Un ático reformado con terrazas y vistas ideales

Un excelente proyecto de reforma consiguió, no solo que la luz y las vistas de Madrid atravesaran todo el ático, sino también realzar el interiorismo y sus muebles de bella factura.

image
Pablo Sarabia

Cada rincón de esta casa refleja el gusto de sus propietarios por la estética, algo que siempre llamó la atención de la arquitecta María José Navarro, del estudio Nasezen, responsable de la reforma de este ático. “Toñeta y José Antonio son amigos antes que clientes, una pareja auténtica, amante del arte y fanática de todo lo bello y armónico”, nos cuenta Navarro.

Ellos le transmitieron el deseo de rediseñar su nueva vivienda. Querían espacios ligeros y luminosos, con una comunicación fluida entre ellos, sin barreras visuales. Las premisas estaban claras, no solo para los propietarios, sino también para la arquitecta, pues son objetivos a los que da especial importancia en todos sus trabajos. Éste contaba con un gran aliciente: una maravillosa terraza.

El punto de partida consistió en sacar el máximo partido a la terraza, abrir las estancias principales a ese espacio exterior, no solo para ganar luminosidad, sino también para que las panorámicas urbanas se disfrutaran desde prácticamente toda la casa. A la hora de elegir los acabados de suelos y paredes, María José siguió el gusto de los propietarios por los espacios visualmente ligeros. “Toñi tiene un talento innato para la decoración y en todas las casas en las que ha vivido, ha logrado ambientes desahogados gracias, en parte, a los tonos claros de los revestimientos”, nos explica María José.

De esta forma, el fondo blanco permitió combinar muebles clásicos con diseños más funcionales, así como integrar objetos y recuerdos con valor sentimental. Sin duda, parte del éxito de esta reforma se debe al buen feeling entre arquitecta y propietarios. Para María José, establecer una relación de confianza con los clientes es clave en el desarrollo del proyecto. Conocer, entender y respetar sus gustos es fundamental para conseguir una vivienda con personalidad. En este caso, ella aportó su experiencia y profesionalidad y ellos, sentido estético y un firme interés por rodearse de todas aquellas piezas bellas y especiales, que siempre les habían acompañado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor en la terraza

En la terraza, de 30 m2, se creó un agradable comedor donde organizar reuniones informales y relajarse. Entre las piezas del mobiliario, destaca la mesita que la dueña de la casa destinó a su colección de bonsáis. Fue realizada por ella misma a partir de un tablero de andamio recuperado y unas patas encargadas a un herrero.
Bonsáis, de Bonsaikido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A salvo del sol

Para crear zonas de sombra en la terraza, se instaló un toldo corredero que se puede extender por partes, según la zona a cubrir. Sobre el muro, se fijaron unas celosías con malla romboidal que dejan pasar la luz y el aire. Además, se colocaron arbustos frondosos a modo de muro vegetal.
Cesto de mimbre y cojines a rayas, de Calma Chechu. Alfombra y almohadones, de Alfombras Étnicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alfombra y cojines

¿Quién dijo que las alfombras eran solo para interior? Si quieres lucirla en la terraza, escoge un diseño fresco y resistente al sol, que combine con el resto de los textiles y cree una atmósfera alegre. Alfombra y cojines, de Alfombras Étnicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor personal

Crea un comedor personal y acogedor en la terraza con piezas clásicas de hierro. Funcionan perfectamente tanto fuera como dentro de casa. Muebles, de Feriarte. Mantel, vajilla y complementos, de Sandra Marcos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasado y presente

En la zona de estar, al igual que en el resto de la casa, se combinaron diferentes estilos decorativos: muebles antigüos se alternaron con diseños actuales, además de recuerdos y objetos con valor sentimental.

Jarrones, adornos geométricos y en forma de hojas, de la tienda Sandra Marcos. Los cojines son de Natura y Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Caja blanca

Paredes, techo y suelo en blanco son un excelente telón de fondo para realzar la decoración y mezclar piezas de estilos diferentes. La madera oscura, presente tanto en el mobiliario como en la carpintería, se aligeró con pinceladas en azul turquesa y rosa en telas, tapicerías y muebles auxiliares. Una combinación con la que, además, se logró un ambiente dinámico y con máximo interés visual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Qué agradecidas son las flores!

Con cualquier recipiente, por sencillo que sea, es posible lograr vistosos arreglos. Un truco es elegir solo una variedad y en una misma tonalidad. Jarrones, de Sandra Marcos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piezas con historia

Muebles de línea clásica y piezas de diseño maridan con éxito. El modelo Eames Plastic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sillón Butterfly, encaja a la perfección en cualquier ambiente de la casa, lo que permite ampliar la zona de asientos siempre que sea necesario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mueble antiguo

Si tienes la suerte de contar con un mueble antiguo, ya sea oriental o europeo, no dudes en convertirlo en punto focal del espacio. Colócalo sobre un fondo que destaque y procura que las piezas que lo rodeen sean sobrias y no compitan con él ni le resten protagonismo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios abiertos

Uno de los aciertos de la reforma fue abrir vanos en la pared del salón para ganar luminosidad y disfrutar de las vistas. Además, la cocina se desplazó a la zona principal de la casa. Se accede a ella desde el estar, a través de un amplio vano. La circulación entre ambos es fluida.

Jarrones en la mesa, de Sandra Marcos. El cojín es de Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista al frente

La cocina disfruta de una panorámica excelente del exterior a través de grandes frentes acristalados, que se vistieron con estores enrollables para tamizar la luz. En esta estancia se creó un espacio de líneas claras y diáfanas, con muebles blancos, lisos y sin tiradores, y una campana integrada en el techo, que refuerzan la estética casi minimalista del conjunto.

Cocina, de Electrodomésticos Santamaría. Campana, de Pando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Contraste de estilos

Para el comedor, se escogió una mesa realizada a medida, con un sobre de cristal y un tablero de DM en un tono rosa fuerte, que aporta el contrapunto cromático. Se acompañó de unas sillas de mimbre, pintadas a juego con el tono de los muebles.

Sobre de cristal, realizado por Carpintería Cobeña. Sillas, de India&Pacific.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mezcla de acabados

Como muestra esta imagen del dormitorio principal, los propietarios contaban con muebles de acabados y estilos distintos. Si bien la mayoría tiene un colorido similar, no dudaron en incluir alguna pieza en un tono y acabado diferente, como el banco de roble lavado, a los pies de la cama.Los cojines del dormitorio son de Natura y de Alfombras Étnicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Falsa ventana

En el baño del dormitorio, ubicado en la zona de la casa que queda frente a la terraza, se colocó una gran luna sin marco en la pared del lavabo. Con este recurso tan sencillo, se consiguió multiplicar la luz y el efecto de tener un vano hacia el exterior. Mueble, de Saneamientos Navacerrada. Accesorios, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tipo suite

El dormitorio principal cuenta con vestidor y baño integrados. Este último se revistió por completo en un gres porcelánico gris que imita el cemento. Se escogieron piezas de gran formato, que crean un efecto de continuidad y sensación de mayor amplitud visual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cama sin cabecero

Una idea para realzar este frente es colocar un único cuadro de gran tamaño, centrado en la pared. Para darle aún mayor presencia, elige un marco que lo destaque. Cuadro, adquirido en Feriarte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bonsáis

Los bonsáis te ayudarán a dar un toque zen a tu terraza. Colócalos en un rincón luminoso, pero que no reciban la luz directa del sol, y riégalos cuando la tierra comience a secarse. Bonsáis, de Bonsaikido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una reforma de Mª JOSÉ NAVARRO

Nació en Málaga, pasó su infancia en Barcelona y estudió arquitectura en Madrid, donde actualmente reside y tiene su propio estudio: Nasezen. Apasionada de su trabajo, esta experta arquitecta apunta que le gusta centrarse en encontrar un equilibrio entre espacio, color y luz, adaptándose siempre a las necesidades y deseos de cada cliente. Este ático madrileño es uno de sus últimos proyectos. Junto a ella repasamos las claves de la reforma y el logro de una decoración creativa y muy personal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la vivienda

Plano de la vivienda

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vídeos