Mira cómo 'creció' esta casa

Este piso madrileño se reformó por completo —tanto en lo que se refiere a tabiquería y acabados como en lo estético— con un interiorismo moderno y atemporal, apto para todos los gustos.

image
Patricia Gallego

Los gustos, estilo de vida y necesidades de las personas que viven en una casa determinan la decoración de todos y cada uno de sus ambientes, pero ¿qué pasa cuando se trata de un piso vacío sin nadie que marque unas pautas?

Con o sin inquilinos, lo cierto es que cuando el dueño de una vivienda recurre a un estudio de interiorismo es porque tiene claro cuáles son sus prioridades. En este caso, la puesta a punto para agilizar la venta o alquiler —lo que conocemos como proyectos de home staging fue el objetivo que se le planteó a la decoradora Constanza Subijana, de la empresa HS Decor. Eso sí: antes de “ponerla guapa”, había que rehabilitarla, tarea de la que se encargó la firma inmobiliaria Uxban, propietaria de esta vivienda, ubicada en el madrileño barrio de Chamberí.

Las obras consistieron en tirar tabiques para abrir los espacios y conseguir estancias más amplias, cambiar el suelo de madera oscura por una tarima más clara, pintar las paredes, modernizar la cocina y los baños y renovar las instalaciones. En los acabados, se apostó por una envolvente neutra que pudiese adaptarse a cualquier inquilino y, sobre todo, al paso del tiempo. A la reforma integral le seguiría una puesta en escena moderna y atemporal, con muebles de diseño contemporáneo y piezas creadas por el estudio de Constanza Subijana.

Todas las estancias de la vivienda experimentaron una transformación total: desde la cocina y los baños hasta el salón y sus tres dormitorios. Para hacer estas zonas más atractivas, se apostó por muebles de madera, telas en tonos neutros que aprovechan la luz y notas de color a través de los complementos. Además, con el objetivo de lograr ambientes cómodos y desahogados, se procuró no saturarlos con piezas innecesarias. El resultado es una casa actual, sofisticada, pero muy vivible, apta para todos los gustos.

CUANDO LA COCINA SE INTEGRA

En viviendas en las que se ha optado por unir la cocina al salón, una barra de desayunos se convertirá en la solución perfecta para marcar el paso de una zona a otra sin crear sensación de agobio.

La barra puede ser una prolongación de la encimera, es decir, con la misma altura que los muebles, o bien establecer dos niveles distintos para aportar dinamismo y ocultar la zona de trabajo.

Además de aprovechar islas y penínsulas, hay otros recursos para montar un rincón de desayunos. En las distribuciones lineales es posible aprovechar la pared que queda libre de muebles con una encimera volada. También el hueco que queda bajo una ventana es un lugar perfecto para montar un comedor de diario. En ese caso, conviene que la apertura de la hoja sea corredera y la mesa, plegable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un toque de estilo

En el salón, muebles de línea actual se combinaron con piezas de diseño. El resultado es una decoración cuidada, pero muy acogedora.

Sofá, de TapiDisseny. Mesa de centro, de Dugar Home. Pufs, de Kave Home. Tejidos de pared, Berebere y Cotton Field, de Lorena Canals. Alfombra, de KP. Cortinas, de Gancedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios abiertos

Ninguna puerta delimita el recibidor. Desde la entrada se accede a la zona común, en la que se ubicaron comedor, cocina y zona de estar. Los únicos elementos que separan los ambientes de forma sutil son un pilar maestro y una península, que acoge el fregadero de la cocina.

Mesa de comedor, de Pilma. Sillas, de Crisal. Los cojines son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con doble uso

Una península marca la separación entre la cocina y el recibidor. Se diseñó en dos niveles: el inferior, que acoge el fregadero y la placa de cocción, se destinó a zona de trabajo, y el superior a barra de desayunos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bien definidos

Además de la doble altura, los diferentes materiales que se utilizaron en la península potencian su carácter multifuncional. La barra de desayunos se realizó en madera para aportar un toque de calidez al blanco de la cocina. Especialmente llamativo es el sobre de la zona de comedor, que se prolonga por la pared hasta el techo.

Taburetes, de Decoración Vintage. Menaje, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sí a la variedad

En el dormitorio, destaca un gran cabecero diseñado a medida. Tapizado en un color neutro, el resto de los textiles -ropa de cama y cojines- se escogieron de diferentes texturas para lograr un ambiente de gran riqueza visual.

Cama, de Dupen. Cabecero diseñado por HS Decor, con tapicería de Pepe Barrientos. Mesillas, lámparas y banco de madera, de Zara Home.
Cortinas, de Gancedo. Cojines, de Pepe Peñalver y C&C Milano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A los pies de la cama

En el dormitorio principal, una balda volada anclada a la pared y un confortable sillón con tapicería acolchada de color gris, forman un rincón cómodo y versátil que se utiliza como zona de trabajo y tocador.

Silla, de Decoración Vintage. Jarrones, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lavabo para dos

Líneas depuradas, piezas contemporáneas y la atractiva combinación de materiales -madera, porcelánico de gran formato y cristal- convierten el cuarto de baño en un lugar cálido y elegante.

Toallas y accesorios de baño, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pufs

Cuadrados o redondos, pequeños o grandes... Sean como sean, los pufs se han convertido en una de las piezas imprescindibles del salón. Y es que, además de asientos extra, hacen las veces de mesas auxiliares y reposapiés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines

¿Cómo combinar los cojines y lograr un sofá estiloso? Mezcla telas lisas y estampadas, siluetas diferentes, y coloca uno más que el número de plazas que tenga el sofá. Cojines de la firma Andrew Martin, en Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paleta cromática

Las bases suaves en neutros son un acierto a la hora de elegir las tonalidades con las que caldear un ambiente. Blancos, piedras y arenas son las más utilizadas en España. Sobre ellas, los rojos, naranjas o amarillos más vitales, o los sosegados azules y verdes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Sí a la variedad!

En este dormitorio infantil, los cojines estampados en tonos de la misma gama cromática que el plaid y el cabecero, transforman la cama en punto focal. Cojines y plaid, de Zara Home. Cama, de Dupen. Cabecero, de HS Decor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lo retro convive con las últimas tendencias

Nos hemos acostumbrado a mezclar en cualquier estancia. Las piezas de esencia antigua elevan el nivel y aportan un plus de estilo: un espejo, un jarrón...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El encanto de las flores

Añade una nota de delicadeza con arreglos naturales. Agrupa flores en un par de recipientes sencillos. Jarrones: en forma de jarra, de Ikea; el modelo blanco es de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución de la vivienda

Distribución de la vivienda

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas