Total white, una vivienda con diseño fresco

Una casa deshabitada. Una reforma integral. El resultado, una vivienda de diseño con soluciones funcionales y piezas que abrazan todos los estilos. La responsable del proyecto, Bárbara Aurell, apuesta todo al blanco. Un plan perfecto para sus 150 m².

En un bloque de pisos de la zona alta de Barcelona, concretamente en el distrito de San Gervasio, se encuentra esta vivienda de 150 m². Deshabitada desde hacía tiempo, sus puertas se abrieron a Bárbara Aurell. El interior se rindió a su ingenio para transformarse en lo que es hoy: un apartamento de espacios abiertos y derroche de luminosidad. Estilo, diseño y mucho blanco en apariencia.

¿El punto de inicio de la reforma? Tirar todo para empezar de cero. El objetivo era crear un piso cómodo, para disfrutar día a día. Una entrevista con sus propietarios bastó para que Aurell, del estudio Espacio en blanco, captara las necesidades y deseos y dejara volar su imaginación entre tabiques. Solo se conservaron las ventanas de madera de la construcción.

El resultado es ecléctico pero atrevido. Los propietarios se atreven a mezclar y el interiorismo refleja este aspecto de su personalidad. Querían mucho blanco. Deseo concedido. ¿Otra premisa clave? Una gran cocina, tributo a su profesión: ambos se dedican a la restauración.

Bárbara Aurell, del estudio Espacio en blanco (espacioenblancoestudio.com), es la responsable de este juvenil y desenfadado proyecto. Como profesional con una larga trayectoria define espacios de manera singular para adaptarlos a las personas que vivirán en ellos. Siempre al día de las últimas tendencias, Aurell está al frente también de Movimiento en blanco, un laboratorio de ideas y tendencias, que lleva a cabo muestras de pintura, fotografía, escultura y literatura con el fin de aunar la experiencia de artistas y diseñadores del panorama actual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con vestidor

En esta vista se aprecia la distribución del baño, un espacio de planta rectangular que cuenta además con vestidor en el acceso. Al fondo, una espectacular ducha para dos. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Oda al blanco

Una vivienda en blanco. Eso querían los propietarios cuando se pusieron en manos de Bárbara Aurell, de Espacio en Blanco, para que transformara una casa sin vida en lo que es hoy: un derroche de luminosidad, estilo, diseño y espacios continuos.

Paredes, techo y suelos se tiñen de blanco, así como la mayor parte del mobiliario. En el suelo, parqué blanco pintado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Artífice del proyecto

Esta fotografía pone rostro a la artífice del proyecto, Bárbara Aurell, de Espacio en blanco. Se encuentra en la entrada de la ducha del baño de la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chispazos de color

En este rincón de la casa, de pronto, irrumpen las pinceladas de color. Como chizpazos vivos sobre el blanco, las sillas, las pantallas de las lámparas de techo y las botellas del rincón se colorean.

Detalles en los que fijarse: el mini jardín colgante del techo en una esquina sobre las botellas de colores. El espejo en la pared, ligeramente inclinado, aumenta la sensación de profundidad.

Mesa y sillas, de Antique Bputique. Plantas, de Jaime Beriestain.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio

En esta casa nada desentona. En el dormitorio también predomina el blanco. Las mesitas de noche son dos diseños antiguos, pintadas en color blanco. Lámparas, de Mercantic. El cabecero que protege la pared está realizado a medida y tapizado en lino blanco.

En la pared, sobre el cabecero, fotografía The Bath, de Silvia Serra (www.omnibus13.com).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón con zona de trabajo

En el salón, al fondo de la planta, una zona de trabajo para dos. Sobre el lienzo total white destacan solo los libros de los estantes, la madera de la mesa de centro y las tapicerías de los asientos auxiliares, como la butaca de Antrophologie, traída desde Londres.

El sofá era una de los muebles que los propietarios quisieron integrar en la decoración, junto a algún mueblecito de anticuario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle del mueble del lavabo

En la zona del lavabo, un espejo con marco en dorado, diseñado a medida por el metalista José Durán, y grifería mural retro en el mismo acabado.

La grifería se adquirió en Tono Bagno. El revestimiento biselado se adquirió en Vía Cerámica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el interior de la ducha

En el interior de la ducha, que mantiene en el suelo el mismo juego de colores y motivos que el resto de la planta, una hornacina con estantes para los botes y jabones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El cuarto de baño, otra joya de la casa

Esta casa tiene rincones para disfrutar y que señalar. El baño es otro de ellos. Todo el mobiliario se ha realizado diseñado por Espacio en blanco y realizado a medida.

Es al mismo tiempo vestidor. Detalles mínimos en negro convivien también con destellos dorados que revitalizan el blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina (casi) profesional

Los propietarios de esta vivienda, dedicados al mundo de la restauración, necesitaban una amplia cocina. Casi proyectada como una espacio profesional, cuenta con mucha superficie de trabajo, varios frigoríficos, un amplio fregadero, fogones y muebles altos totalmente abiertos.

¿Y si dirigimos la mirada al techo? Focos técnicos asoman entre las vigas, de Dajor Iluminación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El comedor se asoma a la ventana

En esta vivienda el estilo del mobiliario es ecléctico, lo que permite mezclar sin estridencias. Hay piezas de todas partes, adquiridas por los propietarios en sus viajes.

El comedor se ubica justo delante del ventanal por el que se accede a la terraza. El placer de disfrutar de una buena comida con vistas es innegable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una terraza a medida

Fuera, también continúa el blanco. En el suelo un revestimiento de baldosa hecagonal tricolor, de Vía Cerámica.

El sofá de la terraza está realizado a medida por un ebanista de Gerona (Guixeres). Los cojines también se han confeccionado especialmente para este diseño en ratán y algodón de lino blanco, mezclados con cojines de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El revestimiento también delimita

En la cocina, el suelo es un mosaico en blanco y negro que intenta colarse en el salón pero que desaparece en el trayecto. Es un revestimiento de Vía Cerámica.

Las lámparas en acabado cobre se adquirieron en un anticuario en un pueblo francés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sobre la mesa se hizo la luz

Para iluminar la velada, una lámpara con tres focos colgantes con pantallas de cristal coloreado, de Antique Boutique.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En detalle

Detalle de la unión entre la baldosa en mosaico del suelo de la cocina y la madera del salón. En el muro que delimita la cocina se aprecian los interruptores retro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mobiliario a medida

Todo el mobiliario de la cocina se ha diseñado por Espacio en blanco y realizado a medida por un ebanista.

La encimera de madera de algunos módulos rompe el dualismo blanco y negro.

En esta vista se aprecia cómo la cocina queda delimitada pero abierta hacia el recibidor y el salón. Fogones y frigorífico, de Smeg.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas