Un apartamento de 45 metros con una decoración dinámica

Este apartamento madrileño, de tan solo 45 m2, parece más grande de lo que realmente es gracias a una reforma pensada al detalle. Sus mayores aciertos: crear un salón diáfano y ampliar la cocina. Y como colofón, una decoración dinámica y muy atractiva.

Apartamento de 45 metros en Madrid
Patricia Gallego

Maite quería comprar un piso en el centro de Madrid y, después de mucho buscar, llegó a este apartamento en el castizo barrio de Lavapiés. Reconoce que, en un primer momento, dudó en visitarlo, pero finalmente, su ubicación en una finca muy cuidada y un precio de venta asequible, la convencieron. Con tan solo 45 m2, una peculiar planta alargada –el piso es fruto de la división de una vivienda en dos–, y una cabina insonorizada en medio del salón, enseguida vio sus posibilidades; sin duda, el hecho de ser arquitecta ayudó mucho.

MÁS LUZ Y METROS
Desde su estudio y con dos planos anteriores de la vivienda, Maite del Rincón plantéo los objetivos a lograr en la reforma: aprovechar la luz natural al máximo y conseguir una distribución funcional, con espacios conectados, aunque solo fuera visualmente, para dar sensación de mayor amplitud.

PUNTOS CLAVE
El primer paso fue tirar tabiques. En el salón, eliminó la antigua cabina para crear un espacio diáfano, con zona de estar y comedor. Además, instaló una chimenea para darle un toque señorial a la casa. La cocina, que medía unos 2 m2, se amplió a costa de parte del baño y del pasillo. El dormitorio también sufrió muchos cambios. Si antes de las obras, un murete a media altura independizaba esta estancia del pasillo, Maite optó por levantar el tabique hasta el techo para ganar intimidad. Además, el muro que lo separaba del salón se sustituyó por una puerta corredera de grandes dimensiones.

PASO SIGUIENTE: DECORARLO
Los muebles, textiles, colores y revestimientos que definen el estilo de este apartamento reflejan el deseo de la dueña por lograr una casa con buenos acabados y apta para todo tipo de inquilino.

Realización: Pilar Perea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
SALÓN CON CHIMENEA
Patricia Gallego

Este elemento, ubicado justo entre los dos balcones, se aprovechó para marcar el paso de la zona de estar a la de comedor. En este ambiente, la mesa clásica, de Muebles Solís, se acompañó de cuatro sillas de diseño nórdico, en color negro, de SuperStudio. La lámpara de techo, de metal dorado, es de Vackart.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
UN SALÓN MUY COQUETO
Patricia Gallego

En la zona de estar, se combinaron muebles de distintos estilos y materiales para crear una decoración muy personal. El sofá es de Ikea; los cojines, el taburete y la estrella de pared, de Maisons du Monde; la mesa de centro, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
MÁS AMPLIA Y LUMINOSA
Patricia Gallego

Las obras de reforma se aprovecharon para abrir la cocina al pasillo e integrar parte de la estancia contigua, el baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
LA BARRA DE DESAYUNOS
Patricia Gallego

Una mesa alta, adosada a la pared, delimita la cocina del pasillo y deja espacio suficiente para circular entre las dos zonas. Se eligió un modelo de madera, con nudos y vetas marcadas, para aportar
un toque de calidez al blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DE ESTRENO
Patricia Gallego

La cocina se renovó por completo con una distribución que optimiza al máximo el espacio. En cuanto a la línea decorativa, se apostó por una estética tradicional con muebles y azulejos blancos, un suelo que imita baldosas hidráulicas, frentes pintados en verde y detalles en madera natural. Cocina diseñada e instalada por Kitchen Chic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ATMÓSFERA RELAJANTE
Patricia Gallego

Con la reforma, el dormitorio ganó amplitud real al tirar un armario empotrado. Gracias a la combinación de tonos blancos y azules en textiles y complementos, se logró un ambiente sereno. La mesilla, los cuadros y la ropa de cama son de Ikea. Los cojines son de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CON MUCHO GUSTO
Patricia Gallego

El baño sigue la misma estética que domina en la cocina. En este caso, los revestimientos y las piezas auxiliares, que aportan un encantador aire vintage a la decoración, se combinaron con sanitarios y griferías de diseño actual. Se instaló un inodoro suspendido con cisterna empotrada en el tabique, que termina en una pequeña repisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CON UN TAMAÑO IDEAL
Patricia Gallego

Se escogió un mueble, de Leroy Merlin, con lavabo integrado en la encimera y espacio de almacenaje. En la pared, se colocó un espejo con marco de madera pintado en blanco, color protagonista de la decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano del apartamento
Hearst

Su peculiar planta alargada condicionó la distribución de este apartamento, de tan solo 45 m2. El acceso a la casa se hace a través de un recibidor y un largo pasillo, que deja a mano izquierda todas las estancias: la cocina, el dormitorio con baño integrado y, al final, el salón con comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas