La reforma 10: Un piso con espacios diáfanos y luminosos

Aprovechar todo el potencial de una vivienda exige eliminar tabiques y, a veces, también puertas, como en este luminoso piso reformado, que reivindica su look nórdico desde la entrada.

Situado en el barrio del Born barcelonés, este piso de 90 m2 necesitaba urgentemente un lavado de cara y una mejor distribución. Dara Díaz, responsable del Estudio de Interiorismo y Home Staging Nice Home Barcelona, se encargó del proyecto.

Nada más verlo, supo que esa vivienda de techos altos y vigas vistas era un diamante en bruto al que solo era necesario pulir para convertirlo en un apartamento cool, acorde con el barrio de moda en el que se encuentra. Presentó a los dueños varias propuestas de distribución hasta convenir la definitiva: a la derecha del recibidor, la cocina, un baño completo y un aseo y, a la izquierda, el salón comedor y dos dormitorios.

La reforma consistió en eliminar puertas innecesarias en zonas de paso y crear otras sin restarle metros al piso, dotar al salón de un comedor de invitados y renovar la cocina por completo para integrar los electrodomésticos y ampliarla con un office. El antiguo lavadero, junto a la cocina, se convirtió en un pequeño y coqueto aseo. También se mejoró toda la instalación eléctrica y se crearon nuevos puntos de luz. En cuanto al mobiliario, se optó por un estilo nórdico con guiños vintage y algún toque industrial mezclando muebles low cost con icónicas piezas de diseño. El diamante, ya pulido, muestra ahora su mejor cara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grandes ventanales

A la izquierda del vestíbulo se dispuso el salón, que presume de luminoso gracias al amplio balcón con el que cuenta. A la derecha se creó una puerta, antes inexistente, por la que se accede al dormitorio principal. El cerramiento le proporciona una privacidad de la que antes carecía. Cortinas de lino blanco, de Ikea.

En clave natural
El salón se amuebló de forma sencilla y acogedora con un sofá, una mesa de centro y una butaca. En ellos predominan la mezcla de materiales (ratán, algodón, lino, terciopelo) y las tonalidades crudas, tierras y ocres. Sofá, mesa baja, sillón y alfombra, de Ikea. La mesita auxiliar redonda es de Deko Palace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un guiño industrial

Este espejo, con su diseño en cuadrícula, es tendencia y aporta relieve al salón. Fijado a la pared, sobre el sofá, agranda la estancia con discreción. Espejo efecto ventana, de venta en la tienda on line www.ladiesandgentleman.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor nórdico

El salón comedor, sin puerta de acceso, se pintó de gris como el resto de la casa. Frente al sofá, se dispuso un mueble bajo en blanco y, al fondo, el comedor con una mesa redonda e icónicas sillas de diseño. Mueble de TV, aparador y espejo redondo, de Maisons du Monde. Mesa y sillas Wishbone, de www.vackart.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina, a estrenar

Se mantuvo en el lugar original, pero se logró ampliarla gracias a una nueva disposición de los módulos y el espacio. Unas baldosas hidráulicas en el frente de cocción le dan un atractivo aire vintage.
Reloj y cuadro, de Maisons du Monde.

Un práctico office
Frente al balcón, se dispuso un comedor de diario decorado en la misma línea que el otro: mesa redonda y sillas de diseño, aunque de estilo industrial. Mesa y sillas, de Vackart. Lámpara de techo, de Ikea.

Pavimento
Al igual que las vigas del techo, el estado del suelo de madera era óptimo, por lo que se decidió conservarlo. Tan solo se cambiaron los antiguos zócalos de madera por unos de mayor altura, pintados en blanco, que mejoran visualmente el conjunto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espejos verticales en el vestíbulo

Tu vestíbulo parecerá más espacioso si en lugar de llenarlo de muebles, colocas espejos verticales que den sensación de amplitud. Un perchero en la pared, para dejar los abrigos al llegar, y un mueble estrecho harán de este espacio un lugar desahogado.

Lámpara decorativa
En el vestíbulo se creó un rincón más cálido con una lámpara de techo artesanal y una alfombra redonda de tejidos naturales. Dos vanos sin puerta dan paso al salón y a un dormitorio. Lámpara de bambú trenzado Sinnerlig, de Ikea (59 €) y alfombra de yute Ural, de Calma House (70 €).

En poco espacio, almacenaje óptimo
Entre un espejo vertical y el perchero, se ubicó un mueble alto y estrecho con varios cajones para guardar sin restarle metros al vestíbulo. Se decoró con un espejo, un arreglo floral y unas velas perfumadas. Cajonera (149 €) y espejo de cuerpo entero (99 €); ambos de la colección Hemnes, de Ikea. Portavelas, de Deko Palace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aire mediterráneo

Para el segundo dormitorio se eligieron dos camas similares unidas y un par de mesillas con flexos que le dan un aspecto más juvenil. La ropa de cama en azul aporta un toque marinero. Mesillas de noche y flexos, de la firma Maisons du Monde. Ropa de cama blanca, de Ikea. Colchas azules, de venta en Calma House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabeceros

Son un plus decorativo en los dormitorios y se convierten en punto focal. Éste es de fibra, y el del segundo dormitorio -en la página siguiente- es de listones de madera con un acabado envejecido, que le da un atractivo toque shabby. Los dos cabeceros son de la firma Maisons du Monde.

En tonos crudos
El dormitorio principal, junto al salón, se proyectó como un lugar de descanso perfecto, con textiles y mobiliario en tonalidades suaves. Se equipó con una cama de matrimonio, una mesilla a cada lado y un sencillo escritorio/tocador. Mesillas de noche y lámparas, de Maisons du Monde. Escritorio, de Ikea. Cojines y colcha de rayas, de venta en Calma House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño, en acabado bicolor

En el baño principal, las vigas se pintaron de un gris más oscuro para resaltar el techo industrial y las paredes se alicataron de mármol. Junto al mueble blanco del lavabo, se dispuso la ducha con cerramiento de cristal. Apliques, de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la vivienda

Plano de la vivienda

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas