Una buhardilla parisina de 15m2 con todo incluido

Diseñar todo a medida logró aprovechar al máximo el poco espacio de este estudio y hacerlo flexible. Un único espacio con múltiples funciones.

image

Un sencillo gesto consigue transformar por completo esta minibuhardilla situada en el noveno distrito de París. Solamente deslizando una estructura o desplegando una tabla, el mismo espacio se convierte en salón, comedor o dormitorio por obra y gracia de los diseños a medida en madera del estudio Batiik. Elevar unos centímetros la cocina permitió colocar bajo ella un colchón que puede extraerse por completo para utilizarlo como cama o hasta la mitas para crear un sofá. Cuando está oculto, con solo desplegar dos soportes y una tabla, tenemos un comedor para cuatro personas. Pero los diseños a medida no solo han servido para dar flexibilidad a este piso, también para aprovecharlo al máximo gracias al almacenaje que ocupa la parte más baja de la pendiente del techo, a un armario esquinero que sirve como vestidor, a un escritorio que convierte un rincón en una zona de trabajo y a una pequeña balda que hace las veces de aparador de entrada.

En el espacio común predomina el blanco y el tono de la madera clara, dando luminosidad. Algunas de las piezas de mobiliario se han perforado para darles ligereza, permitir que la luz campe a sus anchas y descargar visualmente el espacio. Un tono azul noche delimita el único espacio cerrado de la casa, el cuarto de baño, para dar el efecto de intimidad. Un ejemplo perfecto de lo que los milagros que los diseños a medida y una buena elección de colores pueden hacer en un espacio mínimo.

via GIPHY

Fotos: Bertrand Fompeyrine
www.batiik.fr

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón

Los 15 metros cuadrados de esta buhardilla parisina se han aprovechado al máximo gracias a una reforma del estudio Batiik.

Dormitorio

Una estructura oculta bajo la cocina permite desplegar un colchón.

Blanco y luz

Para hacer los espacios más amplios y luminosos, el estudio optó por muebles en blanco y en madera clara y los perforó para dejar pasar la luz.

En pendiente

Los muebles a medida también permitieron aprovechar la pendiente de la buhardilla.

Paso de luz

Se buscó potenciar al máximo la luz de las tres ventanas.

Poner la mesa

El separador entre el dormitorio-salón y la cocina se convierte en una barra de comedor para cuatro personas.

Visto y no visto

Dos soportes y una balda plegable componen esta barra.

Mesa para cuatro

Dos taburetes altos y dos bajos terminan de completar el comedor.

Detalle del comedor
Entre algodones

El espacio dispuesto como un salón.

Saber aprovechar

Detalle de los armarios de la cocina encajados en el poco espacio disponible.

Vestidor

Un armario de techo a suelo saca el máximo partido a una esquina y una barra adaptada a la pendiente hace las veces de aparador de entrada.

Zona de trabajo

Un escritorio a medida ha creado una zona de estudio en un rincón de la vivienda.

Azul noche

Es el tono elegido para pintar la caja que oculta el baño. La mesa baja que distribuye el espacio también es de este color para servir como transición.

Vista del baño
Baño a medida

Los diseños aquí también se adaptan a la irregularidad de las paredes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas