Si tú me dices loft, yo digo... ¡unamos las paredes!

Tras años de ver cómo los espacios abiertos destronaban a las paredes, al fin llega un proyecto que desafía a la institución de las tendencias deco (y el resultado no podría ser mejor).

Casa reformada en la calle Almogavers
Vicugo Foto

¿Quién dijo que la privacidad está pasada de moda? Y es que tras varias temporadas viendo cómo los espacios abiertos se coronan como los reyes de la corte deco, echábamos de menos algún proyecto que reivindicara lo contrario, es decir, que abogara por la creación de una zona más íntima separada de las áreas comunes destinadas al ocio. Y como por arte de magia, ¡nuestro deseo se ha visto cumplido!

Se trata de una pareja que después de invertir en transformar su apartamento tipo loft a la tendencia del open concept, se dieron cuenta de que echaban en falta un poquito de privacidad, y para ello, ¡nada mejor que reconciliar las paredes!

www.egueyseta.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tres en uno
Vicugo Foto

El salón, la cocina, el comedor y el despacho siguen conviviendo en un espacio único diáfano con vistas a los árboles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
División armónica
Vicugo Foto

El suelo de baldosas que unifican la cocina y el comedor, separa ambas zonas del resto de la estancia de forma visual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles con arte
Vicugo Foto

Cuadros, velas, farolillos... ¡y muchas plantas! Un mix de decoración perfecto para darle vida y frescor a la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entrada natural
Vicugo Foto

Si las plantas ya tenían protagonismo en el salón, en el recibidor son las auténticas diosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco y negro
Vicugo Foto

El diseño en blanco y negro de la cocina con azulejos tipo metro en las paredes, aporta una luminosidad que se completa con los ventanales del fondo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Conexión total
Vicugo Foto

Una cristalera sobre el fregadero actúa como separador de ambientes entre la cocina y el recibidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una isla para soñar
Vicugo Foto

La isla central es una pieza fundamental en esta cocina tan coqueta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puesto de vigilancia
Vicugo Foto

Desde ella, se puede divisar cada rincón del comedor y el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona íntima
Vicugo Foto

El panel de madera a modo de cabecero de la cama la dota de una privacidad ideal, separándola visualmente del baño que se encuentra a sus espaldas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bucólico despertar
Vicugo Foto

Por si fuera poco, la cama se encuentra situada frente a un balcón que se alza sobre los árboles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De zona a zona
Vicugo Foto

¡Y tiro porque me toca! Del baño a la cocina sólo hay un paso, y la transición no podría ser más elegante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En cubículos
Vicugo Foto

La ducha, el lavamanos y el sanitario se encuentran divididos en cubículos dominados por un fondo de microcemento muy elegante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grandes expectativas
Vicugo Foto

El lavamanos flotante dispone de una amplia zona de almacenaje en la parte inferior, mientras que un par de luces se encargan de iluminar el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño de gloria
Vicugo Foto

¿Habías visto alguna vez una ducha más natural? Nos encanta la combinación de la madera con los azulejos tipo metro en color blanco y el detalle de la planta colgante. ¡Una maravilla!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lights on
Vicugo Foto

Una vez más, la luz se hace dueña del espacio en un baño pequeñito y más mono que el despertar de un gato.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas