Un piso tan clásico como moderno

Una reforma integral adaptó esta vivienda de Barcelona a las necesidades de una familia numerosa. Los muebles antiguos se mezclan con diseño actual y con el arte de la propietaria.

El estudio EspaiRoux ha logrado que el pasado y el presente convivan en un piso situado en el Eixample barcelonés. Ellos, al igual que sus propietarios, se habían enamorado de los elementos tradicionales de las viviendas que se levantaron en esta zona a principios del siglo XX, como los techos altos, los suelos hidráulicos o la galería acristalada, pero la distribución no se adaptaba a las necesidades de la familia numerosa que ahora vi de techo a suelo que permiten dividir o fusionar estancias al antojo de los residentes. Pero esta revolución se hizo con mimo, recuperando elementos originales y respetando el aire señorial del piso.

La decoración también es fruto del respeto por el pasado y de su combinación con el presente. Algunos de los muebles que campan en esta residencia ya eran de los propietarios. Los interioristas los retapizaron conversando el estilo clásico y les buscaron su contrapunto con diseños actuales y aderezaron la combinación con obras de arte de la propietaria, logrando una mezcla tan tradicional como actual que resulta atemporal, cálida y, sobre todo, muy funcional.

www.espairoux.com

Te puede interesar:

- Una vivienda familiar blanca y acogedora

Un piso parisino de estilo clásico

Un piso entre clásico y actual

Un piso familiar para entrar a vivir

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Clásico y moderno

El estudio EspaiRoux ha mezclado piezas del pasado con diseños actuales, logrando una combinación de contrastes perfecta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón-comedor

Los sofás de estilo clásico pertenecían a la familia que vive en este piso. El estudio los retapizó y los mezcló con piezas más actuales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Familia numerosa

Los propietarios son una familia con tres hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Superficie

El piso tienen 187 m2, cuatro dormitorios y dos baños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Galería

El piso contaba con una de las tradicionales galerías de las viviendas de principios del siglo XX del Eixample. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nueva carpintería

Los arquitectos conservaron este espacio pero cambiaron las ventanas para que fueran más eficientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puertas abiertas

El cerramiento puede abrirse por completo, transformándo la galería en una terraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trabajo y placer

La galería se emplea como una zona de estudio y de estar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nada por aquí

Las nuevas divisiones se hicieron con puertas de techo a suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina por acá

De esta forma aparecen y desaparecen a voluntad de los propietarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina

De estilo minimalista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Materia gris

Se combinó una encimera blanca con armarios grises.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A medida

Frente de armarios de techo a suelo para conseguir aprovechar al máximo el espacio. El suelo es un gres porcelánico con efecto piedra natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comer en la cocina

Se ha creado una zona de office en la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de lavado

Vista de los armarios del cuerto de lavado y plancha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasillo

Se recuperó el suelo original.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
División visual

El suelo hidráulico hace las veces de alfombra y divide el pasillo para reducir la sensación de estrechez. El resto de suelos son de robloe blanqueado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su vivo retrato

El dormitorio principal se ha decorado con cuadros pintados por la propietaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En suite

El dormitorio tiene un baño en suite.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo oculto

Gracias a la puerta corredera, el acceso al baño puede quedar totalmente oculto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toque clásico
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A sus pies

Frente de armarios a medida para los pies de la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño en suite
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Efecto natural

Se empleó el mismo suelo de la cocina, con acabado similar a la piedra natural, para el baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nada que ocultar

La ducha se cerró con una mampara de cristal transparente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil

Para dos de los hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estudio

Se diseñaron muebles a medida para aprovechar el espacio y crear una zona de descanso con dos camas y una de estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segundo dormitorio infantil

Con muebles también diseñados a medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segundo baño
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes y después

El plano antes y después de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas