Un piso con vistas a la Sagrada Familia

En esta casa reformada los espacios abiertos -y un comedor exterior acristalado- permiten a sus habitantes disfrutar de una panorámica increíble de la Ciudad Condal.

Contemplar desde tu ventana una de las catedrales más icónicas y espectaculares del mundo es todo un privilegio del que este piso de 86 metros cuadrados situado en el Eixample derecho de Barcelona puede presumir.

La familia propietaria, conformada una joven pareja con un niño pequeño, sabía el diamante que tenía en bruto y decidió ponerlo en manos del estudio de interiorismo Egue y Seta para que lo pulieran y le sacaran el máximo partido, adaptándolo a sus gustos y necesidades y haciéndolo más acogedor y cómodo para su rutina diaria. Para la zona de día, el dúo ha concebido un espacio abierto y compartido por el salón y la cocina, en el que cada uno mantiene su independencia visualmente gracias al uso de dos suelos distintos, azulejos hexagonales y madera, que transitan gradualmente. El comedor se ha situado en un cubo de cristal a diferente nivel, con acceso directo a la gran terraza con barbacoa desde la que se domina toda la ciudad.

En la decoración, según nos confiesa el estudio, predominan dos estilos: el mediterráneo y el nórdico. Muebles de inspiración danesa conviven con piezas realizadas con fibras naturales provenientes de Maisons du Monde, Habitat y Zara Home, que se aderezan y maridan con sabios toques de color, como el turquesa y el mostaza; y algún guiño de humor con el arte, entre los que destacan los collages surrealistas, las láminas tropicales y una gran y colorida Iris Apfel, cuya mirada tras sus grandes gafas de pasta preside el salón.

www.egueyseta.com
Fotos: VICUGO FOTO www.vicugo.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Compartir es vivir

El estudio de Egue y Seta firma la reforma de este piso en Barcelona, para el que han concebido una gran área de día compartida por el salón, la cocina y el comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor express

En la cocina, los armarios se distribuyeron de forma paralela, con una pequeña zona de comedor con taburetes en uno de los extremos de la isla. Sobre la encimera, pimentero rojo Cayenne y cesto de hierro Berry de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo al blanco

Los armarios de la cocina se eligieron en blanco, con las encimeras en madera, integrándose a la perfección al resto del espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La transición

Los azulejos hexagonales de Azul Acocsa que cubren el suelo y las paredes de la cocina transitan gradualmente hacia el salón con el suelo de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amplitud de miras

La cocina vista desde el salón. En primer término, mesa de centro Twist de Maisons du Monde y accesorios de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toque vegetal

Los interioristas han creado un rincón vegetal junto a la cocina, una de sus señas de identidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tener ojo

Preside el salón una lámina a todo color del icono de la moda e interiorista Iris Apfel. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toques turquesa

 La alfombra es el modelo Pastel Geomet de Benuta y el puf es el Boreal de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comer fuera

Al fondo, el cubo de cristal que contiene el comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Luz cenital

Las lámparas del comedor son de la firma Lucide.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor de exterior-interior

La terraza acristalada permite comer disfrutando de las vistas todos los días del año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Combinación cromática

En torno a la mesa de comedor, sillas Tradition de Maisons du Monde en distintos colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dinamarca y Brasil

El aparador, de líneas nórdicas y colores tropicales, es el Janeiro de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sagradas vistas

Desde el comedor puede verse la Sagrada Familia. Sobre el aparador, lámpara con pie de madera y pantalla de papel blanco de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vida exterior

El comedor da servicio tanto al interior de la casa como a la terraza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La barbacoa

La terraza cuenta con zona de estar y una barbacoa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A pie de obra

Los asientos de la terraza se han hecho con palés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De dos en dos

Mesitas de centro de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo al azul

Floreros de lozade Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitación principal

Decorada con una base blanca y detalles coloridos, como el tejido que hace las veces de cabecero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A todas luces

Las mesillas de noche son de Zara Home, al igual que los accesorios. Las lámparas son el modelo Marlowe, con base de latón, y el Pez, en amarillo, ambas de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

Bajo el espejo redondo colgado con una cuerda, mueble de lavabo hecho a medida por Fulanitu i menganita Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Turquesa y mostaza

Los colores elegidos para el dormitorio infantil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Indios y vaqueros

Todas las piezas de decoración son de la colección de MILK para Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano

El piso de 86 metros cuadrados tras la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas