Una casa con espíritu rural

De la fusión de una arquitectura tradicional del norte de España y de una rehabilitación integral nace un interior con espacios abiertos y cálidos.

Respetar las características tradicionales de esta casa rural era una prioridad para Joaquín Díaz, quien se encargó íntegramente de su rehabilitación. En su visión espacial concibió estancias amplias y luminosas, repartidas en dos plantas. En la primera se encuentran las zonas comunes, un pequeño aseo y un apartamento concebido para que los invitados disfruten de cierta intimidad a pesar de alojarse en la misma casa que los propietarios. Los dormitorios se encuentran en el piso superior, alrededor de un salón común. Los acabados en madera, como suelos de tarima, vigas y pilares vistos y contraventanas, conectan los espacios.

Los grandes ventanales elevan la personalidad del estar, marcado por el techo inclinado en madera natural. Para vestir este espacio se recurrió a un gran sofá y a una chaise longue de dimensiones generosas en color blanco. La ausencia de mobiliario de gran volumen es otra de las singularidades del interiorismo en el que destacan los cuadros de gran tamaño y las alfombras coloristas.

La imagen global de la casa se enriquece por la discreta diversidad de piezas que conectan entre sí con acierto. Son precisamente esos complementos de línea más actual los que rompen el estilo rústico tradicional de base y lo condimentan con algo de frescura y colorido. Sólo hay que dirigir la mirada hacia el comedor, con una decoración tan particular, para comprender la amalgama de tendencias.      

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el recibidor, mix de tendencias

El recibidor es buen ejemplo del estilo tan particular y característico de cada estancia. El suelo de barro, las vigas y la escalera de madera ponen la nota rústica, observados de cerca por las reconocidas serigrafías de Andy Warhol, un contrapunto colorista de vanguardia. Lámpara y alfombra, de Berberia. Maleta, de Vintage 4P. La mesa y los percheros son de un anticuario.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón-comedor

Por la escalera de madera de castaño y barandilla de forja se accede a un espacio común con techo abuhardillado y ventanas abiertas en el tejado, que se concibió como zona de estar. Durante la reforma de la casa se rehabilitó el forjado de cubierta y se revistió todo el suelo con madera en un tono natural. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una decoración equilibrada

Cada detalle de esta vivienda convive en perfecta armonía con el entorno. Nada desentona; el mobiliario, los revestimientos, los textiles y los complementos se enriquecen entre sí en un maridaje decorativo perfecto. Jarrón blanco bajo, de Zara Home. Jarrones de cristal opaco blanco y rojizo transparente, cabeza de perro y bola de cristal; todo, de Lou&Hernández.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón con vistas

Junto a un gran ventanal horizontal se situó la zona de asientos, con el color blanco de base, aunque en armonía con notas intensas en los complementos. Sofá con tela de Gastón y Daniela, de donde también proceden los almohadones lisos. Cojines, rojo y verde, y banqueta plegable, de Antennae. Cojín con el número 3, de Zara Home. Letra M, de Vintage 4P.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un rincón para disfrutar del paisaje

Nada mejor que ver pasar el tiempo desde una chaise longue orientada al exterior. Le acompañan una lámpara de pie y una mesa auxiliar de estilo marroquí. Chaise longue tapizada con telas de Gastón y Daniela. Mesa, cojín a rayas y alfombra, de Berberia. Manta de mohair, de Zara Home. Chal azul, de Antennae. El baúl es un recuerdo de familia. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina cálida

De la perfecta comunicación entre Joaquín Díaz y la dueña de la vivienda nació el diseño de esta cocina, para la que se escogieron frentes de rejilla de pino y una encimera de mármol. La campana, también en madera de pino tratada, y la barra, con los complementos colgados a la vista, son elementos tradicionales muy evocadores. Cenefa de madera con colgadores en acero, de Vinçon. Grifo, de la firma Hansgrohe. Paños de cocina y manopla, de venta en Zara Home. Alfombra, de venta en Berberia.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El office tiene un sabor especial

El color, las formas y el material de las sillas añaden dinamismo a un comedor equipado con una mesa y una alacena recuperadas en madera decapada. Sillas, de La Europea. Camino de mesa de lino, de Gastón y Daniela. Botellas forradas con tela de saco, de Vintage 4P. Alfombra, de Berberia.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio de altura

En una de las habitaciones dobles se realizó una estructura de madera de pino sobre la que se sitúa el colchón. El conjunto se completa un cabecero de igual acabado. Como mesilla, un modelo auxiliar metálico. Ropa de cama, camisón y cojín pequeño, de Zara Home. Colcha roja y blanca, de Antennae. Cojín a rayas, de Ikea. Mesita, de Lou&Hernández. Sobre la repisa: jarrones, de la firma Zara Home e Ikea. Flexo, de Vinçon.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Exhibición de recuerdos

Este personal rincón del dormitorio lo preside una foto de uno de los viajes que realizaron los propietarios, apoyada sobre una cómoda. Foco, de Vintage 4P. Cómoda, de Becara. Caja roja, de venta en Zara Home.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño en blanco puro

Para dar mayor sensación de limpieza en el baño predomina el color blanco tanto en los sanitarios como en el mobiliario. Grifería, de Hansgrohe. Sanitarios y lavabo, de Roca. Plaid de rayas, de la firma Antennae. Alfombra, de Berberia. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PLANO E IDEAS

Las claves de un estilo rural joven:
- Recuperar elementos tradicionales acabados en color intenso, rematados con materiales novedosos o situados junto a un complemento de diseño. En la proporción adecuada, la mezcla es interesante.
- La cocina y los baños no ceden las comodidades de los electrodomésticos más innovadores o las griferías esculturales. Son elementos muy actuales por lo que el mobiliario debe respetar las líneas y acabados clásicos.
- Para potenciar la sensación de sosiego a la que invita el entorno, el interior debe estar decorado con asientos mullidos y cojines abullonados. La combinación de texturas en los textiles aporta calidez a la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas