Un estudio de sólo 29 m²

La acertada distribución del espacio y su decoración, son las claves que convirtieron este apartamento de sólo 29 m² en un hogar confortable y desahogado para su única habitante.

image
1 de 10
La zona de estar se ubicó cerca del ventanal, pegada a la pared para no entorpecer el paso.

En cuanto a los colores, la interiorista Sofía Zayas —encargada de la decoración del apartamento—, se decidió por un tono neutro animado con toques de naranja en los complementos. Sofá-cama de la firma KA International. Butaca tapizada con tela a rayas de Pepe Peñalver. Mesa de centro de VTV. Lámpara de pie de Casa y Campo. Cuadro, de La Nave del Arte. Cojines, de Usera Usera. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Cocina abierta a la zona de estar

Para marcar la separación entre el estar y la cocina, se instaló una barra fija que hace las veces de comedor. Los muebles se ubicaron en un retranqueo de la pared para no restar espacio. Muebles Faktum de Ikea. Barra realizada a medida por un carpintero. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Soluciones para ordenar

Cuando el espacio escasea, una buena organización es primordial; aquí se consiguió con un mueble con divisiones para el televisor y la minicadena. Mueble de Ikea. Jarrones, de Habitat. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Almacenar el menaje

Para romper la monotonía de un diseño de líneas rectas, en las puertas de la librería se alternaron listones de madera en sentido vertical y horizontal. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Combina diferentes revestimientos, si quieres poner una nota original.

En este caso, por ejemplo, se apostó por un blanco roto para las paredes, techos y carpintería, y se contrastó con un naranja intenso con el que se pintó un solo frente. La zona de la cocina se alicató con azulejos naranjas de la firma Keops. Taburetes de La Continental. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Ampliar las zonas de almacén

El concepto de librería de suelo a techo se descartó desde el primer momento por resultar muy agobiante. En su lugar, se optó por unos estantes volados y un módulo bajo con ruedas y compartimentos para libros, discos, álbumes de fotos, etc. Baldas Lack en 1,90 m de largo y carrito Lack. Todo, de venta en Ikea. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Asientos auxiliares

Unos pufs de fibra son la solución cuando hay más invitados que asientos disponibles. En este caso se eligieron de poca altura, para guardarlos bajo la mesa, en La Continental. Alfombra, de Habitat. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Armario de día, cama de noche

La falta de espacio obligó a prescindir de una zona de descanso independiente. En su lugar se encargó una cama abatible rodeada por un armario y un maletero. Mueble a medida. Funda nórdica, de Ikea. Manta, de Usera Usera. Cojines, de Musgo. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Orden en el cuarto de baño

El baño, amplio en comparación con el resto de la casa, se aumentó aún más sustituyendo la bañera por una ducha de obra. Además, se instaló una encimera para encastrar el lavabo y colocar debajo la lavadora. Mueble de iroco. Gresite, de Keops y lavabo, de Roca. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
PLANO

1.- Recibidor.
2.- Cuarto de baño.
3.- Zona de descanso.
4.- El estar.
5.- Comedor.
6.- Cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas