Una casa llena de contrastes

En su hogar de la periferia madrileña, la decoradora Mercedes Arce ha mezclado diseño actual con antigüedades, blanco con negro y naturaleza con vida urbana.

"Cuando encontré esta casa, me enamoré de su luz y sus vistas. Me encanta la ciudad, soy muy urbana, pero necesito a mi alrededor naturaleza y aquí tengo las dos cosas". Con estas palabras describe la decoradora Mercedes Arce el flechazo que sintió por esta casa unifamiliar de 180 metros cuadrados situada en la localidad madrileña de Majadahonda. Realizó algunos cambios para adaptarla a los gustos y necesidades de ella y su familia. "Quería una casa con fuerza, alegría y buena energía, que, con solo entrar en ella, te sientas bien", afirma. Los suelos de madera sirven para dar calidez y "son un guiño a la naturaleza exterior", y empleó el blanco con profusión en todas las estancias, para lograr una mayor sensación de amplitud y luminosidad, que amenizó con pinceladas de colores más vivos.

En su interior, Mercedes ha mezclado piezas que ya traía con ella de otras casas y diseño de nuevo cuño. "Quería conservar mobiliario antiguo y heredado que tenía pero, a la vez, conseguir una casa con aire moderno. Cuando empecé a diseñarla, intenté transmitir en ella lo que hay dentro de mi y mostrar cómo me gustan los contrastes: la noche y el día, la luna y el sol, la playa y la ciudad…", explica. ¿El resultado? "Un espacio ecléctico y equilibrado", concluye la decoradora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón en blanco y negro

Sofá en piel de Brianform comprado en Zero, lámpara de Tiffany en el rincón, cojines son de Zara Home, puf fue adquirido en Ambar y accesorios decorativos de Becara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toque vegetal

Sobre el sofá, cuadro de A Loja do Gato Preto. LAs flores son de Sía y las plantas de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasado presente

El mueble del comedor es "una pieza del siglo XIX lacada en blanco para hacerla más ligera. Preside el salón y sirve para separar la zona de estar del comedor", explica Mercedes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El saber ocupa lugar

Detalle de la estantería "en la que se mezclan la calidez de la madera con el frío y sobrio mármol".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo al negro

En el comedor, sillas antiguas, alfombra de Zara Home y mesa de Namasté.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle de la mesa

Con orquídeas de Sía y candelabros de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fiel reflejo

Una combinación de tres espejos de Zara Home y A Loja do Gato Preto en un rincón del comedor. "He mezclado formas y materiales: redondos y rectangulares, estilo barroco al lado de las plumas de avestruz".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La terraza del salón

Con sofás y sillón de Deslan y mesas de Green Design. Las flores son de Sía y el cuadro del mar es un óleo del pintor asturiano José Cuadra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su rincón

"Mi zona favorita de la casa en invierno y verano. Con doble altura, pizarra y unas vistas impresionantes de un mar verde de árboles que se acaba junto al cielo", confiesa la decoradora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina

En gris, blanco, negro y rojo. La mesa es de Ikea y los taburetes de A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chica aplicada

"Quise aprovechar este espacio para crear una zona de trabajo. La mesa y la silla son de Multisilla y el reposapiés de Zara Home".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio

Los cojines y funda nórdica son de Zara Home, las lámparas de Habitat y el cuadro de Maison du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de lectura.

Butacade estilo isabelino, cuadro del Sacré Coeur, adquirido en Montmartre, y cortinas de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

Cubierto en pizarra. Toallas y detalles de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitación infantil

Con cama-nido de Garabatos y cojines y colcha de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Banco restaurado

Mercedes pintó el banco de blanco para integrarlo en la habitación. La alfombra es de Marruecos y los cojines de Zara home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estudio

Con un cuadro con vistas a la ría de Villaviciosa, en Asturias, "un paisaje que me tiene enamorada", confiesa la propietaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diseño nórdico

El mobiliario es de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Otra zona de estudio

Con lámpara de Hábitat, mesa de Ikea y sillas de El Globo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo al blanco

Detalle del escritorio de Ikea en otra de las habitaciones. La silla la compró en El globo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piensa en verde

"Esta zona fue creada para que los niños tuviesen su espacio exterior", afirma Mercedes. El mobiliario es de Ikea y los detalles decorativos, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas