Antes y después: de piso claustrofóbico a estudio abierto

Aunque viendo las imágenes cueste mucho creerlo, te aseguramos que es el mismo piso de antes y que solo mide 40m2. Palabra.

image

Antes de la reforma, el gran atractivo de este piso era su terraza, con vistas a la catedral del Buen Pastor de San Sebastián. Su interior era tan agobiante que lo que más apetecía era salir a tomar el aire a su terraza. En sus 40 metros cuadrados se habían encajado a duras penas un minibaño (de tan solo 1 metros cuadrado), una cocina, un salón, un dormitorio en el que solo entraba una cama y un pasillo. Todo independiente y agobiante. Pero tras pasar por las manos de Proyectos Living, su aspecto cambió radicalmente. El estudio hizo tabula rasa, eliminando tabiques separadores y redibujando su planta con un concepto más abierto y funcional, para convertirlo en un piso de alquiler vacacional. La cocina pasó a compartir espacio con el salón-comedor y, en un altillo, oculto tras unas puertas correderas, un dormitorio más amplio que el anterior bajo el que se encuentra un espacio de almacenaje perfecto para este tipo de vivienda. El baño se amplió al dividirlo en dos: en una parte el lavabo y la ducha y, justo enfrente, el inodoro y la lavadora.

En la decoración, predominan el color blanco y el acabado natural de la madera, el estilo nórdico y las líneas amables. El sofá, de un tono más oscuro y de terciopelo, pone el toque cálido y delimita, sin perder el concepto abierto, la zona del salón. Los accesorios en verde y amarillo y con motivos vegetales, como jarrones, cojines o flores, aportan dinamismo. Un resultado tan acogedor y cómodo que ahora hace más difícil tomar la decisión de salir a comer a la terraza o quedarse en el interior.

www.proyectosliving.com
www.alwayseasyrental.com

Te puede interesar:

- Reforma low cost: el antes y el después de un ático con vistas

- Antes y después: de apartamento deprimente a estudio ideal

- Un miniestudio perfectamente aprovechado y ordenado

- Un apartamento con mucho diseño en 25m2

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segunda oportunidad

Este ático de 40 metros cuadrados de San Sebastián ha vuelto a la vida gracias al estudio Proyectos Living.

Todo en uno

Se eliminaron los tabiques para crear un espacio compartido y abrir el interior, antes muy agobiante.

Compartir es vivir

El salón, el comedor y la cocina comparten el mismo espacio.

Cocina minimalista

En blanco, gris y con líneas sencillas, combina a la perfección con el salón-comedor.

Gran capacidad

Al ser un piso de alquiler vacacional, era esencial crear espacio de almacenaje. Se logró instalando un armario bajo el dormitorio en altillo.

Metales ligeros

Una escalera de metal y madera conduce al dormitorio.

Ajustes de privacidad

El dormitorio puede aislarse o abrirse gracias a unas puertas correderas de madera.

Hágase la luz

Se consiguió una iluminación íntima y aprovechar al máximo el espacio gracias a un cabecero de madera con luces LED.

Baño

El anterior baño tenía tan solo 1metro cuadrado. Para ampliarlo, se dividió en dos espacios enfrentados. Uno de ellos (en la imagen) aloja el lavabo y la ducha.

Zona de lavado

La otra parte contiene el inodoro y la lavadora.

Vistas

Desde su terraza puede verse el centro de San Sebastián.

Buena sombra le cobija

Un toldo permite comer fuera hasta en los días más calurosos.

Forma de ele

La terraza da la vuelta a la vivienda.

Descanso

Zona de relax en el exterior.

A cuerpo de rey
Antes

Agobiante, oscuro y poco práctico.

Salón antes
Paredes antes
Pasillo antes
Dormitorio antes
Cocina antes
Armarios de la cocina antes

Vivieron tiempos mejores...

Techo antes
Baño antes

Todo encajado en tan solo un metro cuadrado.

Patio interior
Plano antes
Plano después
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas