Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Una casa...de colección

El peculiar encanto de este piso madrileño se divide por igual entre su estructura original y las piezas que en ella conviven, todas dotadas de personalidad propia.

A escasos pasos del madrileño parque del Retiro se encuentra esta casa tan especial, con la impactante solera que otorga ya de por sí la zona y una decoración jugosa, tanto en detalles como en rincones peculiares. Luce una estructura original, aunque restaurada, donde destaca la rotunda presencia de una tarima maciza de gran belleza y los vanos retranqueados de algunos ventanales decorados con molduras. Los radiadores, antiguos, y las instalaciones vistas aportan su especial toque genuino.

En un entorno respetuoso con los elementos antiguos triunfa una decoración única, pensada, elaborada y cuidada por la dueña de la vivienda. Su pasión por los viajes sumada a la atracción por los mercadillos se palpa en cada ambiente. Con el punto de partida de un gusto clásico y su afición a las colecciones, cada mueble, asiento o adorno encuentra su lugar ideal. De tan nutrida mezcla surge este estilo retro chic, donde un eclecticismo bien llevado se convierte en hilo conductor entre espacios. Maderas macizas, sillas de metal, cuero envejecido, metacrilato, cristal, etc., priman por igual en el interiorismo.

También los dormitorios se ven impregnados por el encanto de los mercadillos y las piezas traídas de países lejanos. Son la cocina y el cuarto de baño, en cambio, las estancias más modernas de la casa, con nuevas equipaciones, electrodomésticos de última generación, sanitarios actuales y muebles de líneas rectas y apariencia sencilla, que se escogieron para ganar capacidad de almacén y lograr un fácil mantenimiento. En la actualidad esta vivienda se puede alquilar a través de www.ivoryescapes.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vuelta al pasado

La pasión por los muebles y objetos de épocas pasadas queda patente en el salón; incluso las piezas nuevas -como el sofá tipo chester, de cuero- se eligieron con un acabado envejecido. Sofá, de Pórtico. Mesa y sillas, de La Europea. Alfombra, de Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un centro de mesa muy personal

Pequeños detalles, como este centro de mesa, marcan estilo. Se trata de una coqueta composición a base de velas blancas combinadas con jarroncitos mini y candeleros pintados; todo ello, junto a un tronco natural, sobre un espejo. Mesa, de venta en La Europea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De todo un poco en el salón

La baza de los pronunciados contrastes destaca en la zona de estar; aquí en pocos metros coinciden una estructura de molduras antiguas con una moderna mesa de metacrilato y una alfombra africana de piel de cebra. Mesa de centro, de El Chinero. El sofá y la butaca son de Pórtico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un güiño navideño

El recibidor se ilumina con una guirnalda de luces blancas de cara a las fiestas. El suelo de esta zona se revistió con tarima blanqueada. Mesa adquirida en un anticuario. Espejo tríptico sobre la consola, de El Chinero. Lámpara de pie, del Rastro madrileño. Taburetes de piel, de Amapola. Candeleros de cristal adquiridos en el mítico mercadillo de Portobello, en Londres. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambiente navideño

El retranqueo que hay delante de la ventana es el lugar ideal para ubicar un rincón de lectura. Este espacio se aprovechó para poner una nota navideña alejada de lo tradicional. Un jarrón con unas ramas decoradas son una excelente composición festiva. Adornos navideños, de A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un rincón de lectura muy cálido

Butaca, de Pórtico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un comedor muy personal

¿Y si en lugar de cuadros exponemos nuestra colección de espejos en la pared? Pues el resultado es excelente si la composición se equilibra, como ocurre en este frente del comedor. Los espejos proceden todos del mercadillo londinense de Portobello. Mesa y sillas, de La Europea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles que importan

Las distintas piezas y muebles de anticuario se suceden en los diferentes ambientes; suponen ligeras llamadas de atención sobre su belleza y, al mismo tiempo, ofrecen un valioso espacio de almacén donde se ubican. Tras el sofá, mesa de anticuario. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piezas primorosas

Alacena de madera con las puertas de vitrina, de La Europea. Las bolas en verde turquesa son de Azul Tierra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina muy práctica

La cocina se organizó siguiendo un planteamiento totalmente funcional, con una distribución de los muebles en forma de L y una pequeña barra adosada a la pared, excelente para comidas rápidas o desayunos. En la elección de materiales primó la fácil limpieza y mantenimiento. Todos los electrodomésticos y los armarios proceden de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio en calma

El color blanco y los muebles de madera predominan en el dormitorio principal como medio para conseguir un ambiente sereno y cálido. Los detalles de vivos tonos y estampados proporcionan el equilibrio necesario. Banco a los pies de la cama, del Rastro madrileño. Colchas, cojines y mantas, de Zara Home. Mesilla de noche y lámpara, de El Chinero. Alfombra, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño en tonos ocres

El cuarto de baño, de generosas dimensiones, se equipó con todas las comodidades. Además, gracias a su tamaño se optó por un gran mueble y dos lavabos encastrados. Sanitarios, de Roca. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y distribución de la casa

Puntos a destacar: Gran parte del encanto de esta vivienda reside en su preciosa estructura; por este motivo se procurrecuperar elementos tan atractivos como la tarima del suelo o las molduras de las ventanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas