¡Una reforma 10! Este piso ganó luz y metros

Una distribución reinventada y un mobiliario a estrenar hicieron posible que este piso, antes compartimentado y sombrío, ganara metros y luz casi por arte de magia.

Deshabitado durante más de 20 años, este piso ubicado en Madrid presentaba un aspecto deteriorado, una distribución caótica y unos acabados obsoletos que obligaban a llevar a cabo una rehabilitación en profundidad. A pesar de todos sus inconvenientes, a priori la planta tenía un enorme potencial de luz que encandiló tanto a sus nuevos propietarios como a Tandem74Studio, la empresa integral de reforma y decoración que llevó a cabo el proyecto de renovación. Sus creadoras, Ingrid Pacilly y Laure Chadapaux, escucharon atentamente las necesidades de los dueños antes de lograr convertir este piso desorganizado y sombrío en una vivienda diáfana y moderna. Lo primero que hicieron fue redistribuir sus 72 m2, tirar tabiques donde hizo falta, para transformar sus cuatro pequeños dormitorios (algunos sin ventanas) en dos más amplios, y añadir un nuevo baño al único que había en la casa original.

El salón y dos dormitorios fueron las únicas estancias que no variaron de lugar. La cocina, cerrada y ubicada en un principio en la entrada, se trasladó a la nueva zona de estar (donde antes había un dormitorio) y, ahora abierta, comparte espacio con el salón y el comedor ubicado entre ambos. Los metros de la antigua cocina se invirtieron en uno de los dormitorios, ahora más grande, y con un baño antes inexistente. El dormitorio principal, dispuesto junto al salón, amplió también sus dimensiones gracias al otro cuarto, y ahora cuenta con un vestidor y un baño que, aunque ya existía, se integró como deseaban sus dueños.

Las interioristas de Tandem74Studio  decidieron pintar la casa en un tono neutro, cambiar el suelo original de terrazo por un parqué multicapa de roble natural y conservar algunos elementos estructurales, ya que su estado era óptimo y aportaban un plus a la decoración; como los techos altos, las molduras y los radiadores. Incluso, optaron por reutilizar alguna pieza de mobiliario, como las sillas del comedor.

El resto de los muebles se adquirieron en mercadillos físicos y on line, en tiendas de decoración y anticuarios, lo que permite a la nueva casa exhibir una mezcla de estilos muy interesante. En ella, lo vintage se mezcla con lo industrial y con piezas de diseño exquisitamente elegidas. El almacenamiento se solucionó con armarios empotrados en la entrada, en el salón y en los dormitorios. Estos últimos respiran un estilo zen con textiles de terciopelo, algodón y seda en tonos relajantes. El resultado es una vivienda diáfana y luminosa, que refleja un modo de vida slow muy afín a sus propietarios.

¿Te ha gustado esta casa? Te contamos como copiar el estilo: Mix de estilos. Recréalo en 15 piezas

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estar

Rescatar lo útil
Recuperar muebles o indagar en tiendas de segunda mano resulta interesante a la hora de dar personalidad al hogar. Prueba de ello son las sillas del comedor vintage que, al estar bien conservadas, quedaron como nuevas con solo retapizarlas.   

Área de relax
A continuación del comedor, y próxima al balcón, se dispuso la zona de estar, con un sofá, una ligera mesita de centro y, cerrando este espacio, dos butacas de diseño. Un ambiente confortable, que invita a la reunión y a la charla.

Fusionar lo práctico y lo decorativo
El estilo retro que preside el comedor convive en perfecta armonía con otras piezas de factura más actual, como la mesita de centro con patas metálicas o los originales y elegantes sillones semicirculares de los años 60, realizados con varillas de acero y asiento y respaldo en terciopelo, todo un icono del diseño contemporáneo.

Butacas Arm Chair, de Warren Platner, de venta en www.knoll.com 

Captar la luz
Elegir una base neutra y atemporal, como el gris claro, es esencial para aprovechar la luz natural y ampliar el espacio. Para animar el ambiente, nada como jugar con tonos fuertes en textiles y complementos. Jarrones y cesta, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sofá

Sobre el sofá, dos sencillas láminas, de motivos abstractos y enmarcadas en madera, visten la pared sin estridencias. En espacios reducidos, como es este salón, conviene colgar los cuadros en vertical y a la misma altura para crear la sensación de techo alto.

Jugar al contraste
Sobre el sofá de tres plazas tapizado en gris se han dispuesto varios cojines de tamaños y materiales diferentes con un nexo común: sus tonos vivos. Con este juego cromático conseguirás dinamizar cualquier espacio. Sofá, de la firma Maisons du Monde. Cojines, de venta en Guáimaro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decorar con flores

Plantas protegidas bajo fanales, delicadas flores en jarrones de cerámica o láminas que evocan paisajes naturales, el toque eco anima todos los rincones de la casa. Aquí están presentes en la mesa del comedor, en el mueble bajo y en la pared. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recrear ambientes chic

¿Te acuerdas de aquellas mesas velador que presidían los antiguos cafés? Son ideales para darle al comedor un nostálgico aire vintage. ¡Qué grandes conversaciones se intuyen en torno a ella! Mesa tipo bistró francés con estructura de metal y sobre de mármol, adquirida en es.wallapop.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Open space

Junto al comedor se dispuso la cocina abierta, de esta forma se puede cocinar e interactuar a la vez con los invitados. Una isla, con fregadero y lavavajillas, separa los ambientes y hace de superficie de trabajo. Encimera, de la firma Neolith.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de cocción

Amueblada en blanco, la zona de cocción ocupa todo un frente y está flanqueada entre el frigorífico panelado a la izquierda y el microondas, a la derecha. Bajo la vitrocerámica se dispuso el horno y
sobre ella, la campana queda oculta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Organizar el menaje

A ambos lados del extractor de humos, dos armarios sirven de almacenaje extra, ya que el grueso del menaje se guarda en la parte trasera de la isla, dotada de amplios cajones. Los muebles superiores se han elegido sin tiradores para dar uniformidad a la zona.

Desayunar en la barra
En el lado exterior de la isla se han dispuesto unos taburetes de estilo industrial que la convierten en una práctica barra de desayunos. El suelo de roble natural es el nuevo pavimento que cubre toda la casa. Taburetes Tolix, en www.amazon.es

En hilera
Las distintas áreas de la cocina cuentan con su propia iluminación puntual: focos led instalados en la zona de cocción y un trío de lámparas tubulares suspendidas sobre la superficie de trabajo. Una fila de apliques con bombillas alumbra el pasillo que lleva al dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toque fresh

Una composición de mini cuadros viste la pared del pasillo. Se han elegido de un mismo tema, la naturaleza, para darle a esta zona de paso un aire de frescura. Bajo ellos, un radiador recuperado pintado en tonos claros, como paredes y puertas, se integra sin desentonar en este espacio.

Recibir con encanto
A la entrada de la casa se dispuso un sencillo recibidor formado por una consola alta de madera maciza. Sobre ella, un espejo redondo, enmarcado a juego con el mueble, y un taburete descalzador tapizado en terciopelo azul que, cuando no se utiliza, se introduce bajo la consola para no entorpecer el acceso al dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Descansar mejor

La habitación de los niños se ha dispuesto con dos camas de 90 cm sin cabeceros y separadas por una mesita auxiliar que hace de mesilla. Tanto la ropa de cama como los cojines se eligieron en tonos azules y amarillos muy suaves, que facilitan el descanso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Compartir escritorio

Frente a las camas se colocó un armario empotrado con las puertas en blanco que cubre gran parte de la pared. A continuación, se aprovechó el espacio que quedaba libre hasta
la pared para encajar un tablero grueso a modo de escritorio, donde realizar las tareas. La silla blanca y un espejo rectangular lo completan. Silla Eames, en Vitra. Lámpara flexo y complementos, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tener a mano lo básico

En el dormitorio se ha integrado un cuarto de baño completo. En la zona del lavabo se ha dispuesto una pequeña repisa para colocar los cosméticos y las toallitas dentro de cestas, además de un jarroncito en color celeste en el que siempre hay flores frescas. Jarrón, de venta en Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Relajarse al máximo

Una puerta en el salón da acceso al dormitorio principal, equipado con una cama de matrimonio sobre la que descansan múltiples cojines, a modo de cabecero. Sobre ellos, en la pared, una fotografía enmarcada de un paisaje de costa relaja el ambiente. Cuadro de Slim Aarons, en Yellow Korner. Colcha, cojines y bandeja, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Parqué en roble natural

El suelo de terrazo original se sustituyó por parqué en roble natural, que aporta calidez y uniformidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesita auxiliar

A ambos lados de la cama se dispusieron unas mesitas auxiliares metálicas que aligeran el mobiliario. Este se completa con una cómoda butaca de lectura, tapizada en terciopelo azul, una alfombra con motivos geométricos del mismo color, y una cesta de fibra donde depositar
mantas y libros. Manta y alfombra, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Disfrutar de una buena ducha

Como este cuarto de baño quedaba bastante alejado de la bajada general, hubo que instalar un modelo de inodoro Sanitrit con cisterna. A continuación, en el rincón junto a la ventana se dispuso la ducha alicatada en mármol, con cerramiento acristalado de media mampara y grifería minimalista con soporte de pared. Sanitrit, de www.sfa.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jugar al claroscuro

Una mesa blanca con toalleros a los lados acoge el lavabo sobre encimera y contenedores para los productos de aseo. Esta zona de la pared se ha pintado de gris, lo que aporta una sensación visual de profundidad. En ella se ha fijado un espejo redondo y dos apliques negros a ambos lados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la vivienda

Distribución de la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas