La casa-refugio de dos amantes del surf

Este bungaló, situado en una isla de Carolina del Sur, nos recuerda las ganas que tenemos de que llegue ya el verano. Al mal tiempo, buena casa.

image
Hearst

Kate Towill, del estudio de interiorismo Basic Projects, cree que las primeras ideas son tan instintivas como reveladoras. Por este motivo, cada vez que comienza un nuevo trabajo pide, a bocajarro, a sus clientes tres palabras que describan cómo quieren que sea el resultado final. "Refugio", "verano" y "descalzos" fueron las elegidas por una pareja que contactó con ella para decorar su recién estrenado bungaló en la isla de Sullivan, en Carolina del Sur. Proyectado por al arquitecta Heather Wilson inspirándose en las construcciones tradicionales de Hawái (uno de los lugares favoritos de los propietarios y en el que pasan varios meses al año surfeando), Kate confiesa que uno de los principales retos del proyecto fue crear un espacio que tan minimalista y vivido como sus clientes querían.

Las texturas naturales y las sensaciones táctiles han jugado un papel muy importante para lograr este efecto: "el suelo frío y suave de cemento, el lino orgánico que te acaricia al tumbarte en el sofá, las plantas que te rodean y las alfombras cálidas y agradables al tocarlas con los pies... Parece que vas a escuchar la música de un ukelele cada vez que atraviesas la puerta", afirma la interiorista, que quiso crear un hogar que recordara a los habitantes a su paraíso soñado en el Pacífico y que está presente en cada estancia en forma de póster, fotos vintage o tablas de surf.

Aunque la casa es de nueva construcción "queríamos que diera la sensación de que habían vivido en ella durante años", explica Kate. "Lo conseguimos al emplear piezas con muchos detalles y de gran calidad que parecen hacer sido coleccionadas a lo largo del tiempo". El secreto de una casa con personalidad y alma es, para la interiorista, "no comprar todo de una sola vez. No tengas prisa a la hora de buscar piezas que tengan algún significado especial para ti. Es mejor tener pocos muebles de calidad y que te hagan feliz, porque con el tiempo incluso mejorarán y te acompañarán de por vida". Nada más que añadir.

Foto: Olivia Rae James, cortesía de Basic Projects
www.basicprojects.us

¿Te ha gustado esta casa? Entonces, estos otros refugioe en el mar que te van a encantar:

- Una casa de pescadores restaurada con cariño

- Una cabaña de película junto al mar

- Una casa sobre las rocas

- Una casa familiar en la playa

- Una casa para desconectar 100% mediterránea

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Eterno verano

El estudio Basic Projects firma el interior de este bungaló proyectado por la arquitecta Heather Wilson.

Hawaii-Bombay

La pareja propietaria ama el surf y Hawái, por lo que el estudio querido dar guiños por toda la casa a la temática hawaiana.

A medida

Junto a la zona de estar del salón, una estantería de obra realizada con yeso.

Toque europeo

La mesa de centro es belga y la interiorista la encontró en 1stdibs.

Gran formato

La obra de arte es de Ty Williams.

Muy natural

Para conseguir un look natural, la interiorista ha utilizado textiles como el lino y materiales como la madera y el mimbre.

Aparición estelar

En un roncón del salón, una peacock chair de fibras naturales con textiles vintage de Hawái en rosa.

Jungalow Style

Las plantas invaden para esquina de la casa.

Colores claros
La gran ola

En otro rincón, más plantas y una tabla de surf vintage.

A sus pies

Los kilims provienen de tiendas de antigüedades locales.

Hogar abierto

La chimenea de dos caras está abierta al salón y al comedor y sirve como separador de ambos espacios.

Entre dos aguas

Un pequeño aparador de rejilla con un espejo redondo sirve como transición entre el salón y el comedor.

Suelo continuo

A excepción del dormitorio, los suelos de toda la casa son de cemento pulido.

Comedor con bancos

La mesa y los bancos del comedor son de la marca inglesa Another Country.

Calidez

Para hacer más acogedora la estructura de obra que compone la chimenea y los bancos, la interiorista remató los cantos redondeándolos y colocó textiles cálidos de House of Cindy.

La mejor compañía

Delilah, la golden retriever de la pareja, descansando en la chimenea.

Retrato de la inteirorista

Kate Towill en el comedor de la casa.

La isla del tesoro

La isla de la cocina delimita la zona de trabajo sin romper con el concepto abierto y crea una barra para comidas informales.

Lista para usar

Los propietarios aman cocinar, por lo que el reto de Kate fue lograr una cocina 100% funcional, por sin dejar de lado la parte estética.

Toma asiento

Los taburetes de la barra de la cocina son de Lostine Anna.

A pie de obra

Los muebles de cocina se hicieron de obra. La estructura es de yeso, la encimera es de cemento y los armarios están realizados a medida con roble.

Dar el campanazo

La campana de la cocina también es de obra.

Zona de aguas

Junto a la cocina se ha instalado una zona de servicio con fregadero y espacio de almacenaje.

Clase de grometría

El frente de azulejos está personalizado por Smink Things.

Contrastes

Detalle del mueble hecho con madera de sapeli.

Entrada

Un banco y percheros hacen han aportado funcionalidad a este espacio.

Bajo la escalera

Se aprovechó este espacio colocando un baúl antiguo.

A pierna suelta

La cama del dormitorio principal es de Harbour Cane.

Quedarse en blanco

Los suelos de los dormitorios se han elegido en madera de roble blanqueado.

Luz divina

Sobre las mesillas de noche vintage, lámparas de Signal.

Blanco y madera

Se ha aportado frescura y naturalidad al dormitorio combinando el blanco con los tonos naturales de la madera.

Salida al jardín

En el baño del dormitorio principal, un kilim aporta calidez al suelo de cemento. LAs puertas de madera dan acceso al jardín.

Años dorados

El baño tiene un mueble de obra de yeso y cemento y toques de latón en los espejos y la grifería.

Se aceptan visitas

La pareja quería dos dormitorios extra para acoger las frecuentes visitas que reciben

Brisa hawaiana

La pared se ha decorado con fotos, postales y mapas vintage de Hawái enmarcados.

Ducha fresca

La casa cuenta con tres baños, dos de ellos en suite.

Segundo dormitorio de invitados
Punto azul

Sobre la cama, una colcha de la artista Caroline Z Hurley encontrada en la web de Lizzi Fortunato.

Baño de cortesía

Los azulejos son de Tabarka Studio.

Pura fachada

La arquitecta Heather Wilson se inspiró en las construcciones tradicionales hawaianas para proyectar el bungaló.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas