Un piso con madera de clásico

Quiet Studios firma la reforma compelta de esta vivienda madrileña en la que el roble fue la clave del éxito.

Dicen que tocar madera trae buena suerte. En el piso que visitamos hoy, trajo luz y calidez, dos elementos que, en ocasiones, son difíciles de combinar en interiorismo. Los encargados de reformar este ático de 120 metros cuadrados situado en en madrileño Barrio de Salamanca han sido las integrantes de Quiet Studios. "La casa había permanecido intecta desde los años 50 y estaba dividida en muchos pasillos y en habitaciones muy pequeñas", explican Lua y Daniela.

La propietaria, una mujer de negocios soltera, quería tener "espacio, luz, limpieza y almacenamiento y crear el dormitorio de sus sueños y una habitación de invitados para recibir a sus hijas cuando la visiten", afirman. Para lograrlo, derribaron tabiques y abrieron las estancias. La zona más social se condensa en un único espacio, con salón-comedor y cocina, delimitada por una isla. Ambos dormitorios cuentan con sus propios baños y el principal tiene, además un tocador y un pequeño vestidor.

El material protagonista es el roble, de hecho, llamaron al proyecto The Oak Residence (La Residencia de Roble en español). "El material preferido de la propietaria es la madera, pero no quería una oscura", exponen las interioristas. "Elegimos el roble porque consigue reflejar la luz a la vez que da calidez". Con él han cubierto suelos y paredes, algunas de ellas ocultan puertas, armarios o zapateros, "sin pomos, que abren con sistema push para que todo quedase igualmente limpio". Sobre esta base limpia y con carácter, han desplegado pocas piezas, pero muy bien escogidas y con inspiración atemporal, como un taburete de Cassina, muebles de anticuario, creaciones propias o un sofá diseñado por Patricia Urquiola. 

www.quietstudios.com
Fotos: Carlos Luque

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nueva vida

El equipo de Quiet Studios reformó por completo este ático de 120 metros cuadrados en el Barrio de Salamanca, Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No es lo que parece...

En la cocina, abierta al salón-comedor, instalaron un extractor que hace las veces de lámpara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La isla bonita

Una isla de Corian delimita el espacio de la cocina continuando con el concepto abierto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy completa

En la cocina se colocó la zona de cocción y el fregadero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nada por aquí...

Lo que parece una simple pared panelada de madera...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mucho que ocultar

Oculta los electrodomésticos y los cajones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comer en buena compañía

El comedor sirve como transición entre el salón y la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más madera

La mesa de madera oscura contrasta con el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Contrapunto

Las sillas de los Eames aportan el toque de diseño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buen apoyo

Detalle de la mesita auxiliar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ligero velo

En las ventanas se han colocado estores de lino para dar privacidad y dejar que pase la luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de confort

En el salón, sofá y puf diseñado por Patricia Urquiola para Cassina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mezcla

Un sillón de cañas aporta textura al conjunto. La lámpara es el modelo Mantis de DCW.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entrada al dormitorio
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasillo

Con suelo de roble y paredes blancas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A sus pies
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Subirse por las paredes

El roble también cubre la pared de detrás de la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un retoque

"En la habitación principal hicimos a medida un mueble tocador en la ventana para aprovechar la luz natural, también en roble con un lavabo de piedra, grifos antiguos y le añadimos un espejo francés del siglo XIX", explican las interioristas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Material cálido

Detalle del mueble de roble del tocador y taburete Méribel de Cassina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toque dorado

Una discreta lámpara de pie aporta el toque lujoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasillo

El panelado de madera se extiende hacia el pasillo que conduce al baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Potencial oculto

Tras estas medras se esconde un amplio zapatero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño principal
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tocar madera

Aquí también se diseñó un armario de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Beige

Los dos baños se hicieron completamente en microcemento beige.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle del armario
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segundo dormitorio

La propietaria quería una habitación de invitados para cuando sus hijas la visitaran.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Guiño al pasado

Las interioristas eligieron algunas piezas de anticuario para decorar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En suite

El dormitorio de invitados cuenta con un baño en suite.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Luz en el espejo

Vista del baño del dormitorio de invitados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vida exterior

En la terraza de este ático se colocaron algunas jardineras de hierro antiguas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plantar un árbol

"La cliente deseaba tener un arce y compramos una antigua ánfora griega para plantarlo", explican desde Quiet Studios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Suelo

Se cubrió con una tarima flotante de teca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terraza con vistas
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas