En este precioso piso reformado se dejaron las vigas de madera y algunas paredes de ladrillo

Una distribución más coherente y la eliminación de los falsos techos han transformado esta casa por completo; ahora luce amplia y luminosa, plena de calidez y encanto.

Salón comedor con pared de ladrillo
Jaime Ferrer

Situada en una ciudad del norte de España, la distribución de esta vivienda de planta rectangular resultaba excesivamente compartimentada. Además, sus techos bajos apenas permitían un acceso cómodo a la terraza. La pareja propietaria pensó en la reforma como única solución para transformarla en la casa amplia y luminosa que ambos deseaban.

Salón comedor y cocina con vigas de madera
Jaime Ferrer
Salón con pared de ladrillo

La eliminación de un tabique permite que el salón comparta ahora espacio y luz con el comedor y la cocina. La estancia principal resurge llena de encanto al dejar a la vista estructuras originales, como la pared de ladrillo o vigas y pilares que, desprovistos de cemento, muestran su desnudez y se convierten en hilo conductor de la casa.

Mesa de centro y alfombra, de Narata Shop. Lámparas: de pared, de Le Corbusier y de pie, Jieldé.

1 de 18
Salón y cocina integrados
Jaime Ferrer
Espacios abiertos

En esta imagen se ve la conexión entre espacios comunes: zona de estar y cocina. Los ventanales favorecen la entrada de luz, la perfecta ventilación en la zona de la cocina y el disfrute del exterior también en el interior, cuando por el frío no se puede salir a la terraza.

Butaca de la colección New York, de Gancedo. Alfombra, de Narata Shop.

2 de 18
Salón con pared de ladrillo y gran ventanal
Jaime Ferrer
Un salón con vistas al exterior

Un amplio ventanal comunica visualmente la generosa terraza con el salón; un recurso que llena la estancia de luz y permite integrar el exterior con el interior. Gracias a ello se puede disfrutar de las vistas desde el sofá.

Sofá de tres plazas modelo N101, de Ethnicraft. Cojines, de Zara Home y Narata Shop. Butaca tapizada de la colección New York, de Gancedo.

3 de 18
En el salón lámpara de metal articulada, de Jean Louis Domecq
JAIME FERRER
PIEZAS ICÓNICAS

La década de los 50 está muy presente en la decoración de la casa. Un ejemplo de ello es la lámpara de metal articulada, de Jean Louis Domecq, que adopta el nombre de las iniciales en francés de su creador: Jieldé.

4 de 18
Salón comedor con pared de ladrillo
Jaime Ferrer
ATRAPAR LA LUZ

Un espejo XL apoyado en la pared permite capturar la luz que entra por el ventanal y proyectarla hacia el comedor. Este espacio sigue la estela decorativa del estar, de estilo industrial, con toques nórdicos y ¡mucha vegetación!

Mesa funcional, de Howe. Sillas DSW Eames Plastic para Vitra. Cactus, plantas y bonsáis sobre la mesa, de Lur Bilbao.

5 de 18
Comedor con sillas Eames
Jaime Ferrer
AIRE NOSTÁLGICO

Las vigas del techo también se respetaron, aunque en esta ocasión se pintaron de blanco, como las paredes, para dar mayor uniformidad al espacio. Sobre la mesa de comedor se colocó un foco de luz que delata la afición por el fútbol de sus propietarios, ya que procede de un antiguo estadio.

Lámpara de techo reciclada de un campo de fútbol. Sobre la mesa: jarrones de cerámica, de Zara Home.

6 de 18
Cocinas abierta al salón
Jaime Ferrer
Cocina abierta

La zona de estar y la cocina, abierta, están conectadas visualmente. La generosa isla, diseñada por Babel Studio, está inspirada en los antiguos laboratorios de ciencias de los colegios. Cuenta con fregadero, almacenamiento y barra de desayunos.

Encimera, de Formica. Banquetas altas, de Narata Shop. Vajilla e individuales, de Zara Home.

7 de 18
Amplia terraza con comedor exterior y tumbonas
Jaime Ferrer
APROVECHAR LA TERRAZA

Con un comedor exterior, unas tumbonas y un mini jardín disfrutarás de ella también en invierno. Mesas y sillas, diseño de Reneé Malaval. Tazas, de Zara Home. Alfombra azul, de Narata Shop. Tumbonas y alfombra roja, de Leroy Merlin. Plantas, de Lur Bilbao.

8 de 18
Cocina abierta con muebles de madera
Jaime Ferrer
Cocina integrada

La elección de los electrodomésticos panelados y el acabado en madera de los muebles son aquí las claves para integrar la cocina en un espacio común que se convierte en núcleo de la vivienda. Una opción cada vez más utilizada en las casas millennial.

9 de 18
Cocina integrada en el salón
Jaime Ferrer
COCINA NÓRDICA

En la pared del fondo se ubicó la zona de cocción junto a los electrodomésticos panelados, a juego con los muebles de madera. Al otro lado de la cocina, y tras una pared de ladrillo visto, se halla la puerta de acceso a la vivienda y el pequeño vestíbulo, con perchero y aparador.

Muebles y lámparas, de Ikea. Bajo estas líneas, perchero de bolas diseñado por George Nelson para Vitra.

10 de 18
Aparador en el salón con miniaturas de sillas
Jaime Ferrer
EFECTOS ESPECIALES

Los espejos tienen el poder de multiplicar el espacio y la luz si los colocas frente a una ventana; como este que reposa sobre el aparador de la entrada, similar al del comedor, de Maisons du Monde.

11 de 18
Comedor, pasillo y zona de distribuidor
Jaime Ferrer
DISTRIBUIDOR

Un distribuidor conduce al cuarto de baño, al despacho y al dormitorio.

12 de 18
Dormitorio principal minimalista y luminoso
Jaime Ferrer
DORMITORIO MINIMALISTA

Un distribuidor conduce al cuarto de baño, al despacho y al dormitorio. En este, en la imagen de arriba, prima la deco nórdica con detalles vintage.

Cabecero, de Maisons du Monde. Mesillas años 50 y 60, adquiridas en mercadillos. Ropa de cama, de Zara Home. Almohadones: grandes, de Gancedo y riñoneras, de Zara Home. Banco, de Narata Shop. En el pasillo: banco procedente de un gimnasio. Plantas, de Lur Bilbao y cuadro acrílico, de Aitor Gil (como el del dormitorio).

13 de 18
Rincón de lectura en el dormitorio
Jaime Ferrer
RINCÓN DE LECTURA

El amplio dormitorio permite que, además de la cama y las mesillas, cuente con una pequeña zona de lectura y un vestidor. Las vigas vistas siguen estando presentes, aquí, incluso, decoradas.

Aparador, de Maisons du Monde. Mesita procedente de mercadillo. Lámpara de pie, de Narata shop. Silla Serie 7, de Jacobsen (diseño original).

14 de 18
Detalles decorativos en el dormitorio
Jaime Ferrer
RECUERDOS DEL PASADO

Tienen un punto de nostalgia y mucho cariño, como el casco del cosmonauta ruso, las fotos familiares o la caja/ molde industrial, usado en su día en Altos Hornos, que decoran el dormitorio.

15 de 18
Baño con vigas vistas y mueble de lavabo rústica
Jaime Ferrer
MUEBLES RECICLADOS

La visita a mercadillos ha resultado productiva, como muestra la procedencia de ciertos muebles. A algunos se les ha dado un nuevo uso, como esta mesa de carpintero convertida en mueble de lavabo.

16 de 18
Baño de cemento pulido y mueble de lavabo de carpintero
Jaime Ferrer
EN CLAVE RÚSTICA

En el cuarto de baño se escogió microcemento como revestimiento para suelo y paredes. Dotado de ducha, destaca el original mueble del lavabo que era un antiguo banco de carpintero.

Mueble del lavabo, de un mercadillo del sur de Francia. Toallas, de Zara Home. Planta, de Lur Bilbao.

17 de 18
Plano de la casa
Hearst Infografía
PLANO DE LA VIVIENDA

El equipo de Babel Studio —formado por los arquitectos Michael Schmidt, Andrea García Crespo y Andrea Emmanuel Laredo—, les propuso a los propietarios unificar espacios y potenciar la relación entre el interior y el exterior para disfrutar dentro y fuera de las hermosas vistas a la ciudad. Se tiró un tabique para crear un único espacio abierto que integrara salón, comedor y cocina con acceso directo a la terraza; se eliminaron los falsos techos para elevar la altura y se pintaron de blanco para lograr mayor sensación de amplitud; se respetaron las estructuras originales de la vivienda dejándolas a la vista, como los tabiques de ladrillo antiguo en el salón y la cocina, o las vigas y pilares que extienden su encanto por toda la casa, algunas lucen en su color natural y otras, como en el techo, pintadas de blanco.

Un dormitorio con vestidor, un despacho, y un cuarto de baño con ducha completan la vivienda.Todas las estancias quedan integradas gracias a la elección de un único pavimento en madera de roble que da la calidez necesaria a la casa. Todas… menos una. Para el baño se optó por el contraste, con un revestimiento de microcemento. En la decoración conviven piezas adquiridas en mercadillos, auténticos iconos del diseño de los años 50, como las lámparas del salón o la silla del dormitorio, muebles creados por el propio estudio, como la isla de la cocina, y muchas plantas. El resultado: un perfecto mix de estilos industrial y nórdico.

Realización: Cristina Rodríguez Goitia. Ayudante: Erik Pérez Lara.

18 de 18
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas