Un piso de estilo urbano de 70 m²

Este antiguo apartamento ha adquirido todas los comodidades de las viviendas modernas gracias a una rehabilitación completa y una decoración sutil y personal, plena de detalles.

image
1 de 9
CONTEMPORÁNEO

En la zona de estar se respira un equilibrio entre modernidad y neutralidad gracias a los tonos tierra y topo que predominan. A la calidez de estas tonalidades y de las texturas de las tapicerías se sumaron otros materiales, como el acero y el cristal, para compensar los estilos. Sofá de tres plazas, de Sancal. Cortinas, de Designers Guild. Alfombra, de la firma KP.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
RECIBIDOR

La entrada a esta vivienda resulta, por su amplitud, una pieza fundamental en la distribución y en la decoración general. Este espacio, que comunica a la derecha con la zona de descanso, y a la izquierda con el salón-comedor y con la cocina, está inspirado en la estética oriental, presente en los sutiles motivos que salpican el papel pintado. Las alfombras cuadradas acortan visualmente las zonas de paso que delimitan cada distribuidor. Papel, de Casamance. Alfombras, de la firma KP.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
COMEDOR

En consonancia con el recibidor, el comedor incluye pinceladas orientales —las plantas, las pantallas de rafia y la madera en tono natural de las molduras— con líneas puras en el diseño del mobiliario. En la decoración también se tuvieron presentes algunos conceptos de la filosofía feng shui, como es la necesidad de la simetría para conseguir el equilibrio: en el aparador todos los complementos se colocaron dos a dos de forma paralela. Mesa de comedor de roble, de Equide. Sillas, de la firma Cattelan Italia. Aparador en wengué, de Presotto. Pantallas de rafia, en La Trastienda. Lámpara de techo, de Urbana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
COCINA INTEGRADA

En la cocina se apostó por la pureza de líneas con un mobiliario sobrio, sin tiradores, marcado por el color rojo intenso en un acabado brillante, que contrasta con el resto de materiales que predominan en la vivienda. Para matizar el impacto visual de este espacio, abierto completamente al comedor, se intercalaron módulos de madera en tono natural, todo un acierto. Los revestimientos facilitaron la continuidad entre los diferentes ambientes; por eso, en lugar de cerámica se optó por pintar las paredes en el mismo tono crudo que el resto de la casa. La encimera de pizarra negra mate crea un atractivo contraste sin restar luminosidad, pues la cocina cuenta con abundante luz natural que recibe de la estancia contigua a través del vano de entrada. Mobiliario laqueado en rojo brillo con la encimera de pizarra negra, de la firma de cocinas Doca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
DORMITORIO

Para vestir el ventanal se escogió seda aterciopelada en gris plata; las cortinas, fruncidas y en un largo maxi, resultan muy elegantes y dan importancia al ambiente. El terciopelo —presente en la colcha y los cojines— es uno de los textiles que destacan en decoración por los matices que aporta: suavidad e intensidad de colores. Como iluminación puntual se optó por la lámpara Tolomeo, con una ligera estructura con brazos móviles y difusor orientable. Las cortinas y accesorios proceden de la tienda Urbana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
ESTILO ÚNICO

Todos los detalles de este dormitorio recrean un ambiente muy personal como la decisión de romper la simetría habitual a los lados de la cama con dos mesillas diferentes. Una de ellas de diseño rectangular, en acabado oscuro con el sobre en mármol, y la otra, más ligera, circular y con estructura en acero. Entre ambas composiciones destaca el cabecero, de capitoné en franela, y en un tono ligeramente más intenso que el del papel. Papel, de la firma Élitis. Cabecero de capitoné en franela, de Gastón y Daniela. Cojines, de Urbana. Colcha, de Maison de Vacances.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
DORMITORIO PRINCIPAL

Una fusión de estilos muy acertada: el encanto vintage que aporta la butaca, y el giño pop que evocan círculos y topos, presentes en la lámpara de la mesilla, de pantalla semiesférica y los topos de los cojines. Los revestimientos son básicos en este dormitorio: en la pared, papel que simula tela y en el suelo, una moqueta de pelo corto. La transición entre ambos materiales se solucionó con un rodapié laqueado en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
LOS ESPEJOS.

Los dos espejos colocados en vertical y apoyados en el suelo son un elemento de ruptura, ya que aligeran la uniformidad del papel pintado en esta pared. Casi parecen dos puertas de paso hacia otra habitación. Espejos enmarcados, de Horm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
LA PIEZA ESTRELLA

Suelen ser detalles escogidos con esmero para enriquecer un ambiente. En este apartamento, junto al sofá, se colocaron dos diseños de reducidas dimensiones con el sobre circular y patas en acero.
Quieres ver más mesas >>

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas