Más luz y amplitud en un piso reformado

Abriendo y comunicando los espacios, Itta Estudio logró llevar la luz natural al interior de un piso anticuado.

image
Hearst

Antes, la primera impresión que se tenía de este piso situado en Tres Cantos, una localidad al norte de Madrid, era muy mala. Al entrar en él, era la oscuridad lo primero que te recibía. Su hall de entrada era estrecho y sin luz natural y no invitaba mucho a pasar. Pero tras la reforma de Israel Egío y Alejandra Fontelos, integrantes del estudio Itta, esta situación cambió por completo. Los interioristas ampliaron los accesos del salón y la cocina y, gracias a las nuevas puertas con cristales que dejan pasar la luz, los rayos de sol llegan hasta la entrada, logrando hacerla más luminosa, alegre y acogedora.

El resto de la casa también pasó por su varita mágica. Su objetivo durante la transformación era mantener el estilo clásico y las líneas sencillas de la vivienda, pero actualizar los espacios. "Queríamos que la vivienda transmitiese luminosidad, alegría, personalidad y carácter", explica el dúo que a golpe de muebles a medida, mucho blanco dinamizado con colores atrevidos, madera y piezas contemporáneas, han alcanzado sus metas dando como resultado un hogar tan acogedor como elegante, funcional y moderno.

www.ittaestudio.com
Fotos: Luz Estudio

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ley de transparencia

Itta Estudio ha reformado este piso de Tres Cantos. En la entrada, las puertas del salón se ampliaron y cambiaron por unas de cristal que dejan pasar la luz natural.

Alegría de vivir
Hearst

Los colores logran dar vitalidad al salón y las líneas sencillas hacerlo acogedor.

Clásico actual

El estudio quiso conservar el estilo clásico que tenía la casa pero hacerlo más actual y cómodo.

Saber aprovechar

Se aprovechó el hueco que dejaban las vigas para instalar unas estanterías. La alfombra es de Linie Design.

Blanco sobre blanco

Sobre el aparador con puertas de espejo y motivos geométricos, caja de cristal de Hábitat y lámapra de El Corte Inglés.

Puertas abiertas

Vista de las puertas de acceso al salón-comedor.

Estantería

En la zona del comedor también se aprovechó el hueco bajo una viga para crear una zona de almacenaje abierto.

Comedor

En el comedor, lámpara de techo de Borgia Conti y obra de arte realizada para el proyecto.

Terraza interior

La terraza acristalada se abrió al salón-comedor para crear una zona de estar con banco realizado a medida por el estudio con cojines y colchoneta forradas con telas de Manuel Revert.

Acceso a la cocina

Las puertas de la cocina también son de cristal, logrando más luz en el pasillo y fluidez visual en la distribución.

Mármol parece

En la cocina, encimera Neolith Calacatta y lámpara de Leroy Merlin.

Minicomedor

Se ha instalado una minibarra con dos sillas para comidas informales.

Pasillo

En primer término, banqueta restaurada y retapizada con tela de James Malone y cuadro de Linea Lateral.

Fiel reflejo

En el pasillo, espejo envejecido y botellas azules de El Rastro.

Dormitorio principal

Con papel pintado de Villa Nova y apliques de La Redoutte.

Compañeros de cama

Las mesillas y el cabecero son de El Corte Inglés.

Hecho a medida

A los pies de la cama, frente de armarios a modo de vestidor.

Baño

Con revestimiento de piedra caliza.

Recuperar el pasado

En el segundo dormitorio, cama recuperada perteneciente a la propietaria del piso y sillón de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas