Un piso familiar, moderno y práctico

La reforma de este piso se centró en la creación de una distribución moderna y práctica, con ambientes cómodos para disfrutar en familia.

image
Hearst

Además de encantarles su ubicación, muy cerca del madrileño parque de El Retiro, la vivienda cumplía todos los requisitos que deseaban sus propietarios, una pareja con dos hijos: gozaba de abundante luminosidad y sus 110 m2 se adaptaban perfectamente a sus necesidades.

Como la mayoría de los pisos antiguos del centro de Madrid, tenía una distribución muy compartimentada y nada funcional, pero ofrecía grandes posibilidades. El estudio Santos Miguelena llevó a cabo una reforma integral de la vivienda. El principal objetivo fue conseguir una gran zona común que, además, estuviera comunicada con la cocina. Para ello, se realizó una importante transformación en la distribución de la casa.

El salón, ubicado en la parte más luminosa, se amplió al incorporarle otra habitación. Ahora cuenta con dos grandes ventanales y ambientes diferenciados: estar y comedor. En la estancia contigua a este último se reubicó la cocina, que antes de las obras se encontraba próxima a la entrada; para ganar amplitud, luminosidad y comodidad, se independizó del salón mediante un tabique acristalado que incorpora dos puertas batientes.

Otra decisión importante fue crear un largo pasillo que condujera a los tres dormitorios y dos baños, uno de ellos integrado en la habitación principal. Además, se eliminaron los falchos techos y se renovaron instalaciones y revestimientos. Se optó por el mismo suelo de tarima de roble para toda la vivienda y las paredes se pintaron de blanco, si bien en la cocina y los baños, este color —elegido para los frentes y el mobiliario— se alternó con pavimentos de gres porcelánico que aportan el contrapunto cromático. A la hora de decorar la vivienda, el estudio Santos Miguelena se propuso crear ambientes acogedores, donde el sentido práctico estuviera siempre presente.

Muebles de distintos materiales —madera, fibra, hierro y cristal— se combinaron con tapicerías en tonos neutros y con discretas pinceladas de color en detalles y complementos. Entre las piezas del mobiliario destacan los diseños realizados a medida por el estudio para este proyecto, como la librería de DM con iluminación led integrada; la mesa de comedor, de hierro lacado y sobre de parqué de pino recuperado; o el apararador de la zona de estar, realizado con puertas antiguas.

CLAVES DE LA REFORMA

- Se diseñó una nueva distribución para lograr una zona común amplia, con estar, comedor y acceso a la cocina.

- El suelo original se sustituyó por tarima de roble en toda la casa, excepto en baños y cocina, donde se colocó porcelánico. Las paredes se pintaron de blanco.

- Las ventanas antiguas se cambiaron por otras nuevas en color negro, para crear contraste.

- Se renovó la instalación eléctrica y se combinaron diferentes tipos de luz: general, ambiental y puntual, adaptadas siempre al espacio y a las actividades que en él se realizan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
ESENCIALMENTE CÁLIDO

En el salón, los tonos neutros de las tapicerías y las pinceladas turquesas de los complementos van perfectos con los muebles de madera en acabado natural, con nudos y vetas marcadas, que protagonizan el espacio.

Aparador diseñado por el estudio Santos Miguelena. Fotografía, de la galería YellowKorner. Alfombra, de la firma Dash & Albert, en Teklassic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si quieres un comedor desahogado

Si quieres un comedor desahogado o no cuentas con mucho espacio, escoge una mesa de líneas depuradas, visualmente ligera, y no rodees sus cuatro lados con asientos. Con un par de sillas en uno, y un banco enfrente, ganarás sensación de mayor amplitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cómo personalizar el aparador?

Aprovecha su superficie para colocar una fotografía, pintura o ilustración de gran formato y agrupa dos o tres jarrones en un delicado bodegón. Planta y macetas, de Margarita se llama mi amor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
BUENA MEZCLA

En otro de los rincones del salón, piezas en fibra vegetal y una planta de hoja verde se combinaron
con acabados dorados y un gran espejo, sin marco, de aspecto envejecido. Con este acertado mix, se consiguió un ambiente muy actual, que respira eclecticismo.

Espejo envejecido y lámpara de pie, del estudio Santos Miguelena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ESPACIO POLIVALENTE

El salón se diseñó como un espacio multiusos. Además de zona de estar, también es comedor, rincón de trabajo y biblioteca. En una de las paredes se realizó una librería a medida, muy lineal y simétrica, con armarios inferiores. Está lacada en el mismo color que la pared. Librería de DM, diseño
de Santos Miguelena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ARTE EN CASA

Obras contemporáneas se integran en la decoración del salón y atrapan las miradas. Es el caso de esta fotografía de gran formato, que preside un rincón de la zona de estar.

Fotografía, de Joaquín María Crespo Candela. Pufs, de venta en Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
AMBIENTE DESPEJADO

La librería, aunque tiene mucha capacidad de almacenaje, no sobrecarga el salón. Además de tener un diseño simétrico que potencia
la sensación de orden, se tuvo cuidado de no abarrotar las baldas con libros.

Mesa de comedor, diseño de Santos Miguelena. Banco, de Anmoder. Sillas, de Vitra. Mesitas auxiliares, de Thai Natura. Lámparas, de Naluz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crea una composición única

Con jarrones de distintas formas y tamaños. No necesitas muchas flores: unas sencillas plantitas silvestres serán suficiente. Jarrones y coral, de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DE PAR EN PAR

Para independizar la cocina del comedor, se instaló un cerramiento con perfilería de madera lacada
en blanco, cuarterones de cristal y dos puertas abatibles en el centro. Además, esta solución contribuye a dotarla de luz natural, ya que solo cuenta con una ventana pequeña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Consejo de distribución

Siempre que puedas, coloca el comedor lo más cerca posible del acceso a la cocina. Si hay una ventana, procura que la mesa quede centrada visualmente respecto a ésta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
UN TOQUE VINTAGE

Para romper la monotonía del blanco, presente no sólo en los muebles, sino también en la encimera y en el frente de trabajo, el suelo se cubrió con un porcelánico que imita mosaico hidráulico con un delicado estampado floral. Las líneas rectas del mobiliario dan un aire más funcional a la cocina.
Porcelánico Clavet Gris, de venta en Azulejos Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Saca partido al potencial decorativo

Saca partido al potencial decorativode las paredes. Ésta, en el pasillo, se forró con espejo, de suelo a techo, y palillería blanca. Una solución para lograr luz a raudales y sensación de espacio sin complicadas obras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
BIEN RESUELTAS

Una buena distribución de los muebles y soluciones a medida fueron fundamentales para optimizar el espacio en las habitaciones infantiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
BALDAS

Así, se dejó el centro despejado para jugar y estudiar, y se aprovechó un retranqueo de la pared para colocar varias baldas.

Mesa y silla, de Ikea. Taburetes, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PINCELADAS DE REALCE

En el dormitorio principal, el cabecero tapizado en azul aporta color y contraste sobre el fondo blanco de las paredes, buena parte del mobiliario y la ropa de cama, elegido para potenciar la luminosidad.
Cabecero diseñado por el estudio Santos Miguelena. Lámpara, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
TRES EN UNO

En el baño del dormitorio principal, dos muretes de obra a media altura permitieron dividir el espacio en tres zonas: una para la bañera, otra para el inodoro y una tercera para los lavabos. Éstos se encastraron en un mueble a medida con dos gavetas. Para la pared, el estudio de arquitectura Santos Miguelena diseñó un gran espejo con biseles y dos apliques integrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la vivienda

Plano de la vivienda

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas