Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

En esta casa la distribución aprovecha al máximo la luz natural

Un porche delicioso, un salón con estupendas ideas deco y una cocina envidiable. Sí, lo de esta casa es una lección de estilo de principio a fin. ¡Te invitamos a visitarla!

D.R.

En Aravaca, una zona residencial de Madrid, se encuentra esta casa con jardín, que estrena distribución, decoración, carpintería, revestimientos e instalaciones. Sus propietarios, una pareja francesa con tres hijos, a la que se sumó durante la obras un perro labrador, confiaron el proyecto al estudio de interiorismo Reforminthouse, formado por Daniel y Ana Eloísa, especializado en reformas con “un valor añadido” —puntualizan—. Según nos cuentan, “se trataba de una casa de los años 80, que se había utilizado como oficina, con paredes enteladas, muy impersonal y desactualizada.” Añaden en tono coloquial: “nos pusimos las botas para hacer lo que más nos gusta: transformar espacios.” Para ello, proyectaron una nueva distribución, más diáfana, “siempre con el objetivo de ampliar espacios y aprovechar la luz natural.” Por eso, la planta baja es hoy un espacio con varios ambientes: entrada, salón, comedor y una gran cocina con isla, que se comunican y separan con soluciones de carpintería.

Por ejemplo, una puerta corredera de doble hoja une entrada y salón, o una puerta con cuarterones de una única hoja, que ya existía y que por sus dimensiones es un panel corredero, abre o cierra el salón al comedor según “la necesidad de más o menos intimidad.” Otra solución ad hoc y plus de interiorismo creada por el estudio, es un cerramiento acristalado de metal que, con sus medidas de 4 x 3,20 m, delimita visualmente la cocina y prolonga la perspectiva desde el comedor, para que las dos estancias ganen amplitud. Para Reforminthouse es “un punto de comunicación con estilo.”

El resultado final revela otro acierto: el uso del color. El estudio nos comenta la razón: “es una familia que se dedica a viajar mucho por trabajo y placer, y cuenta con peques en la casa por lo que el color, en pequeñas pinceladas, era necesario. Se juega con la cerrajería y carpintería en un gris oscuro y paredes neutras, y queríamos focalizar el salón con un frente de color turquesa del que hicimos más de diez muestras hasta encontrar el toque de frescura que buscábamos.” Los contrastes cromáticos en las estancias son una de sus señas de identidad, así como la cálida tarima maciza de roble biselado y barnizado natural, que da continuidad visual a los espacios. En cuanto a la decoración, concluyen “es una vivienda de claro estilo parisino por el uso de los materiales y la mezcla de mobiliario clásico y contemporáneo. Los clientes —recuerdan— nos dieron gran libertad a la hora de aportar ideas y siempre se buscó que no fuera recargada, pero que tuviera el encanto y la finura del estilo afrancesado.”

Detalles con estilo de este proyecto:
En la entrada, las molduras ornamentales son las originales de la vivienda. El estudio acertó al añadirlas al salón para dotar a este ambiente de un aire más refinado y, además, para dar una continuidad visual a las dos estancias. En el salón, rematando la pared pintada en azul, son un plus señorial.

La carpintería de madera y hierro personaliza la decoración en la planta baja. Las dos puertas del salón —la más grande ya estaba en la casa— se pintaron en gris antracita para lograr un espacio de look contemporáneo y una armonía cromática con el cerramiento metálico, que sustituye al tabique tradicional.

La tarima de roble, con lamas anchas y extralargas, y las paredes blancas han creado un escenario luminoso y cálido, que permite añadir contrastes de color —muy intensos— y texturas variadas. Lección de estilo: la naturalidad en la unión de la alfombra cerámica y el entarimado en el área de trabajo de la cocina.

Realización: Pilar Perea. Ayudante: Paula Balboa. Fotos: Pablo Sarabia. Planos: Hearst Infografía

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el jardín

Un rincón perfecto para desconectar, decorado con una pareja de muebles de exterior con listones y una elegante pátina gris. Con el almohadón en el asiento, el sillón gana confort
y con los textiles, se actualiza.

Cojín Toucan, de Maisons du Monde. Toalla, bolso y alpargatas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón al aire libre

El espacio del porche se optimiza con un sofá de obra en forma de L que, con colchonetas y mix de cojines, se convierte en un mueble con más interés visual, incluso, exótico. Es un ambiente que resulta acogedor con el color arcilla de las paredes, el panel de lamas y la protección del toldo, que logra una temperatura más fresca en las horasde calor. A destacar, el entarimado en tono antracita que dota al exterior de un look más contemporáneo.

Pufs, faroles, menaje y pamela de paja, de Zara Home. Cojines y colchonetas, de Maisons du Monde. Suelo de tarima sintética composite, de Leroy Merlin. El sofá y el panel son diseños del estudio Reforminthouse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sí, al color

Los complementos para exterior, siempre que mezclan diferentes tonos, tienen el poder de transmitir un plus de energía y buenas vibraciones. Aquí, además, el menaje, de Zara Home, es irrompible. El farol es de la misma firma

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con impacto

La entrada luce una imagen espectacular con piezas de gran presencia: varios espejos sol, una lámpara erizo de techo y, de fondo, un papel pintado de carpas a gran escala, que dota al espacio de una dosis extra de color y dinamismo.
Papel, de la firma Osborne & Little.

La mesa, que perteneció a los anteriores propietarios, se recuperó; el mármol se pulió y los pies se trataron y pintaron.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Funcional y bien planteado

El salón se comunica con la entrada a través de una doble puerta corredera, empotrada en tabique, y pintada en gris antracita con código
RAL 7016. Destaca aquí cómo la distribución
de los muebles facilita la circulación, al crear una zona de paso entre la estantería lineal y los sillones de cuero. Radiador vertical, de Hudson Reed.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estética impecable

La decoración del salón se caracteriza por la serenidad y equilibrio que imprimen la elegancia de las molduras, la composición estudiada de obra enmarcada y el diseño de la librería; la unión de todos estos factores crea un ambiente con estilo.
Estantería diseñada por el estudio Reforminthouse.

Sillones de cuero, de Art Leather. Cojines, de Pepe Peñalver. Olivos decorativos, jarrón azul, cuencos africanos, damajuanas y bola turquesa, de Guáimaro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En blanco y azul

Otra imagen del salón, con la zona de estar principal en primer plano y otra de lectura, al fondo. A destacar, el llamativo contraste de la pared azul con el blanco y las dimensiones de una segunda puerta con cuarterones que lo conectan con el comedor.

Sofá y butacas, de Art Leather. Cojines: bordados, de Harlequin, rectangular, de Maisons du Monde, y amarillo limón, de Ikea. Mesa de centro y base de la auxiliar, de De Baró. Sobre el aparador, adquirido vía Wallapop, jirafas, de Guáimaro y lámpara Mercer, de Marset. Alfombra, de KP.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Renovar un clásico

Un sofá de cuero puede adquirir un aire completamente distinto con un mix de cojines en tonos vibrantes. En este caso, con varias ráfagas de color se torna más alegre y veraniego. Sofá, de Art Leather.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estética y función

El estudio diseñó un cabecero a medida que integra, además de apliques, varias hornacinas -tres a cada lado- a modo de mesillla y balda. Por deseo
de los propietarios, es de escayola, no de DM.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una zona de estar adicional

Si el salón es amplio y la planta lo permite, es buena idea reservar un espacio que se utilice como rincón de lectura y/o televisión, área de juegos si hay niños, o como zona de trabajo. Sofá y puf, de Pilma. Mesas, de La Redoute Interieurs. Alfombra, de El Rastro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor elegante

La mesa de mármol blanco Macael circular, decorada con un bodegón exquisito, la calidez de las sillas tapizadas y la lámpara de techo dorada y negra -adquirida en un anticuario francés- componen un ambiente sofisticado, de look retro-modern.

Sillas, de Pilma. Candeleros dorados con forma de pluma, bola y jarrón, de Guáimaro. Mesa del estudio Reforminthouse, que también proyectó el cerramiento acristalado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bodegón con encanto

Añade estilo a un mueble agrupando detalles de diferente volumen, altura y material -estos son
de Guáimaro- y completa el look con un arreglo floral para ganar frescura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy coqueto

El estudio proyectó para el aseo de la planta baja un frente de lavabo ultraelegante, con líneas depuradas y guiños vintage, que hace olvidar su espacio reducido. Espectacular: el magnetismo del print geométrico bicolor.

Lavamanos, de la firma Stano. Grifería mural, de Hudson Reed. Papel Wynwood, de Nobilis. Lámparas, de Leroy Merlin.

El espejo antiguo se pintó en negro para integrarlo en la decoración y armonizar con el papel y el azulejo inferior, tipo metro, biselado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amplitud y claridad

El estudio Reforminthouse diseñó la cocina como un espacio de reunión y encuentro para la familia y las visitas que reciben. Su elemento clave: una isla que acoge la placa de cocción y una cómoda barra de desayunos y comidas.

Lámparas de techo Corin, Cono y Celin, de Kenay Home, en cristal gris y ámbar. Taburetes, de SuperStudio. Grifería, de Hudson Reed.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A todo color

La cocina adquiere mayor protagonismo con el juego de claroscuros de muebles y paredes. Para su tono azulado se buscó un elegante pavimento inspirado en las baldosas hidráulicas vintage, con efecto alfombra. En cuanto a su distribución, se organiza en tres áreas: isla con cocción y barra-office; fregadero, con amplia superficie de trabajo y almacenaje -bien situado en la pared más
larga y sin armarios superiores-, y un frente, con muebles hasta el techo, equipado con frigorífico, horno y microondas en columna.

Muebles de cocina, de Studio Cuccine, con encimera, de Silestone. Electrodomésticos, de Siemens. Menaje, de Habitat. Pavimento Caprice, de Nais!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con personalidad

En contraste con el blanco que propaga la luminosidad en el dormitorio principal, un cabecero de escayola a medida y pintado en un azul intenso focaliza la atención y da mayor relieve a la cama.

Es un diseño que destaca por sus dimensiones y la distribución simétrica formada por los apliques dorados y un trío de hornacinas.

Cabecero diseñado por el estudio Reforminthouse. Cojines, de terciopelo, de Pepe Peñalver y con franjas multicolor, de la firma Harlequin. Manta blanca, de Ikea. Lámpara de pie Dundee, de Eglo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jugando con el color

Pintar una de las paredes del salón es un recurso infalible para personalizar la decoración pero, además, aquí resalta las molduras ormanentales y de la puerta, el rodapié y el aparador vintage, adquirido con la app de compra-venta Wallapop.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el cuarto de baño

Lavamanos, de Bathco, grifería, de Hudson Reed, mueble, de El Corte Inglés, y gresite mate y brillante, de Azulejos Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Planta baja

Planta baja

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Primera planta
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas