecha estaba el salón, el comedor y dos dormitorios, y a la izquierda otros dos dormitorios, dos baños y la cocina al fondo, aislada y escondida, algo impensable en las casas modernas, donde es pieza fundamental en cualquier reforma. Se optó por respetar las dos alas, pero ahora una iba a estar dedicada a zona social, con dos áreas de estar diferenciadas, una de charla y otra para ver la tele o leer, y en el lugar de los dos dormitorios se colocó un generoso comedor abierto, tanto a las zonas de estar como a la cocina. En el otro ala de la casa se respetaron los dos baños, que fue necesario reformar, y se dejaron dos dormitorios, dándole más espacio al principal que ahora cuenta con vestidor gracias al espacio de la antigua cocina.

Con la nueva distribución ya configurada, se optó por pintar la casa de blanco, para que reflejara la inmensa luz que entra por los tres balcones que dan a la fachada exterior; y entarimar el suelo en un acabado roble, incluso en los baños, para jugar al contraste. En cuanto al mobiliario, se eligieron modelos de estilo nórdico en blanco y gris y alguna pieza de diseño. Los textiles, de Atanara, ponen la nota de color, la madera la calidez y las plantas, repartidas por toda la casa, el imprescindible toque eco green.

Si te gusta este piso, puedes copiar su estilo, aquí.

1 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Factor clave

Potenciar la luz fue superimportante en este proyecto; sobre todo, en la zona del salón en la que confluyen los tres balcones. Gracias a ellos, la iluminación natural está más que asegurada. Destacan las contraventanas exteriores e interiores que protegen del frío.

Calor de hogar. El generoso salón se divide en dos zonas de estar diferentes. En esta primera destaca la chimenea de mármol, restaurada y flanqueada por espejos XL que amplían visualmente la estancia. Sobre la chimenea, espejo de metal dorado, de Kave Home. Planta, de Euroflor.

Un plus artesanal.
La piedra está muy presente en la decoración interior de esta casa y no solo en revestimientos, también en el sobre de la mesa baja del salón. Sólida y resistente, ha llegado para quedarse por mucho tiempo. Alfombra handmade, de Ikea.

Buen asiento.
A ambos lados de la mesa, enfrentados, se dispusieron dos sofás similares en tono crudo, que invitan a largas charlas de sobremesa. Junto a ellos, unas mesitas auxiliares. Sofás de tres plazas, de Ikea. Mesa auxiliar, de Habitat. Las cortinas y los cojines se adquirieron en Atanara.

2 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Relax

La segunda zona de estar se ha amueblado con un sofá y cuatro butacas enfrentadas, de similar diseño pero en distintos materiales. Los tapizados, la madera, la fibra y el metal conviven aquí en armonía. Butacas, de Kave Home. Mesas auxiliares de bambú, de Habitat.

Vanos abiertos. Las antiguas puertas de las habitaciones se han eliminado y ahora, a través de los amplios vanos, las estancias se comunican visualmente. Los trabajos de consolidación estructural del edificio se aprovecharon para recuperar los antiguos muros de carga mediante pies derechos de madera, que actualmente forman parte de la vivienda. Carpintería, de Intro Servicios. Radiadores, de Baxi Classic.

3 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
La apuesta green

Disponer plantas, pequeñas o grandes, por toda la casa es una tendencia al alza en interiorismo. Las hemos visto en la anterior zona de estar y están también aquí, en este espacio dedicado más a ver la televisión en familia o a enriquecedoras sesiones de lectura. Planta artificial, de Euroflor. Mueble de televisión y sillas con brazos, de Kave Home. Lámpara de pie con base de mármol, de Living Estudio.

4 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Comedor de diseño

Uno de los antiguos dormitorios se ha convertido con la reforma en un amplio comedor donde invitar a los amigos. Está formado por una mesa ovalada, para que los comensales se vean sin problemas, y seis sillas. Sobre la mesa, una lámpara de techo ilumina las veladas. Mesa blanca y sillas de estilo nórdico, de Thai Natura. Réplica de la lámpara PH50, del diseñador Louis Poulsen, de MuebleStudio.

5 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Arriba y abajo

Mientras que unas vigas lucen a la vista en su color natural, otras en el techo se han pintado de blanco decorándolo con cornisas escalonadas que le dan volumen y profundidad. El pavimento de la casa, incluso en los baños, se revistió de madera, que proporciona calidez y una favorecedora continuidad estética. Tarima laminada en un acabado oscuro, de Kronotex. Mecanismos eléctricos, de Jung LS990.

Uniformidad. Al fondo se divisa el frente de armarios lacados, sin tiradores, en un gris claro y con la encimera de mármol, similar a la de la isla. En esta zona se instalaron el fregadero y los electrodomésticos, algunos a la vista, como los hornos, y otros ocultos, panelados, como el frigorífico, la lavadora y el lavavajillas. Cocina, de Acuairis. Grifería, de Tres Grifería. Encimera de mármol pulido Argos, de la firma Levantina.

6 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Isla bonita

En paralelo a la cocina se instaló la isla, que integra la placa de inducción. Unos taburetes altos, de Thai Natura, la convierten en la mejor zona de desayunos. En el techo: un par de lámparas cono, de SuperStudio, y la campana extractora, de Urban.

Cocina abierta. Comunicada por los vanos reforzados con madera, la cocina abierta al comedor se puede ver desde las zonas de estar. En medio de este espacio, que originalmente ocupaban dos dormitorios separados, se instaló una isla que hace de elemento separador entre la zona de trabajo y el comedor. Electrodomésticos, de Siemens, Urban y Frecan. Encimera de mármol pulido Argos, de Levantina.

7 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Ideas redondas

Las lámparas globo son tendencia y en esta casa se han elegido para iluminar los dormitorios, bien en forma suspendida o como apliques, con base de latón y tulipa blanca, a ambos lados del cabecero. Modelos retro, de Lámparas Molonas.

En tonos soft. En la zona privada de la casa hay un primer dormitorio para invitados y un baño completo a continuación. Equipado de manera sencilla, con una cama de matrimonio, destacan los tonos suaves de la pared empapelada y del cabecero tapizado, animados por la ropa de cama. Textiles, de Atanara. Cabecero, del estudio Pipa Interior Design.

8 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Baño con ducha

Se alicató en blanco y se equipó con muebles volados, lavabo exento y griferías empotradas. Azulejos, de Cerámica Antiga. Plato de ducha, de Tribeca. Sanitarios, de Porcelanosa. Grifería, de Tres Grifería.

9 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Piezas redondas

Lavabo, espejo y apliques, de Ikea.

10 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Estilo nórdico

A ambos lados de la cama se dispusieron unas sencillas mesillas de noche de madera. Sobre ellas descansan jarrones y pequeños ramilletes verdes. Mesillas, de Kave Home. Jarrones, de Habitat.

11 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Toque especial

En ambos dormitorios se quiso subrayar la pared del cabecero y para ello se empapelaron con un tipo de papel pintado a mano muy sugerente, que le da un aire elegante y sofisticado a la estancia. Papel pintado japonés, de Gancedo.

El mismo escenario. Al fondo de la casa, el dormitorio principal, amplio y confortable, replica el mismo estilo que el anterior: tonos grises y pardos en el papel pintado de la pared y el cabecero tapizado en contraste con el banco, a pie de cama, en un color mostaza que dinamiza el ambiente. Alfombra, de la firma KP. Cabecero, de Pipa Interior Design. Cuadros, de Desenio.es. Cortinas y ropa de cama, de Atanara.

12 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Con vestidor

Frente a la cama, flanqueada por dos mesillas de noche, un armario empotrado recorre toda la pared. Entre ambos se reservó espacio suficiente para un vestidor y una zona de lectura, con un cómodo sillón bien iluminado. Mesitas auxiliares, de Thai Natura. Lámparas globo, de Lámparas Molonas. Butaca de cuero, de Maisons du Monde. Lámpara negra de pie, de SuperStudio.

13 de 14
vivienda reformada
DAVID BALLESTER MORENO
Baño incorporado

A diferencia del anterior cuarto de baño, este se encuentra dentro de la habitación para facilitar el acceso a sus propietarios. Alicatado con azulejos en un tono azul grisáceo, a juego con el mueble volado, cuenta con bañera. Azulejos Kent, de Cerámica Antiga. Espejo redondo Stockholm, lavabo de sobre encimera y apliques bola, de Ikea. Bañera, de Leroy Merlin. Grifería empotrada, de Tres Grifería

14 de 14
vivienda reformada
Hearst documentación
Plano de la vivienda
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas